espectaculos

Sábado, 29 de septiembre de 2012

MUSICA › SE ENTREGARON LOS PREMIOS GRAMOPHONE

Abbado dirige la batuta

El notable director de 79 años fue reconocido por su trayectoria y el tenor Joseph Calleja fue elegido artista del año en la votación de la prestigiosa revista británica, que es palabra mayor en el mundo de la música clásica.

 Por Diego Fischerman

Que la música grabada circule por muchos más –y muy distintos– canales que otrora no significa que el disco haya muerto ni mucho menos. Las ventas y las tiendas virtuales reemplazan hoy, en gran medida, a los antiguos monstruos como Tower y Fnac (algunos se han reconvertido) y las bajadas, legales y de las otras, tienen una porción significativa de la torta. Pero, a pesar de todo, siguen dependiendo del disco. Sobre todo, en repertorios en que la producción casera es casi imposible.

Una ópera, una obra sinfónica o la gran nueva versión de alguna pieza maestra del mundo clásico no pueden existir sin el viejo y buen CD. Los sellos son más chicos, proliferan otra clase de producciones, los artistas –y los productores– más inteligentes saben que deben vender productos que, desde el sonido hasta la presentación, no sean fácilmente reemplazables, pero sigue habiendo un volumen considerable de ediciones. Y revistas que hablan de ellas. Y premios que las festejan. En el universo clásico, la palabra mayor es la revista inglesa Gramophone que, anualmente, entrega galardones para los distintos géneros, además de distinciones a la trayectoria, al artista del año y a publicaciones históricas.

En una ceremonia realizada en el Hotel Dorcester de Londres, amenizada por la soprano Danielle De Niece y el director Roger Whitacre, anteayer a la noche fueron galardonados, entre otros, el tenor Joseph Calleja, que fue elegido artista del año en la única categoría en que el voto es totalmente abierto a través de Internet. El cantante había editado el año pasado un excelente disco con arias de ópera, The Maltese Tenor, que fue también publicado localmente por Universal, y acaba de sacar a la venta Be My Love, un tributo a Mario Lanza. Claudio Abbado, el notable director de 79 años, fue reconocido por su trayectoria, el jovencísimo pianista Benjamin Grosvenor, de 20 años, tuvo el premio como artista joven del año y el de disco solista por sus grabaciones de obras de Chopin, Liszt y Ravel para Decca, y Murray Perahia un galardón especial en la categoría “piano”, que se incluyó por primera vez en 2012 y guarda estricta relación con el hecho de que uno de los patrocinantes de estos premios es Steinway & Sons.

Entre los distintos discos premiados, que se eligen entre ternas ya seleccionadas por el jurado, los críticos eligen uno con disco del año y este año la distinción recayó sobre el ganador en la categoría “barroco vocal”: la deslumbrante versión de las Musikalisches Exequien de Heinrich Schütz grabada por el grupo Vox Luminis para el sello Ricercar. El premio para “barroco instrumental” fue, por su parte, para la interpretación de las Suites orquestales de Johann Sebastian Bach por la Freiburg Baroque Orchestra, en el sello Harmonia Mundi. El contratenor Iestyn Davies fue galardonado en la categoría “recital”, por su Arias for Guadagni, del sello Hypèrion, los tríos de Schumann por Leiv Ove Andsness, Christian y Tanja Tezlaff, para EMI, les arrebataron el premio en “cámara” a las Sonatas de Ives por Hilary Hahn y Valentina Lisitsa (en Deutsche Grammophon) –y es que Universal, que es la compañía que agrupa a Deutsche Grammophon, Decca y Philips, entre otras marcas, ya tenía varios premios–, la violinista Isabelle Faust fue premiada por su impecable versión, junto a la Orquesta Mozart dirigida por Abbado, de los conciertos para violín y orquesta de Ludwig van Beethoven y Alban Berg, y el Coro del Trinity College recibó el galardón en la categoría coral por su grabación del Requiem de Howells para Hypèrion.

Como mejor disco solista vocal fue elegido Songs of War, del barítomo Simon Keenlyside junto al pianista Malcolm Martineau (Sony), con una selección de canciones inglesas de autores como Ralph Vaughan Williams y Gerald Finzi, de la época de la Segunda Guerra Mundial, como disco contemporáneo el que contiene las grabaciones de los conciertos para percusión y para cello, del finlandés Einojuhani Rautavaara, con Truls Mork y Colin Currie como solistas junto a la orquesta de Helsinki dirigida por John Storgärds (Ondine), en ópera el premio fue para el Fidelio de Beethoven dirigido por Abbado, con Nina Stemme y Jonas Kaufmann como protagonistas (Decca) y, en música antigua, para la monumental caja de diez CD dedicada a una selección de la obra coral de Tomás Luis de Victoria por el Ensemble Plus Ultra, un pequeño y extraordinario coro dirigido por el australiano Michael Noone (Archiv). Los premios a la producción en DVD se dividen, por su parte en dos, para performance, que recayó en el dedicado a la Sinfonía Nº 5 de Mahler, por la Orquesta del Festival de Lucerna con dirección de Abbado, y documental, en que se premió a Music Makes a City, de Oesley Brown III y Jerome Hiler, sobre la incidencia de la vida musical en la historia de Louisville. Además, como grabación histórica resultó galardonado el registro de Maurizio Pollini de piezas de Chopin, en 1960, publicado por el sello Testament.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.