espectaculos

Martes, 23 de diciembre de 2008

PLASTICA › “LA MUNICH CONTEMPORáNEA”, EN LA COSTANERA SUR

Artes visuales en tiempo de verano

En la ex Cervecería Munich de la Costanera Sur (Avenida de los Italianos 851), donde funciona la Dirección General de Museos de la Subsecretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, se presenta hasta el 22 de febrero “La Munich contemporánea. 02_balneario”. Se exponen obras de Marcos López, Julián D’Angiolillo, Paula Senderowicz, Daniel Basso, Marino Balbuena, Javier Barilaro, Guido Ignatti y Gustavo Giannuzzi, además de una muestra histórica sobre el Balneario de la Costanera Sur. Todos los sábados a las 17, hasta el cierre de la muestra, se exhibirá el filme Balnearios de Mariano Llinás. Coordinación general: Horacio Torres. Programación: Alejandro Somaschini.

En la muestra de Marino Balbuena, estamos en un balneario y no vemos el mar, ni los turistas, ni los niños vociferantes. Si fuera una película, sería una de Warhol; con la cámara fija apostada durante días. Balbuena nos devela al Golem, al gigante del consumismo, con pequeños detalles: una palmera más vieja, yuyo en las baldosas, o una remera nueva para el pato. La ciudad habla desde el hito urbano, como señalización precaria entre corrosión marina y capitalismo estival.

En la instalación de Julián D’Angiolillo, el Peregrino Inmobiliario toma notas. ¿Qué escribe en su cuaderno? ¿Son observaciones de un flâneur o un opérateur? Como un dios extenuado, lo único que hace es contemplar, estudiar o vigilar su creación. Un agrimensor del deterioro analizando el vacío entre las copas de los árboles.

Paula Senderowicz presenta la obra por la que resultara seleccionada en la última edición del Premio arteBA Petrobras: Tsunami en zona franca. Allí, una ola parece atravesar la pared de la sala. Prima el color azul, brillante, que resplandece según las variaciones de luz. La pieza invita a penetrar en sus formas y a contemplar el paisaje interno, que se compone en otra escala. A través de perforaciones en la superficie del paisaje, la mirada espía, explora el detalle; de lo inmenso a lo pequeño, de lo denso a lo acuoso, de la velocidad al detenimiento. La maqueta interna reproduce un refugio con estructura de madera, traslúcido, que flota y se refleja sobre la superficie del agua en una especie de zona franca, como espacio donde las mercaderías no están sometidas a control ni gravadas por el pago de tributos.

Guido Ignatti expone La forma absurda. Juzgada o ignorada, relegada. Inútil. Bellísima por la ausencia de lógica. Lo que hará a la forma absurda resonar, potenciar su esencia.

Horario: lunes a viernes de 14 a 18; sábados, domingos y feriados de 10 a 19. Entrada: $1, sábados y domingos; lunes a viernes, gratis.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.