espectaculos

Jueves, 13 de diciembre de 2007

VISTO & OIDO

Ni el status de El Ciudadano como “la mejor película de todos los tiempos” logró que hubiera ofertas: el Oscar que obtuvo Orson Welles en 1942 por Citizen Kane no encontró comprador en la subasta de Sotheby’s en Nueva York, ya que nadie estuvo dispuesto a pagar más de la suma mínima fijada. La estatuilla por el mejor guión podría haber recaudado hasta un millón de dólares, pero al cabo lo único que se vendió fue un manuscrito de 156 páginas del film con varias notas de Welles, comprado por 97.000 dólares.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.