espectaculos

Sábado, 7 de marzo de 2015

CULTURA › OPINION

No me regales flores

 Por Miss Bolivia

No me regales una flor. Prefiero que respetes a todas mis hermanas. Y esta invitación la extiendo humildemente a la sociedad toda. Porque insta a revisar nuestros guiones en el automatismo cotidiano de la acción, como así también del lenguaje y el pensamiento. Podría incluir el problema de la opresión de género dentro de una trama histórica más compleja y amplia de las dinámicas de reducción y abuso hacia las minorías, donde se fosilizan y estratifican ciertas violencias por sobre otras, y se fortalecen ostensiblemente en forma de loops naturalizados y sintomáticos. Nos invito, como comunidad, a responsabilizarnos y autocriticarnos, asumiendo activamente el rol de agente en su totalidad y evitando la ecuación simplificadora de reducir el agente al colectivo “varones”. Las categorizaciones y clasificaciones estériles sobre “qué es la mujer” han atentado, a lo largo de la historia, contra la mujer misma. Y la pregunta ontológica en este caso es de corte limitador y, más que diversificar, reduce. Por eso, ante el exceso teórico, el acto ético en este caso consistiría en reorientar la pregunta hacia otras nuevas, de corte más plural y de apertura. ¿Cuáles serían estas nuevas preguntas? Ese es el ejercicio y desafío que complementa esta pequeña nota.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.