espectaculos

Jueves, 10 de septiembre de 2015

MUSICA › ORKESTA POPULAR SAN BOMBA

Cumbia y mucho más

 Por Sergio Sánchez

“Ni los colombianos pueden creer cómo se desparramó la cumbia por estos lados. No hay otro ritmo que se haya expandido tanto”, se sorprende Matías Jalil, compositor y director de la Orkesta Popular San Bomba, acerca del modo en que el género se ramificó y adaptó en cada país que echó raíces. En el caso de la orquesta que lidera, los colores musicales del folklore argentino –por cuestión geográfica– y el rock –por cuestión generacional– son dos elementos que sobresalen en la propuesta. Si bien la cumbia atraviesa el universo musical de San Bomba, la paleta de ritmos se abre al mundo. “La orquesta no está centrada en la cumbia estilo colombiana o algún subgéneros de cumbia argentina, sino que la idea era mezclar esos elementos y otros ritmos bailables. La instrumentación que tenemos es un poco atípica (hay charango, violines y bombo legüero, por ejemplo) y eso le da otra sonoridad. Era como dar nuestra versión de la cumbia”, explica Jalil, quien entiende al género como un campo abierto, nunca rígido. Al menos, eso mostrarán en el escenario durante todos los jueves de septiembre a las 23 en Club Cultural Matienzo (Pringles 1249).

En el marco del ciclo, la orquesta adelantará temas inéditos y repasará las canciones de sus dos discos, Sal de tu cuerpo (2012) y El conjuro (2013), en donde van del huayno al klezmer, además de todo el abanico tropical. En la segunda fecha del ciclo, que tendrá lugar hoy (jueves 10), habrá un invitado especial, el acordeonista mexicano Luis Ornelas. “Es un lujazo tocar con él. Nos gusta mucho la cumbia sonidera, la cumbia mexicana. Luis Ornelas es como un nieto de (Andrés) Landero (mítico acordeonista colombiano), al igual que Celso Piña. Cuando Landero fue a México, influyó mucho en Monterrey. Es un género que tiene muchas coincidencias con la cumbia villera”, considera Jalil y promete una noche a pura cumbia.

“Ahora hay una especie de resurgir, pero la cumbia acá siempre estuvo. Lo cierto es que ahora se la respeta más. Se consolidó para otros públicos en los últimos años, tal vez para la clase media. La escena cambia porque hay oídos más dispuestos a escuchar otras propuestas. Y creo que eso tiene que ver con la vuelta de la música latinoamericana. Si bien el rock sigue ocupando un lugar importante, las tribus están un poco más abiertas. Nosotros tenemos un espíritu re rockero, pero proponemos una mixtura de ritmos”, dice el compositor de la orquesta que en vivo aborda tanto a los Redondos (“Salando las heridas”) como a Los Palmeras o Adrián y Los Dados Negros. Sin embargo, el grueso de las canciones de este ensamble porteño son de cosecha propia. “Fuimos a Colombia a estudiar y trajimos instrumentos de allá; hicimos un proceso para conocerla”, cuenta Jalil, un especialista en el tema.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.