cash

Domingo, 9 de octubre de 2016

SUMA CERO

tecno

José Javier, un estudiante español de 12 años que vive en la localidad alicantina de Torrevieja, soñaba con emular a algunos de sus ídolos digitales y hacerse rico y famoso como youtuber. Pero cometió un error y lo que él creía que le iba a servir para cobrar por anuncios que aparecerían asociados con sus vídeos en realidad eran órdenes de inserción de publicidad en estos vídeos que le estaban costando dinero. Google le reclamó unos 100.000 euros por publicitarse a través de su aplicación Google Adwords.”Yo no sabía dónde se había metido mi hijo”, explicó al diario El País su madre, Inma Quesada. Según su relato, todo comenzó a mediados de agosto, cuando el chico contrató por error un servicio de la multinacional dedicada a dar publicidad y posicionar vídeos y webs de internautas en la red. Cuando trascendió el escándalo, Google informó que le “perdonó” la deuda al niño.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared