espectaculos

Miércoles, 4 de febrero de 2015

LITERATURA › SE PUBLICA UNA NOVELA INEDITA DE HARPER LEE

Lo que el viento no se llevó

Considerada perdida y olvidada hasta por su propia autora, hoy de 88 años, Go Set a Watchman comparte ambientes y personajes con Matar a un ruiseñor, la única (y famosísima) novela publicada hasta ahora por Lee, amiga personal de Truman Capote.

 Por Silvina Friera

La pasión por el anonimato, la fobia a la popularidad son una excepción ambigua que cae en la trampa de lo que quiere evitar: llamar la atención, estar en la mira de los practicantes del culto de husmear en las vidas privadas. La escritora estadounidense Harper Lee, una versión “menos extrema” de J. D. Salinger, publicará su segunda novela 55 años después de Matar a un ruiseñor (To Kill a Mockingbird), un alegato contra el racismo protagonizada por el inolvidable Atticus Finch, abogado que decide defender a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Esta novela obtuvo un Premio Pulitzer y fue adaptada al cine por el director Robert Mulligan, con Gregory Peck como el inolvidable protagonista. La editorial HarperCollins anunció que las 304 páginas de Go Set a Watchman escrita en la década del ’50, antes incluso que su ópera prima, será lanzada el próximo 14 de julio con una tirada inicial de dos millones de ejemplares. Y que se trata de “un extraordinario acontecimiento literario”. A los 88 años, Lee sigue viviendo en su Alabama natal, alejada del ruido mediático y asombrada por el hallazgo del manuscrito. “No me había dado cuenta de que había sobrevivido, así que estaba sorprendida y feliz cuando mi querida amiga y abogada Tonja Carter lo descubrió”, aseguró la escritora en un comunicado difundido por la editorial. “Después de mucha reflexión y dudas, lo compartí con un puñado de gente en la que confío y estuve complacida de escuchar que consideraban que merecía ser publicado”, agregó la escritora que fue amiga de Truman Capote.

“A mediados de los años ’50 terminé una novela llamada Go Set a Watchman. Incluye el personaje de Scout como una mujer adulta y yo creía que era un trabajo bastante decente. Mi editor, cautivado por los flashbacks a la infancia de Scout, me convenció para que escribiese una novela desde el punto de vista de la joven Scout”, explicó Lee. El resultado de ese esfuerzo fue Matar a un ruiseñor (1960), que ha vendido más de 40 millones de ejemplares en todo el mundo. Luego del gran éxito, la autora ofreció entrevistas, visitó escuelas y acudió a varios eventos en los que el libro fue reconocido. La concesión del Premio Pulitzer en 1961, cuando su primera novela llevaba 41 semanas en la lista de los más vendidos, la abrumó. Poco a poco fue dejando de conceder entrevistas porque las preguntas eran monótonas y estaba demasiado preocupada porque la atención que recibía rayaba con la publicidad que buscaban las celebridades. Desde entonces no habla más de su libro ni publicó nuevas obras, más allá de unos cuantos ensayos breves. Go Set a Watchman quedó olvidada. Lee estaba convencida de que el manuscrito se había perdido, hasta que fue encontrado el pasado otoño. Protagonizada por Scout, la hija de Atticus, la trama está ambientada a mediados de los cincuenta en la sureña y ficticia Maycomb, en el momento en el que Scout regresa desde Nueva York para visitar a su padre. “Además de ser en muchos sentidos una secuela del gran clásico de Harper Lee, es también la narración emotiva y cautivadora de la relación entre un padre y una hija, y de la vida en una pequeña ciudad de Alabama durante las tensiones raciales de los cincuenta”, afirmó Jonathan Burnham, vicepresidente de HarperCollins.

Lee nació en la sureña Monroeville (Alabama) el 28 de abril de 1926. Antes de publicar su primera novela, participó en la redacción de varias revistas literarias y escribió pequeños relatos y otras obras sobre la injusticia racial. En 1950 se instaló en Nueva York, donde trabajó de empleada de reservas para una aerolínea y comenzó a escribir una recopilación de ensayos y pequeños relatos sobre la gente de Monroeville. Un editor de J.B. Lippincott le recomendó abandonar su trabajo para concentrarse en escribir. Y lo hizo. Estuvo dos años y medio escribiendo Matar a un ruiseñor, hasta que se publicó el 11 de julio de 1960. El equipo editorial de Lippincott advirtió a la autora que probablemente sólo se venderían varios miles de ejemplares. “Nunca esperé ninguna clase de éxito con el Ruiseñor (...) Estaba esperando una muerte rápida y misericordiosa a manos de los críticos pero, al mismo tiempo, esperaba que a alguien le gustara lo suficiente como para darme ánimos. Animos públicos. Esperaba unos pocos, como dije, pero recibí un montón y de algún modo esto fue tan aterrador como la muerte rápida y misericordiosa que yo me esperaba”, dijo la escritora.

La narradora de Matar a un ruiseñor –que transcurre durante la Gran Depresión en el pueblo ficticio de Maycomb, Alabama– es Scout Finch, una niña de seis años que vive junto a su hermano mayor Jem y su padre Atticus, un abogado viudo. Atticus defiende a un hombre negro llamado Tom Robinson, acusado de violar a una joven mujer blanca. Se sabe: pueblo chico, infierno grande. Los pobladores de Maycomb rechazan la opción de Atticus, al que llaman “amante de los negros”. En la sobrecubierta de la primera edición, Capote escribió: “Alguien raro ha escrito esta excelente primera novela: una escritora con el más alegre sentido de la vida y el más caluroso y más auténtico sentido del humor”. Algunos interpretaron que estaba sugiriendo que él había escrito la novela de Lee o que corrigió amplias partes; rumor alimentado por el padre biológico de Capote, Archulus Persons, quien afirmó en 2003 que había escrito “casi todo” el libro. El dislate quedó sofocado en 2006 en una carta de Capote, donada al museo del patrimonio literario de Monroeville, donde el escritor mencionaba que Lee estaba escribiendo un libro que iba a publicarse pronto. Luego de más de medio siglo de silencio, Lee ya no será más la autora de una única obra.

Compartir: 

Twitter
 

“A mediados de los años ’50 terminé una novela llamada Go Set a Watchman”, recuerda ahora Harper Lee.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared