cash

Domingo, 6 de noviembre de 2005

AGRO › DESARROLLO Y CRECIMIENTO DE LAS EXPORTACIONES DE LA INDUSTRIA CITRíCOLA

El negocio del limón no es ácido

El crecimiento de la industria citrícola reflejado en el aumento de las exportaciones que se registraron durante este año comparado con el 2004 afianzó la tendencia de liderazgo en el mercado externo a través de la agroindustria y el agrocomercio. El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria detalló que la fiscalización de exportaciones de cítricos durante los nueve meses de 2005 registró un incremento del 27 por ciento en divisas y del 12 por ciento en volumen respecto del año pasado. Según datos oficiales, las ventas externas de frutas frescas dejaron ingresos por un monto superior a los 274 millones de dólares al exportar 603.610 toneladas.

“El limón es el principal producto exportado porque la provincia de Tucumán es el primer productor mundial de limón, y del Hemisferio Sur es el primer exportador de fruta fresca”, señaló el presidente de la Asociación Tucumana del Citrus, Carlos Parravicini. En tanto, remarcó que “la naranja y el pomelo tienen poca significación en el mercado respecto de otros países exportadores como Brasil”. El Senasa destacó en el informe que el limón aumentó un 15 por ciento en volumen y un 32 por ciento en divisas, comparado con el mismo período del año pasado, y dejó un monto de 175,7 millones de dólares al exportar 373.921 toneladas. Además, detalló que se fiscalizaron, en menor medida, envíos de mandarina, 69.439 toneladas y 36,5 millones de dólares, y pomelo, 35.704 toneladas y 14,1 millones de dólares. En ese sentido, Parravicini explicó que “con respecto a la fruta fresca hubo un problema de frío, hubo menor producción en Europa, y por eso Argentina ha tenido un mercado más firme”. “La misma cantidad disponible de fruta de Tucumán presionó a las exportaciones para que marque tal incremento”, apuntó, y agregó que existe un acuerdo entre los exportadores argentinos para que la oferta externa de limones “tenga iguales condiciones de calidad, calibre y costos de producción”.

Por su parte, Francisco Rotella, del Departamento de exportaciones de la firma Citrusvil, adjudicó el aumento de las ventas externas a la calidad del producto y al precio. “La industria citrícola argentina se caracteriza por la calidad y, también, por el factor precio ya que la competencia otorga gran importancia a este aspecto”, afirmó Rotella. Asimismo, sostuvo que el liderazgo en el mercado correspondió a que “se exporta en contraestación, se encontró el fuerte en el limón, y también, por las malas condiciones climáticas, como la sequía que este año afectó a España”.

En tanto, Agustín González, encargado de la firma COTA, sostuvo que tal liderazgo fue por realizar una “competencia muy sana que obligó a los empresarios a cumplir con las reglas del mercado externo”. “Las expectativas están centradas en abrir nuevos mercados como Estados Unidos y China, y fortalecer los que existen, como Japón, ya que se exporta el 90 por ciento y sólo el 10 por ciento es para el mercado interno porque la gente no consume”, señaló González. La Argentina concentra el 25 por ciento de la producción mundial del limón, por eso es el primer productor y procesador mundial de este cítrico y el segundo exportador de limón en fresco, después de España. El 90 por ciento de la producción nacional tiene como origen la provincia de Tucumán, con una producción en 2005 de 373.921 toneladas y alrededor de 35.000 hectáreas implantadas. El resto proviene de Entre Ríos, Corrientes, Jujuy, Misiones, Salta y Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.