cash

Domingo, 23 de junio de 2013

RECURSOS Y DESARROLLO

Energías renovables

 Por Ariel Ricardo Miño *

La Política Energética Nacional emerge a través del Plan Energético Nacional de 1949, orientado a la búsqueda del autoabastecimiento, la utilización ordenada de todos los recursos, el paulatino reemplazo de las fuentes perecederas por las que no son; aprovechamiento del potencial hidroeléctrico, racionalización de combustibles sólidos y líquidos; racionalización del consumo y la nacionalización en manos del Estado Nacional de todo aquello referido a lo energético.

El golpe militar del ‘55, autodenominado Revolución Libertadora, promovido por grupos concentrados de grandes capitales agropecuarios, industriales y financieros, con el apoyo de la clase media y el imperialismo inglés, el Gobierno Provisional desalentando el intervencionismo estatal, las nacionalizaciones y estatizaciones, llevaron adelante políticas liberales interrumpiendo el Plan de Desarrollo Energético del ‘49. A su vez la dictadura militar del ‘76 y los gobiernos democráticos de la década de los ‘90 llevaron adelante una política neoliberal de entrega de recursos siguiendo el Consenso de Washington, desmantelando los recursos energéticos nacionales. Las reformas estructurales de los noventa, la desregulación y la privatización de la industria energética se hicieron realidad. El modelo de gestión privada de la energía se abrió paso desplazando al modelo de gestión pública.

La inestabilidad política, institucional, económica y social de 2001 generada en el país tuvo como uno de los factores el retroceso en inversión energética. A partir de 2003, con el objetivo de reindustrializar al país, el Estado retomó como política la planificación energética nacional y paulatinamente la regulación y participación en la gestión del mercado energético, ponderando a la energía como factor central para el crecimiento económico, la generación de empleo y el desarrollo del país.

El gobierno identificó la extraordinaria oportunidad para el desarrollo de biocombustibles y otras energías renovables. Argentina adoptó por primera vez una meta de transformación de su matriz eléctrica. En 2006 se sancionaron la Ley de Biocombustibles (Nº 26.093), que estableció que a partir de 2010 todos los combustibles líquidos comercializados en Argentina deberán ser mezclados con un mínimo de 5 por ciento de biocombustibles, y el Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía (Ley Nº 26.190), que estipuló que para 2016 el 8 por ciento de la electricidad deberá generarse a partir de diversas fuentes renovables. Para el 2020, se propone alcanzar el 20-25 por ciento de renovables, la eliminación de la generación nuclear y la reducción del uso de carbón. De este modo se ingresara en un período de clara transición hacia un futuro energético renovable y en el largo plazo, hacia 2050, la matriz de generación eléctrica debe basarse en casi un ciento por ciento en fuentes renovables.

Con la nueva legislación, Argentina se incorporó al grupo de países pioneros en materia de una mayor institucionalización del sector, a través del estímulo de la producción doméstica y la creación simultánea de un fuerte mercado interno de energías renovables, logrando una posición privilegiada, contando con los recursos, las capacidades y el potencial para abastecer la creciente demanda mundial en materia energética.

En definitiva, una política de Estado, con objetivos precisos y metas concretas, procurara garantizar seguridad de suministro y producción de alta integración nacional. La energía tiene un papel protagónico en todo proceso productivo, en la economía y en la política. El crecimiento y el desarrollo de un país dependen de la disponibilidad de energía y el costo económico de la misma. A su vez, el sector es un componente importante en la economía nacional por el costo que representa sostener la propia producción y distribución de la energía

* Licenciado en Administración Pública, Posgrados Gestión y Control de Políticas Públicas, Desarrollo local y Economía Social (Flacso).

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa
    Ladrillos...
    INVESTIGACIÓN El origen de la dolarización del mercado inmobiliario
    Hace...
    Por Alejandro Gaggero y Pablo Nemiña
  • ACUERDO-CONGELAMIENTO DE PRECIOS Y PODER ADQUISITIVO DEL SALARIO
    Mirar para Cuidar
    Por Julia Strada, Hernán Letcher y Leandro Zicarelli
  • LA RECUPERACIóN ESTATAL DE LA RED DE TRENES DE CARGA
    Economía sobre rieles
    Por Hernán Aruj
  • FINANZAS > AVANZA EL RENOVADO MARCO REGULATORIO DEL MERCADO DE CAPITALES
    La nueva Bolsa
    Por Cristian Carrillo
  • DINAMISMO DE LA EXPLOTACIóN MINERA EN ARGENTINA. INVERSIONES Y BALANZA COMERCIAL
    Riqueza minera
    Por Luis Manuel Alvarez
  • RECURSOS Y DESARROLLO
    Energías renovables
    Por Ariel Ricardo Miño
  • ENFOQUE
    Emisión e inflación
    Por Claudio Scaletta
  • PLAN DE AUSTERIDAD PARA REDUCIR LA DEMANDA
    “Enfriar la economía”
    Por Andrés Asiain y Lorena Putero
  • SUMA CERO
    el chiste
  • SUMA CERO
    el libro
  • SUMA CERO
    la posta
  • SUMA CERO
    tecno
  • SUMA CERO
    ¿cuáles?
  • SUMA CERO
    el dato

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.