espectaculos

Martes, 15 de noviembre de 2005

MUSICA › “LAS BODAS DE FIGARO” EN EL TEATRO AVENIDA

Un equipo de excelencia

 Por D. F.

Una música y un libreto geniales deberían alcanzar. Sin embargo, son raras las veces en que Las bodas de Figaro funciona con la fluidez con que lo hace en la puesta recién estrenada por la Asociación Buenos Aires Lírica. En la versión dirigida teatralmente por Marcelo Lombardero y musicalmente por Guillermo Brizzio, todo tiene un antecedente y un consecuente; no hay escenas ni acciones vacías y los pasajes musicales se suceden como si cada nota fuera inevitable. El acierto de la versión comienza en la elección del elenco. Esta representación se lleva a cabo en una sala pequeña y con una orquesta con menos cantidad de cuerdas que la habitual en los grandes teatros de ópera, pero más parecida a la que se utilizaba en la época de Mozart. Eso permite, también, elegir voces cercanas a ese ideal sonoro, haciendo predominar la sutileza del color y la agilidad para las coloraturas por sobre el volumen. En ese sentido, el quinteto protagónico, conformado por Ana Laura Menéndez, Nahuel Di Pietro, Mariana Rewerski, Graciela Oddone y Víctor Torres no podría ser mejor.
Lombardero sitúa la escena en un ambiente que rinde homenaje al rococó de fines del siglo XVIII, pero que no se mimetiza con él. El vestuario de Luciana Gutman resulta fundamental, tanto en la precisión de ese mundo al borde del disparate aunque siempre situado con un pie firme en la realidad como en la comicidad. Ni el Cherubino cargado de testosterona de Rewerski ni la pusilanimidad del Conde de Torres ni la frescura y la picardía de la Susana compuesta por Menéndez y el Figaro de Di Pietro serían lo mismo sin las ropas que visten. Tampoco estaría logrado el poderoso efecto dramático de cada una de las escenas sin el ritmo que Brizzio consigue con la orquesta –un ritmo que, también, hace pensar en las nuevas versiones historicistas, como la de René Jacobs, por ejemplo–. En realidad, si se tiene en cuenta que la mayoría de los cantantes, el director musical y el equipo técnico han participado en producciones de la Opera de Cámara del Colón –una creación de Lombardero– y colaboradores habituales del régisseur en cada uno de los proyectos que encara, es posible pensar que los méritos tienen que ver no sólo con los talentos individuales de quienes participan sino con el hecho de que, indudablemente, conforman un equipo de trabajo. La escenografía de Siliano es absolutamente coherente con la puesta y la iluminación de Horacio Efron la pone en valor. Barrile, Gallardo, Pichot y Sampedro ponen, también, su oficio al servicio de un espectáculo notable.

10-LAS BODAS DE FIGARO
Opera de Mozart
Con libreto de Lorenzo Da Ponte, basado en la comedia de Pierre Agustin Caron de Beaumarchais
Dirección musical: Guillermo Brizzio
Régie: Marcelo Lombardero
Diseño de escenografía: Diego Siliano
Diseño de vestuario: Luciana Gutman
Diseño de iluminación: Horacio Efron
Elenco: Víctor Torres, Graciela Oddone, Ana Laura Menéndez, Nahuel Di Pietro, Mariana Rewerski, Marcela Pichot, Gui Gallardo, Ricardo Cassinelli, Carlos Sampedro, Vanesa Aguado Benítez, Juan Barrile, Nora Plaza y Diana Flood Orquesta y coro de Buenos Aires Lírica Ciclo de Buenos Aires Lírica, Teatro Avenida
Estreno: Jueves 10
Próximas funciones: viernes 18 a las 20 y domingo 20 a las 18

Compartir: 

Twitter
 

Oddone y, detrás, Rewerski, al servicio de Mozart.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.