cash

Domingo, 20 de enero de 2008

“Prenderles velas a los commodities”

Ricardo Schefer, economista CEMA.

¿El aumento del desempleo en Estados Unidos marca el comienzo de una recesión?

–Es un indicador clave, pero no es el único. Hay muchos otros indicadores, como el gasto de los consumidores. Los datos que se van conociendo de las ventas de diciembre están por debajo de lo esperado. Está el susto de que exista una recesión y la mayoría de los analistas le están dando ya una probabilidad de entre 40 y 50 por ciento.

¿Cuáles son las causas?

–Hay varios factores que están confluyendo. Uno es el impacto que genera el alza del precio de los combustibles en los presupuestos familiares. El otro tema es la crisis del mercado inmobiliario. Muchas familias tienen créditos tomados a tasa flotante y al ser reajustada se les reduce el dinero disponible para el resto de sus actividades. A su vez, lo que ha contribuido a destruir el empleo es la disminución de la construcción privada.

¿La crisis de las hipotecas se extendió a todo el mercado crediticio?

–Esa es la pregunta clave. Algunos analistas dicen que no hubo impacto porque el crédito a fines de diciembre seguía creciendo. Sin embargo, hay que considerar que una parte importante de ese aumento del crédito se debe a que los bancos ingresaron a sus balances como préstamos a muchos de los vehículos que habían emitido bonos hipotecarios subprime. No lo hacen por caridad, sino para cuidar a las fuentes inversoras y así preservar el negocio. Igual hay analistas que netearon esos instrumentos del total y aun así les da un pequeño aumento del crédito. Por el momento estamos en zona de duda.

¿La FED puede evitar la recesión?

–Ben Bernanke dijo que van a tomar una acción sustantiva. Eso se interpretó como que van a bajar la tasa de fondos federales medio punto a fin de mes, pero mucho más que eso no pueden hacer. Si hay una recesión, requerirá de una acción conjunta. Además, si se baja la tasa, invertir en dólares va a ser menos atractivo y eso va a afectar su cotización. A lo mejor no es malo porque les permite exportar más, pero les puede patear en contra de la inflación.

¿La devaluación pone en riesgo el lugar del dólar como moneda de referencia?

–Puede ocurrir, pero es un proceso gradual. Esas cosas no suceden de la noche a la mañana porque si los países en vías de desarrollo se pasan abruptamente a otra moneda, se estarían pegando un tiro en el pie.

¿Qué le espera a la Argentina en este contexto?

–Si se termina confirmando una recesión profunda en Estados Unidos, con cierta extensión de la disminución de actividad en Europa, las exportaciones de países emergentes van a sufrir un poco. Aunque algunos analistas afirman que el efecto va a estar amortiguado por el comercio creciente entre emergentes. En lo que atañe a nuestro país, hay que prender velas para que esta situación no impacte en el precio de los commodities.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.