cash

Domingo, 13 de agosto de 2006

UN GRUPO DE BANQUEROS CUESTIONAN LA POLITICA DEL BANCO CENTRAL

Batalla en la city

La decisión del BC de subir encajes generó la reacción del sistema porque afecta su rentabilidad. Desde la entidad monetaria sostienen que existen excedentes para dar créditos sin subir tasas.

 Por Claudio Zlotnik

Las peleas entre banqueros con el Banco Central no son novedad. La historia reciente reúne varios antecedentes. Son recordadas las denuncias cruzadas entre Pedro Pou y Rubén Beraja por la crisis y posterior caída del Banco Mayo, hace ocho años. Ricardo Gutiérrez, desde el Provincia, también solía criticar con dureza a Pou. En la lista también figuran las suspicacias que había despertado entre las entidades financieras extranjeras la designación de Roque Maccarone en la última etapa de Domingo Cavallo como ministro. Si bien el ex hombre fuerte del Río era de confianza, los financistas se habían acostumbrado al estrecho vínculo con Pou. Eduardo Escasany, Raúl Moneta y Fernando de Santibañes solían reprochar frente a Carlos Menem la supuesta inacción de Roque Fernández, pero se parecían mucho a las típicas quejas de los golosos que siempre están disconformes. En el fondo estaban encantados con la ortodoxia de Roque. Más cerca, Aldo Pignanelli se sacó chispas con los banqueros mientras era director y la disyuntiva era pesificación versus dolarización. Después, cuando asumió como presidente del BC, sintonizó con los financistas. Ahora volvieron los enfrentamientos a la city: Martín Redrado recibió durísimas críticas de parte de banqueros nacionales. Y desde el Central respondieron.

Jorge Brito, uno de los principales referentes del sistema financiero, apuntó directamente a Redrado. Lo culpó de tomar medidas que van en contra de abaratar los créditos. Desde el BC aseguran que, lejos de ser un “escollo” (calificativo al que recurrió Brito), en el último año se tomaron distintas iniciativas para facilitar el otorgamiento de crédito. Como ocurrió en otros momentos, ahora también la pelea está motivada por el negocio generado por los bancos. Aunque esta vez también tiene ingredientes políticos: Néstor Kirchner quiere una solución para el tema de los alquileres. Los financistas le tiraron la pelota al banquero central denunciando públicamente que las últimas medidas tomadas por el BC (suba de encajes, eliminación de la remuneración de los depósitos bancarios en el BC) tornaban imposible el propósito presidencial.

Desde el Central tiene su propia versión de la historia:

  • En las tres semanas que pasaron desde la aprobación de las nuevas medidas, criticadas por los financistas, el stock de créditos siguió creciendo a un buen ritmo.
  • Los bancos tienen exceso de liquidez. Es una excusa que no quieran bajar las tasas.
  • Prueba de que dar créditos es un buen negocio, los bancos están vendiendo títulos públicos para prestar. En cinco meses se desprendieron de 3500 millones de pesos de Préstamos Garantizados, a lo que se sumaron las ventas de otros papeles.
  • Un banco extranjero, incluso, armó un fideicomiso con bonos de su cartera, por 300 millones de pesos, y lo vendió en el mercado.
  • “El negocio crediticio rinde mucho más que tener bonos en pesos indexados. Las tasas de las líneas para el consumo rondan el 27 por ciento anual. Hay margen para bajar”, aseguran en el BC.
  • Otro dato en el mismo sentido: por primera vez en muchos años, el financiamiento al sector privado es similar a la exposición de los bancos al sector público.

Por primera vez en la era Kirchner, los bancos y el BC quedaron en el centro del debate.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Redrado, presidente del Banco Central, salió al cruce de cuestionamientos sobre la política de tasas de interés.
Imagen: Sandra Cartasso

El buen inversor

  • Petrobras Energía ganó 397 millones de pesos en el segundo trimestre, con ventas netas del período abril-junio que se incrementaron 13,2 por ciento, alcanzando los 2869 millones.
  • En coincidencia con el Día del Niño aparecieron las Heelys, un producto deportivo que combina la acción de caminar y la practicidad de los clásicos patines al mismo tiempo.
  • Molinos obtuvo un beneficio de 11 millones de pesos en el primer semestre, inferior a los 36 millones de similar lapso de 2005. Los resultados fueron afectados por un menor margen operativo en los negocios principales de la compañía: marcas y graneles.
  • El Banco Provincia y Adepa acordaron un convenio de colaboración. El Bapro informará y asesorará sobre sus productos y servicios a los asociados de la Asociación de Entidades Periodísticas a cambio de una difusión de sus líneas de créditos.
  • La Bolsa de Cereales presentó una nueva edición de su Anuario Estadístico. El compendio ofrece cuadros completos con la evolución de precios, cifras de producción y de exportación desde 1996.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.