espectaculos

Martes, 23 de diciembre de 2008

CINE › MURIó EL DIRECTOR ROBERT MULLIGAN

Un cineasta para todos los gustos

El cineasta estadounidense Robert Mulligan, quien fue candidato al Oscar en 1962 por su alegato antirracista Matar un ruiseñor, falleció el sábado en su casa de Lyme, Connecticut, a causa de una dolencia cardíaca, aunque su esposa Sandy dio a conocer recién ayer la noticia a la prensa. Mulligan –quien estuvo alejado de las cámaras por casi dos décadas– era también conocido por haber dirigido la melancólica Verano del 42 (1971) y la comedia El año que viene a la misma hora (1978), entre otras obras que consiguieron tanto el favor del público como los elogios de la crítica. La versión cinematográfica del best seller Matar a un ruiseñor le valió a Gregory Peck el Oscar a Mejor Actor Protagónico por su papel del abogado Atticus Finch, defensor de un negro acusado falsamente de una violación en el profundo sur de los Estados Unidos.

Mulligan había nacido el 23 de agosto de 1925 en Nueva York y se inició en el medio televisivo, lo cual lo emparentó con directores como Arthur Penn, Sidney Pollack, Martin Ritt y Frank Perry, que en su paso a la pantalla grande a principios de los 60 revelaron un perfil renovador del cine de su país. Con una carrera irregular pero siempre interesante, convocó a parejas jóvenes –Steve McQueen y Natalie Wood para Desliz de una noche (1963) y a la misma Wood y Robert Redford para Intimidades de una adolescente (1965)– para enfocar la cuestión romántica desde ángulos que Hollywood había tenido prohibidos. Incursionó exitosamente también en el western con La noche de la emboscada (1968), con Gregory Peck y Eva Marie Saint, a la que aportó una percepción avanzada y compleja para los clásicos conflictos del género.

Se animó además al terror psicológico con Los mellizos del terror (1972, también conocida como El otro), y al policial, con El hombre llave (1975). La carrera de Robert Mulligan, sin embargo, fue desacelerándose; lo último que se conoció en cines fue la fallida comedia Mi adorable fantasma (1983), una descafeinada versión de Doña Flor y sus dos maridos, con Sally Field y James Caan, que no estuvo a la altura de su carrera.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.