espectaculos

Viernes, 15 de octubre de 2010

CINE › HOY COMIENZA LA DECIMA EDICION DEL DOCBSAS, QUE CRECE AÑO TRAS AÑO

Diez días para explorar las mil facetas del documental

Si en sus comienzos alcanzaban cinco o seis páginas para resumir su programación, hoy el panorama se ha multiplicado: en la sala Lugones del Teatro San Martín, la Alianza Francesa y la Casa del Bicentenario se podrán ver casi cien películas.

 Por Horacio Bernades

El crecimiento del DocBsAs en estos años no es difícil de medir. En sus primeras ediciones, las gacetillas de prensa que anunciaban la programación ocupaban cinco o seis páginas; en las últimas se necesita una carpeta entera para guardarlas. Siguiéndole los pasos al Bafici, que va por su duodécima edición, el más importante festival de documentales de la Argentina cumple diez este año. Lo celebra con su programación más vasta hasta la fecha: casi cien películas –contando largos, medios y cortos–, repartidas en nueve secciones, que incluyen dos retrospectivas. A eso se le suma un puñado de visitas y, como siempre, lo más reciente de varios de los nombres más eminentes del campo documental, de Frederick Wiseman a José Luis Guerín, pasando por el suizo Richard Dindo y el chino Wang Bing. Las retros están dedicadas al catalán Joaquim Jordà, fundador del Master en Documental de Creación de la Universitat Pompeu Fabra, y al argelino-francés Jean-Louis Comolli, secretario de redacción de la revista Cahiers du Cinéma en los ’60 y autor de una obra que se acerca a la cincuentena de títulos. Todo esto tendrá lugar, a partir de hoy y hasta el 24 de octubre, en la sala Lugones del Teatro San Martín, la Alianza Francesa y la Casa del Bicentenario (ver recuadros).

Organizado y coordinado por la Asociación DocBsAs, con apoyo del Incaa, el Servicio de Acción Cultural de la Embajada de Francia, el Complejo Teatral de Buenos Aires y la Fundación Cinemateca Argentina, el DocBsAs empezó siendo, a comienzos de esta década, una muestra de documentales selectos y desde hace un tiempo es ya –por tamaño, volumen y alcance– un festival en regla, sin ninguna duda el más importante dedicado al rubro en el país y uno de los más relevantes del continente. La sección Proyecciones Especiales presenta este año lo más nuevo de Frederick Wiseman (Boxing Gym, 2010), Wang Bing (El hombre sin nombre, 2009), Jean-Marie Straub (cuatro trabajos recientes), José Luis Guerín (Guest, 2010), Richard Dindo (Gauguin en Tahití y en las Marquesas, 2010), además de un par de trabajos breves del francés Luc Moullet y un corto codirigido por el filipino Raya Martin.

Pero la programación del Doc les hace lugar también a los grandes documentalistas del futuro inmediato (en la sección Nuevas Voces, Otros Ambitos), así como al documental político (en Modos del Documental, Formas de la Política), a una Perspectiva Suiza, un Foco Andino (con películas ecuatorianas, colombianas y bolivianas) y un nuevo acercamiento a la producción de la escuela cubana de San Antonio de los Baños. La retro Joaquim Jordà, la Memoria Trabada permitirá ver la obra completa de este coloso barcelonés, mientras que Cine contra Espectáculo: las Películas de Jean-Louis Comolli pondrá en pantalla once de sus cuarenta películas hasta la fecha. Siempre más interesado en los puentes que en las fronteras, la décima edición del DocBsAs da entrada a una muestra llamada Videos por Artistas, que presenta una selección de trabajos de artistas plásticos, curada por Eduardo Stupía.

En la zona más experimental de la grilla podrá asistirse a una performance en vivo, llevada a cabo por el documentalista Andrés Di Tella y el realizador experimental Claudio Caldini, así como a una instalación realizada por el Grupo de Cine Automático, que lleva por título “Biógrafo imaginario o Proyecto automático de recambio de recuerdos”. Ambas actividades recuerdan, desde uno de los extremos posibles, que abrirse a toda clase de prácticas, cruces y fusiones sigue siendo parte esencial de la concepción de un evento que, como todos los años, requiere de un recorrido en detalle.

