espectaculos

Viernes, 27 de noviembre de 2009

MUSICA › LARRY CORYELL SE PRESENTA ESTA NOCHE COMO PARTE DE UN TRIO DE LUJO

Mucho más que jazz rock

El guitarrista inscribió su nombre a fuego en el subgénero que inspiró Miles Davis, pero también toca blues, country y rock. Lo acompañarán el baterista Alphonse Mouzon y el bajista Victor Bailey, ex integrantes de Weather Report.

 Por Diego Fischerman

Para la generación que creció con el jazz rock, el nombre del guitarrista Larry Coryell está en un lugar preferencial del panteón. Varios de los mejores discos de ese subgénero –nacido a la vera de los experimentos de Miles Davis a fines de los ’60–, como Spaces, donde toca con John McLaughlin, Miroslav Vitous, Chick Corea y Billy Cobham, lo tienen como protagonista. Y también algunas grabaciones inolvidables, como las que realizó junto a Chico Hamilton, Charles Mingus, Stéphane Grappelli o Gary Burton, y producciones como Twin House, el primero de sus discos en dúo con Philip Catherine, y The Restful Mind, junto a Ralph Towner, Glenn Moore y Collin Walcott (tres de los integrantes del grupo Oregon). Sin embargo, la desvalorización en la consideración general sufrida por el jazz rock a partir de los ’80 y, sobre todo, las políticas erráticas de reedición de los sellos con los que más trabajó (Vanguard y RCA) terminaron relegándolo más al lugar de leyenda que al de realidad tangible. Para confirmar que tiene bien ganado el primero pero afirmando lo segundo, Coryell tocará hoy en Buenos Aires y como parte de un trío de lujo, junto al baterista Alphonse Mouzon y el bajista Victor Bailey.

“Con la guitarra, en el jazz, sucede algo maravilloso y particular y es que las distintas generaciones pueden convivir magníficamente”, dice Coryell, que actuará a las 21.30 en el Auditorio de Belgrano (Virrey Loreto 2348). “Hay una o dos camadas de músicos increíbles: Bill Frisell, John Scofield, Pat Metheny, Kurt Rosenwinkel, Ben Monder (que estará en Buenos Aires como parte del Festival de Jazz de la ciudad), Russell Malone. Estamos, desde antes, John Abercrombie y yo. Y uno puede escuchar ese dúo fantástico que grabaron Metheny y Jim Hall en 1999 y encontrar que la desviación de Metheny todavía es compatible con ese ideal de pureza que encarna Hall.” Saltador de garrocha en su juventud, nada hacía suponer que Coryell se dedicaría a la música. “Sin embargo, siempre fui musical”, cuenta. “No sé cómo fue que me convertí en músico, fue el resultado de una fluida serie de eventos. Pero la música, aunque no fuera más que una sombra, estaba siempre allí, como si esperara.”

Del jazz lo atrajo “la complejidad de sus mezclas y el hecho de que fuera improvisado”. Amante del country y el blues, y capaz de tocar rock sin problemas, incluso en un contexto heavy metal, Coryell es algo crítico con su pasado o, más bien, con las maneras de hacer música en los ’70. “El grupo de Burton, por ejemplo, era una maquinaria perfecta. Y formar parte de ese engranaje era un orgullo. Pero hoy no necesito que mis manos hagan todo eso. De todas maneras, hoy escucho esa música y me parece buena, tal vez muy intelectual y muy pendiente de mostrar una técnica y un saber, pero realmente buena música.” Sus primeras fuentes, asegura, fueron Tal Farlow, Barney Kessel y Johnny Smith. En 1967 y 1968 tocó con Burton y grabó con Herbie Mann en uno de sus discos más populares, Memphis Underground. Junto a Mandel y Steve Marcus formó, ese mismo año, un grupo llamado Foreplay, y en 1973 fundó un grupo de jazz-rock, Eleventh House.

Parte del trío de virtuosos –con McLaughlin y Paco de Lucía– que presentó a mediados de los ’80 el espectáculo Meeting of the Spirits, Coryell es una especie de estilista del dúo para guitarras. Desde sus tempranas transcripciones de piezas de Ravel, que tocó con Towner, hasta sus encuentros con Catherine, Emily Remler, John Scofield, Joe Beck, Steve Khan y John McLaughlin, Coryell encarna la paradoja de haber sido identificado como uno de los próceres del jazz más eléctrico cuando en gran parte de su carrera tuvo a la guitarra acústica y a la intimidad de los grupos pequeños como sus preferidos. En su actuación porteña estarán junto a él dos músicos que, en distintas épocas, integraron el grupo Weather Report. Mouzon, por su parte, es un viejo compañero de ruta de Coryell, ya que fue miembro de Eleventh House. “Nada de lo que hice obedeció a planteos racionales”, explica el guitarrista. “A quien estudia literatura, sus profesores le dicen que no imite, que escriba sobre lo que sabe, sobre lo que conoce. Yo conozco al jazz. Pero también conozco al blues y al country. Si simplemente me dejo llevar, si toco sobre lo que conozco, en mi música aparecerán esas cosas que forman parte de mí, sin necesidad de que me proponga hacer ninguna mezcla en especial.”

Compartir: 

Twitter

“Nada de lo que hice obedeció a planteos racionales”, dice Coryell.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.