cash

Domingo, 20 de enero de 2008

“Sigue siendo una potencia”

Alan Cibilis, economista CIEPP.

¿La crisis del mercado de hipotecas en Estados Unidos puede quedar circunscripta o terminará afectando a todo el mercado crediticio de ese país?

–La burbuja inmobiliaria estalló y lo que se está viendo son las consecuencias. El mercado no está tan finamente segmentado como para evitar que una crisis en uno de los segmentos repercuta en el resto. Lo que está por verse es la repercusión de las medidas que está tomando la FED. En el pasado, el estallido de otras burbujas especulativas similares terminó generando una recesión.

¿Qué consecuencias tendrá sobre Argentina?

–Estados Unidos no es el socio comercial más importante del país. Desde ese punto de vista, las repercusiones no van a ser mayores. El interrogante es qué impacto puede tener a nivel global. Las fuentes de crecimiento de la economía global parecieran estar más diversificadas. China, India y Brasil son importantes. Lo que ocurra en la Argentina dependerá también de cómo impacte la crisis en esos mercados. En lo que refiere al flujo de capitales, se podría registrar un aumento porque si el Norte está pasando una recesión, los flujos irán en busca de mayores retornos. El único problema es que, cuando la recesión pase, los fondos volverán a la seguridad.

¿Se deben regular los flujos de capital?

–Sería deseable tener un sistema internacional donde los flujos de capital estuviesen más regulados, pero en este momento no veo vocación por parte de los países centrales para avanzar hacia un esquema de esas características. Si bien el consenso ortodoxo de apertura irrestricta está fragmentándose, las voces que dominan a nivel internacional siguen siendo las ortodoxas. Por lo tanto, las alternativas que quedan son pactos regionales o soluciones a nivel nacional que por definición son más acotadas, pero igual terminan siendo más deseables que un mercado financiero completamente abierto.

Algunos analistas le restan entidad a la amenaza de una crisis global y afirman que no hay que regular, porque cuando se produce algún desequilibrio los bancos centrales actúan para resolver el problema.

–Estados Unidos sigue siendo la potencia dominante, pero han ido emergiendo otros centros de poder como la Unión Europea y los países asiáticos y a ninguno le conviene que Estados Unidos caiga estrepitosamente. El Banco Central chino, por ejemplo, tiene miles de millones de reservas en dólares. Puede haber un cimbronazo, pero terminará siendo superado.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.