Metonimias,
contracaras y sicarios

En Boxing Gym, Frederick Wiseman continúa su estudio del funcionamiento de la sociedad estadounidense, eligiendo esta vez como muestra o metonimia un gimnasio de box de Austin, Texas. “El boxeo puede ser sangriento, dañino y cruel”, admite el realizador de la reciente La danse. “Sin embargo, requiere dedicación, disciplina y concentración, además de un trabajo extenuante, ética, sacrificio, condicionamiento y terribles exigencias para el cuerpo y la mente.” El hombre sin nombre que da título al nuevo documental de Wang Bing (realizador de las titánicas West of the Tracks y He Fenming, una mujer china) vive en estado de soledad absoluta, en una caverna ubicada entre las ruinas de una ciudad desierta. Allí cultiva su huerta y habla consigo mismo, en un estado de primitivismo que tal vez represente la contracara del furioso salto al futuro de la economía china. De Jean-Marie Straub, campeón del cine más radical, se verán cuatro trabajos, cuyas duraciones van del minuto redondo de Joachim Gatti a los 78 minutos de Corneille-Brecht, esta última sobre textos de ambos autores. Del propio Straub se programan también los cortometrajes Europa 2005-27 de octubre, sobre violentos enfrentamientos entre jóvenes y la policía producidos en Francia en esa fecha, y O summa luce, que evoca a Dante y Hölderlin. Especialista en la evocación de grandes figuras ausentes a partir de sus huellas (recordar la extraordinaria Ernesto “Che” Guevara, diario de Bolivia), en Gauguin en Tahití y en las Marquesas el suizo Richard Dindo reconstruye la estancia del pintor en esas islas, usando como conducto sus cuadros, diarios y cartas. El catalán José Luis Guerín aprovechó la presentación de su anterior En la ciudad de Sylvia en festivales del mundo entero, para filmar aquello con lo que se iba encontrando, a lo largo de más de un año, en las calles y plazas de Venecia, Hong Kong, San Pablo o La Habana. El resultado es Guest, experiencia de cine directo que también puede entenderse como el menos turístico de los álbumes de viaje.

Codirigida por Raya Martin junto a los cineastas Saskia Gruyaert y Antoine Thirion, en su tendido de puentes entre Oriente y Occidente el corto de ficción Cuentos recuerda la experiencia de la reciente Yuki & Nina, de Nobuhiro Suwa e Hippolyte Girardot. Uno de los puntos altos de la sección Proyecciones Especiales promete ser El sicario, habitación 164, del italiano Gianfranco Rosi, en la que un ex oficial de policía del estado de Chihuahua, entrenado por el FBI y experto en torturas y secuestros, confiesa sus crímenes a cámara, el rostro convenientemente cubierto. Con 250.000 dólares de precio por su cabeza, el hombre, que no muestra rastro de culpa, está libre y sin condena.

Monos, niños y anarquistas

Los films de Joaquim Jordà –fallecido cuatro años atrás– parecían buscar que lo real aconteciera en cámara, con elocuencia paradójicamente mayor que la de la realidad misma. La retro programada por el DocBsAs, curada por el catalán Fran Gayo, viaja del corto Día de muertos, que este representante histórico de la llamada “Escuela de Barcelona” filmó en 1960, hasta Más allá del espejo, estrenada póstumamente en 2006. Se incluyen sus dos films de ficción (Dante no es únicamente severo, de 1967, y el distorsionado policial Un cuerpo en el bosque, de 1996) y se incluye también No tiene sentido... estar haciendo así, todo el rato, sin sentido, documental sobre el propio Jordà, filmado por su discípula Alejandra Molina. De los films de este hombre de barba y voz aguardentosa se recomienda no perder el díptico integrado por Numax presenta... (1979) y su secuela Veinte años no es nada (2004), así como Monos como Becky (1999) y la fenomenal De niños (2003).

Jefe de redacción de Cahiers du Cinéma en su etapa más militante, como en la ocasión anterior en que vino a Buenos Aires, Jean-Louis Comolli lo hace acompañando la presentación de varias de sus películas y un libro. La otra vez, a comienzos de esta década, trajo un par de sus documentales y presentó la edición en castellano de Filmar para ver, recopilación de sus escritos. Ahora, en una suerte de edición ampliada, viene trayendo una retrospectiva, en sincro con la presentación de Cine contra Espectáculo, uno de sus textos más recientes. Realizador y teórico, crítico y hombre comprometido con lo real, toda la obra de Comolli está en línea con su salida a las calles en Mayo del ’68. La retro Cine contra Espectáculo se centra en sus realizaciones del último par de décadas, destacándose Juegos de rol en Carpentras (sobre la profanación de un cementerio judío en esa localidad francesa), Buenaventura Durruti, anarquista (sobre ese personaje central de la pre Guerra Civil Española) y El caso Soffri (sobre la irregular condena a un ex militante de la organización de extrema izquierda Lotta Continua, por un atentado político cometido en los ’70).

Todas las recomendaciones que anteceden están referidas sólo a aquello que se conoce previamente y que constituye apenas una pequeña parte de la grilla del Doc. El resto –medio centenar de películas de todos los orígenes y formatos, repartidas en el conjunto de la programación–, el lector y el autor de esta nota deberán ir descubriéndolo sobre la marcha. Se puede dar por descontado –es una de las condiciones de existencia del DocBsAs– que para ninguna de esas películas ignoradas la palabra “documental” representará, como para tantas incursiones ocasionales, una herramienta que se usa y se tira.

Compartir: 

Twitter
 

El hombre sin nombre, el nuevo documental de Wang Bing;
Boxing Gym, crudo retrato del boxeo a cargo de Frederick Wiseman.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.