espectaculos

Viernes, 11 de marzo de 2011

VISTO & OIDO

El conflicto entre Charlie Sheen y Warner Bros. sigue su curso: ahora, el actor demandó a los estudios por cien millones de dólares, luego de ser despedido por la empresa de la serie Two And A Half Men, debido a que durante los últimos meses había tenido una conducta errática, basada en su abuso de drogas, que acabó con el actor insultando en los medios a la producción del programa. Sheen, el actor mejor pago de la televisión estadounidense hasta su salida del programa, acusó al estudio y al productor de la sitcom, Chuck Lorre, de incumplir el contrato y pide esa suma por los ocho episodios cancelados. Es más, en un rapto de solidaridad, Sheen pide que sus compañeros también sean indemnizados.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.