cash

Domingo, 13 de agosto de 2006

LA INDUSTRIA DE LA MADERA Y LA SOJA

“Saquean las tierras indígenas”

Fiona Watson, responsable de la ONG Survival de apoyo a los pueblos indígenas, alerta por la destrucción de la Amazonia.

 Por J. A. Aunion * (Desde Madrid)

Unos 300 millones de indígenas viven en alrededor de 90 países del mundo. La mitad de ellos, en sociedades tribales que soportan, en muchos casos, “inaceptables niveles de pobreza y enfermedad” y “el desposeimiento, la discriminación y la negación de los derechos humanos básicos”. Así se expresó el secretario general de la ONU, Kofi Annan, en un comunicado con motivo del Día Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo. Fiona Watson es la responsable de campañas de la ONG Survival de apoyo a los pueblos indígenas. Esta filóloga española, francesa y portuguesa, que comprendió cuando era niña lo que era la discriminación en la Sudáfrica del apartheid, ha trabajado durante más de 10 años con pueblos indígenas de todo el mundo, especialmente de la Amazonia brasileña. Su mensaje es claro: la humanidad no se puede permitir la desaparición de parte de sus culturas, las indígenas, y hay maneras de evitar esa extinción.

Una de las principales preocupaciones de Survival son los pueblos aislados, que viven en sus comunidades sin apenas contacto con el mundo exterior.

–Son los pueblos más vulnerables. Sobre todo, por el saqueo y la invasión que se está produciendo en la Amazonia, donde viven unos 50 de los 70 grupos que quedan en el mundo.

¿Qué está ocurriendo allí?

–La Agencia Gubernamental brasileña de Asuntos Indígenas está investigando la desaparición de los pueblos del entorno del río Pardo, en el estado de Mato Grosso. Toda esta área está siendo invadida por compañías madereras, los llamados “usurpadores de tierras”. Se sabe que los indígenas están huyendo, se han encontrado casas comunales en las que han abandonado todo. Si dejan sus pertenencias, su comida, es que realmente tienen mucho miedo. Un piloto que ha llevando a la zona a buscadores de diamantes ha hablado de masacres. Un procurador federal del estado ha abierto una investigación por genocidio.

¿Por qué se están invadiendo estas tierras?

–El gobernador del estado Mato Grosso es el mayor exportador de soja en el mundo, le llaman el rey de la soja. En 1974, en la zona donde viven los enawenw nawe había bastante selva. Pero ahora –fui allí el año pasado– podías hacer un giro de 360 grados y no ver ni un solo árbol. Estaban todos cortados para plantar soja. Estas tribus viven de la pesca en el río Shindú (uno de los principales afluentes del Amazonas), pero cada vez está más contaminado por los pesticidas. Las fuentes del río están fuera del territorio indígena. La soja y la construcción de centrales hidroeléctricas van a impactar enormemente en la vida de estos pueblos.

¿Su problema, entonces, es la llegada del presunto mundo civilizado?

–Así es. Se los llama primitivos y los gobiernos se valen de ello para echarlos de sus tierras, para justificar un tipo de desarrollo impuesto, paternalista.

¿Cómo se puede ayudar a estos pueblos?

–Primero, a través de la sensibilización. La opinión pública internacional es una herramienta muy fuerte. En el caso de los yanomami, en Brasil, con una campaña de más 20 años, el gobierno reconoció su territorio. También se han hecho avances en la legislación internacional.

¿Qué supondría la desaparición de estos pueblos?

–Su extinción significaría perder un trozo de nuestra humanidad. Estamos viviendo en el siglo XXI y perder todo un pueblo, con su cultura y su sabiduría, es un crimen. Y podemos hacer algo, no es inevitable que se pierda. Además de las razones éticas, se trata de algo más. Ahora, que todo el mundo está hablando del cambio climático, un reciente estudio enBrasil aseguró, utilizando imágenes de satélite, que donde se mantiene la selva en la Amazonia es donde viven los pueblos indígenas. Ellos son el modelo para el futuro.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Los indígenas padecen “inaceptables niveles de pobreza y enfermedad”.

El mundo

  • La producción industrial se redujo el 0,5 por ciento en Francia en junio con respecto a mayo, según el Instituto Nacional de Estadística.
  • Las reservas de oro y divisas de Rusia subieron en una semana 1300 millones de dólares, y para el 4 de agosto alcanzaron la cifra record de 266.900 millones de dólares, informó el Banco Central de ese país.
  • El superávit de los países de América latina y el Caribe en su comercio de bienes con Estados Unidos subió un 3,6 por ciento en junio y llegó a los 10.331 millones de dólares, detalló el Departamento de Comercio.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.