espectaculos

Jueves, 30 de septiembre de 2010

ARTHUR PENN (1922-2010)

Adiós al temerario

Arthur Penn, director de películas como Bonnie and Clyde y Pequeño gran hombre, falleció el martes por la noche, un día después de haber cumplido 88 años, informó ayer el diario The New York Times. Nacido el 27 de septiembre de 1922 en Filadelfia, Penn fue tres veces candidato al Oscar al mejor director por Ana de los milagros (1962), Bonnie and Clyde (1967) y Déjennos vivir (1969), reflejo de la contracultura del momento. Tras darse a conocer primero en el medio televisivo y posteriormente en Broadway como director de las obras de teatro The Miracle Worker y All the Way Home, ganadoras del premio Tony, Penn dio el paso al cine en 1958, con El temerario, su particular versión de la leyenda de Billy The Kid, protagonizada por Paul Newman como un antihéroe acomplejado. Pero fue durante la década del ’60 cuando Penn alcanzó su apogeo, con un cuerpo de obra caracterizado por sus temas sociales y políticos, inusuales en el Hollywood de su época.

En 1962 adaptó The Miracle Worker al cine y el film (que aquí se llamó Ana de los milagros) le reportó un Oscar a la mejor actriz a Anne Bancroft y otro a la mejor actriz de reparto para Patty Duke. Otra de sus primeras películas de éxito fue La jauría humana (1966), donde dirigió a Marlon Brando, Robert Redford y Jane Fonda. Y un año después dirigió el film por el cual siempre se lo recordará: Bonnie and Clyde, protagonizada por unos criminales inolvidables con los rostros de Warren Beatty y Faye Dunaway.

Todo un hito de la cultura popular, al punto de imponer el vestuario de los años ’20 como moda mundial, Bonnie and Clyde se hizo con dos Oscar, a la mejor fotografía y a la mejor actriz de reparto, para Estelle Parsons. “Arthur Penn trajo la sensibilidad de las películas europeas de arte y ensayo de los ’60 al cine estadounidense”, dijo el director y guionista Paul Schrader y añadió que Penn “cimentó el camino para una nueva generación de directores que llegaban desde las escuelas de cine”. En declaraciones efectuadas en 1994, Penn dijo que en sus años de juventud existían cineastas que, al haber vivido la Segunda Guerra Mundial, estaban “comprometidos política y socialmente”. A su juicio, en épocas posteriores “no hubo ni compromiso político ni social”, lo que provocó films “asombrosos técnicamente, pero no tan completos”. En su trayectoria como director también se destacan Pequeño gran hombre (1970), que narraba la conquista del Oeste desde una óptica diferente de la habitual (los indios ya no eran los villanos), Secreto oculto en el mar (1975), estupendo policial negro con Gene Hackman como un incisivo detective privado, y Duelo de gigantes (1976), con Marlon Brando y Jack Nicholson.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.