espectaculos

Jueves, 15 de noviembre de 2007

LITERATURA

Ese bebito que metía miedo

Algunos escritores consiguen cautivar la imaginación de directores y productores de cine con su obra. Uno de ellos fue Ira Levin, quien murió el lunes en Nueva York a los 78 años tras un ataque cardíaco. Autor prolífico que atravesó varios géneros, Levin tuvo el pico de popularidad de su carrera con la adaptación cinematográfica de su novela El bebé de Rosemary por Roman Polanski en 1968. No fue la única adaptación al celuloide de sus obras: Trampa mortal, Las mujeres de Stepford, Los chicos de Brasil y Acosada son algunos de sus escritos que llegaron a la pantalla grande con actuaciones de Michael Caine, Christopher Reeve y Sharon Stone. Levin se graduó en Filosofía y Lengua Inglesa en la Universidad de Nueva York, y sumó sus primeras páginas escribiendo guiones para televisión y teatro. Esto influiría en su prosa posterior y lo haría un autor particularmente “cinematográfico”.

El film El bebé de Rosemary, protagonizado por Mia Farrow y John Cassavetes, contaba la historia de una joven que quedaba misteriosamente embarazada tras vivir cerca de una secta de satanistas. Por esta obra, el escritor norteamericano sería tildado de adorador de Satán, acusaciones que siempre él rechazó. Aún más, siempre lamentó que su novela sirviese de impulso a clásicos como El exorcista o La profecía. “No creo en Satán y me parece que el potente fundamentalismo actual no sería tan fuerte sin estos libros”, afirmaba Levin, pero aclaraba que “por supuesto, nunca he devuelto ninguno de mis cheques”. La imagen de la madre acunando a su hijo con los ojos colorados al final de esa película hizo famoso el libro de Levin, cuyas novelas pasaron a venderse por millones en todo el mundo.

Pero además de la aceptación de Hollywood, Levin recibió premios de sus pares. Por ejemplo, gracias a su novela A kiss before dying obtuvo el premio a la Mejor Primera Novela de la asociación Mystery Writers of America. Esta historia también fue llevada al cine en 1954, y en 1991 Matt Dillon la desempolvó para hacer una remake. Trampa mortal, llevada al cine en los años ’80, había sido escrita originalmente para el teatro y le daría a su autor un premio Edgar.

Otras dos historias de Levin que fueron filmadas fueron Las mujeres de Stepford (1972), que llegó por primera vez a la pantalla grande en 1975 como Las mujeres perfectas y narraba la historia de un pequeño pueblo en el que las mujeres eran reemplazadas por robots. Otra novela con mucha repercusión fue Los chicos de Brasil, sobre un complot nazi para llevar el Tercer Reich a Sudamérica, y que volverá a filmarse en 2009.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared