espectaculos

Miércoles, 10 de febrero de 2016

EL TEATRO DEL PUEBLO DEBERá BUSCAR UN NUEVO SITIO

El futuro de una sala emblemática

A principios de diciembre del año pasado el Teatro del Pueblo celebró sus primeros 85 años de actividad con un acto en el que participaron destacados representantes de la comunidad teatral. En ese marco, las autoridades de la Fundación Somigliana que desde hace 21 años conduce la mítica sala, y entre los que se encuentra Tito Cossa, anunciaron que deberían dejar el edificio ubicado en Roque Sáenz Peña 943. Lo que ocurre es que el inmueble pertenece al Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), del que depende el Centro Cultural de la Cooperación (CCC). Ante la notoria expansión de este último y la necesidad de ampliarse y proyectarse en otro lugar, los dueños ofrecieron a la Fundación compartir la programación, pero los dramaturgos rechazaron la propuesta alegando que “la identidad de un teatro no se puede compartir ni transferir”. Ante esta situación, los autores deberán buscar un nuevo sitio para antes del 31 de diciembre de 2017, plazo en el que acordaron con el IMFC dejar el lugar.

“Nuestra relación con el Instituto empezó muy bien. Ellos compraron el teatro, que estaba en manos de la viuda de Leónidas Barletta y dos actrices de su época, y Floreal Gorini, que era su cabeza visible, nos propuso a la Fundación Somigliana tomarla. Primero se reformó, porque el edificio era muy poco teatral. Ellos pusieron plata y nosotros también. Desde entonces hicimos un acuerdo: el escenario era nuestro, y todo lo demás de ellos. Y venía muy bien, pero ahora vienen con esto. Y nosotros decimos que no, porque para nosotros fue un trabajo en equipo y creemos que la identidad de un teatro no se puede compartir ni transferir”, contó Cossa a Página/12.

“El Teatro del Pueblo es hoy uno de los más importantes teatros que hay. Eso se debe entre otras cosas al gran respeto por los grupos que vienen, a su apertura, y al apoyo al autor argentino, pilar que sostuvimos incluso en momentos en los que el autor estuvo muy cuestionado. El nombre lo tenemos nosotros y esperamos dentro de dos años poder encontrar un lugar para poder seguir, porque este teatro no puede desaparecer. Es el lugar donde empezó la historia del teatro independiente”, sostuvo el dramaturgo.

También consultado por este diario, Juano Villafañe, Director Artístico del CCC, explicó sus razones: “El Teatro del Pueblo fue adquirido por el Instituto para preservar un edificio histórico. Durante todo este período se le ofreció a la Fundación el lugar para programar el teatro a cambio de nada, simplemente de mantener el capital simbólico, de darle continuidad. Hoy el Centro Cultural de la Cooperación le ha propuesto, ante su gran crecimiento, compartir el espacio. Lo que queríamos era darle un valor agregado a lo que ya hay. Que haya además un centro de experimentación y de investigación de las artes escénicas, un laboratorio de títeres, de danza, una escuela de espectadores. Lamentablemente no aceptaron, pero nosotros vamos a continuar con el trabajo. Ese lugar va a seguir siendo un teatro”, especificó.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.