espectaculos

Miércoles, 14 de diciembre de 2011

TEATRO › PERIPLO COMPAñíA TEATRAL FESTEJA QUINCE AñOS EN LA ESCENA

La celebración de un lenguaje

La agrupación, que viene de girar por Brasil, presentará mañana Teatro, misterios de un oficio poético, un libro que reúne extractos de sus cuadernos de trabajo, gráficos, fotos y entrevistas que dan testimonio de su producción teatral y pedagógica.

 Por Cecilia Hopkins

Teatro, misterios de un oficio poético. Así se llama el libro que Periplo Compañía Teatral publicó recientemente con el objeto de revisar su historia conjunta y festejar sus quince años de trabajo continuo. Dirigido por Diego Cazabat e integrado por Andrea Ojeda, Julieta Fassone y Hugo De Bernardi, Periplo acaba de llegar de Brasil. Entre Curitiba y Florianópolis, el grupo recorrió seis ciudades ofreciendo seminarios de actuación al tiempo que presentó su libro: “No hicimos una presentación formal –explican los integrantes del grupo en la entrevista con Página/12–, sino que buscamos el modo de aplicar a la presentación el concepto de demostración”. Así entonces, como si se tratase de un espectáculo, los actores y su director mostraron ejercicios, interpretaron escenas de sus obras, leyeron citas de su libro y proyectaron imágenes de fragmentos de sus montajes. Distinguido por el Premio Teatro del Mundo, que otorga la Universidad de Buenos Aires, como trabajo destacado en el rubro Ensayística, el libro de Periplo será presentado mañana a las 18.30 en Archibrazo, centro cultural ubicado en Mario Bravo 437, el mismo lugar donde se encontraba la antigua imprenta del mismo nombre, espacio de reunión de artistas e intelectuales del surrealismo vernáculo.

Concebido entre los cuatro integrantes de la compañía, Teatro, misterios... es un libro que reúne extractos de los cuadernos de trabajo del grupo, gráficos, aforismos, fotos y entrevistas que dan testimonio de su producción, no solamente de sus espectáculos sino también de su labor en las áreas de la enseñanza y la gestión cultural. El volumen incluye, además, fragmentos de algunas de sus obras: Y sus pies tocaron la tierra, El dragón y su furia y Otra baja, entre otras, cada una de las cuales fue inspirada por motivaciones temáticas diversas: la barbarie y el despojo, el mito y la ciencia, el peso de la herencia familiar.

Periplo surgió a fines de 1995, como un espacio de investigación sobre temas relacionados con el entrenamiento actoral, dado que sus integrantes no buscaban obtener resultados inmediatos sino acrecentar sus herramientas expresivas y descubrir nuevos códigos de representación. “Teníamos un criterio muy material del teatro –explican hoy–. Y estábamos obsesionados con la técnica y la precisión, porque buscábamos la perfección y la calidad.” Sin embargo, el grupo conocía los peligros que entrañaba el embarcarse en un proyecto cuyo objetivo principal era el descubrimiento de un lenguaje artístico: “Sabíamos que construir algo juntos también implicaba construir un proyecto económico”, reflexionan. “Por eso nos preguntábamos: ¿cómo vamos a bancar esto, si el entrenamiento no tiene un valor en términos de mercado? Aquella primera etapa fue muy importante para autodefinirnos. Ya sabíamos que el éxito de nuestro trabajo tendría que ver directamente con la relación que generásemos entre todos, con la elaboración de un pensamiento a nivel colectivo”, afirman. Con el paso del tiempo, los objetivos que se habían fijado en un principio se fueron diversificando: tras el estreno de su primer espectáculo, De cómo orbitan los hombres, Periplo comenzó a realizar giras al exterior y fundó su sala, El Astrolabio, hoy ubicada en Terrero 1456. Paralelamente a la creación artística, el grupo desarrolló también una intensa actividad pedagógica, tanto a nivel nacional como internacional.

Luego de concluir con las presentaciones de su última obra, La conspiración de los objetos, Periplo se encuentra ensayando un nuevo espectáculo, cuyo eje temático inspirador es el delito, un asunto que será abordado en todas las direcciones metafóricas posibles. Según la modalidad de trabajo del grupo, cada integrante aporta ideas para generar material de escena, sobre un acuerdo establecido entre todos: “Tenemos un campo muy firme de asociación en el que coincidimos; luego buscamos mecanismos, recursos expresivos y descubrimos las conexiones entre cada elemento, para finalmente centrarnos en las pruebas de montaje”, resumen. Según adelantan, su próxima obra ofrecerá modos alternativos de relacionarse con el espectador, además de sumar la tecnología, una de las actuales motivaciones del grupo. Y como en otros de sus espectáculos, el humor volverá a ser un elemento primordial, al igual que la espesa trama de situaciones y personajes que suele definirse en ellos desde una clave poética onírica y fragmentaria.

Compartir: 

Twitter
 

Periplo surgió como un espacio de investigación sobre temas relacionados con el entrenamiento actoral.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.