espectaculos

Domingo, 15 de marzo de 2015

MUSICA › MARTIN SOUZA Y LA TRASNOCHADA, QUE SE PRESENTA ESTA NOCHE EN EL TEATRO SHA

“Este año quisimos ser muy explícitos”

Ganadora del Carnaval 2012, la murga uruguaya prefirió no conformarse con el camino que probó ser exitoso. “Hay temas frente a los cuales creemos que hay que tomar posición siempre, o por lo menos una posición lo más clara posible”, dice su director.

 Por Cristian Vitale

La Trasnochada nació en interminables reuniones de conversaciones y ensayos en un club de barrio.

La murga lleva ocho años de vida concreta. Pero su historia se puede empezar a contar desde más lejos en el tiempo. Bastante más. Desde que su director, Martín Souza, y los secuaces que lo acompañan desde 2007, cayeron ante el embrujo del Carnaval montevideano y, como es lógico, no pudieron salir jamás. “Podríamos decir que la murga no nació, vino naciendo”, se lanza el hombre, y las cartas están echadas. El “naciendo” mutó en “siendo” –en “estar siendo”, si se permite meter a Heiddeger en esto– y parte de ese presente permanente podrá verse esta noche a las 21 en el Teatro SHA (Sarmiento 2255), cuando La Trasnochada refrende en hechos sus sustancias. En principio, hechas de una yunta de murgueros escuchadores y admiradores de Falta y Resto, Contrafarsa, Araca La Cana, Saltimbanquis, Colombina Che y los Diablos Verdes, que legitima su nombre en interminables reuniones de conversaciones y ensayos en un club de barrio. “La Trasnochada nació en una de esas madrugadas y nos gustó que ese sello asociado a la noche, a la luna, a madrugar rodeado de los seres queridos quedara plasmado en su nombre”, ratifica su director.

–¿Las influencias son las mismas para todos o usted tiene sus “preferidas”?

–Y... es muy personal. A mí, como director, me pasa que la influencia de Falta y Resto y de Diablos Verdes es evidente; sobre todo por su forma de pararse a cantar, su forma de decir y la manera de encarar la crítica social, con mucha franqueza, bien directa y sencilla y que pueden ser entendidas en cualquier barrio o lugar canten.

–¿Cuál sería es la autonomía de La Trasnochada respecto de tales influencias?

–Es interesante tratar de responder esa pregunta; es un esfuerzo que implica poder leerse a uno mismo. Para mí, tratar de definir la identidad artística de La Trasnochada es como intentar definirme yo. Creo que hay cierta nota de identidad en las decisiones que se toman año tras año con los textos y los espectáculos. Nunca “compramos” una forma predeterminada de hacer murga ni repetimos recetas exitosas. Nos pasó luego de ganar el Carnaval en 2012; podríamos habernos repetido sabiendo que eso había gustado, pero la murga eligió ir por otros caminos, arriesgamos mucho todos los años. Nos jugamos mucho a la hora de decidir por dónde ir; a veces incluso eso nos resulta costoso, pero nos hace sentir bien con nosotros mismos.

–¿Qué quieren decir con eso de “Cancionistas en busca de la canción más linda”? Ya hay una inclinación por la murga-canción ahí, que no es una estética propia de todas.

–Un grupo de cancionistas, musiqueros nómades que van llevando sus canciones de pueblo en pueblo, intercambiando sus melodías y cantando para quien quiera escucharlos. La verdad es que a La Trasnochada le gusta mucho cantar canciones y de alguna manera todo cancionista sueña con cantar la más hermosa de todas. Es una búsqueda artística, el sueño de un canto; y la murga va viviendo esa búsqueda a lo largo de lo que va cantando.

Data clave también es que La Trasnochada está organizada en forma de cooperativa. Que a la hora del trabajo se divide en comisiones, y que las decisiones se toman en asamblea. “En la construcción de cada espectáculo cada integrante va sumando, va compartiendo miradas, asumiendo un texto o rechazándolo, integrando un arreglo musical o pidiendo un cambio. Lo mismo pasa con la propuesta estética, la escenografía y otros temas”, explica Souza, que es el responsable de los arreglos, de la dirección escénica y de los textos, en este último punto junto con Maximiliano Orta y Leonardo Pereyra. “Este año fuimos por el lado de ser bastante explícitos a la hora de tocar algunos temas que para nosotros no son temas de actualidad o de agenda, sino que son más de fondo. Son temas frente a los cuales creemos que hay que tomar posición siempre o por lo menos una posición lo más clara posible.”

–¿Como cuáles?

–En algunos fragmentos del espectáculo de este año decimos algunas cosas sobre el tema de los violadores de los derechos humanos, en particular algunos militares que hoy siguen sin ser juzgados en Uruguay y se van muriendo, como pasó con el torturador Miguel Dalmao... cantar sobre este tema nos trajo algunas críticas este año. Otras temáticas han sido la matanza de estudiantes en México; la lucha que emprendieron los jóvenes por el No a la Baja de la edad de imputabilidad de los menores en Uruguay. También decimos y cantamos algunas más profundas, como una crítica a la ambigüedad humana y lo difícil que es jugarse por aquello que nos va pasando por dentro.

–¿Y el cuplé de Ricardo Arjona a qué “lucha” obedece?... Reparten palos por todos lados.

–(Risas.) A ver. Hay mucho “vende recetas” en el mundo de las creaciones artísticas y aparecen como los que nos vienen a explicar cómo se hacen las canciones. Si bien es un momento de muchísimo humor, también nos permite satirizar lo que pensamos sobre el arte, la música, sus búsquedas. Claro que no buscamos burlarnos de Arjona, sólo ironizamos lo que representa “Arjona” para el mundo de la música. Usamos su personaje, su modo de componer canciones y de pensarlas, para reírnos y al mismo tiempo cuestionar por qué compramos ciertas formas de hacer arte. De hecho, en un momento hacemos un guiño al espectador cuando reconocemos que hay muchos que escuchan a Arjona, pero no lo quieren reconocer públicamente (risas). También le estamos cantando una canción a Tabaré Vázquez, en la que resumimos un poco lo que nos pasa frente a los gobiernos progresistas uruguayos... la distancia entre el relato y los hechos. Esta es una buena síntesis de nuestra posición política actual como murga.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.