espectaculos

Sábado, 22 de noviembre de 2014

CINE › HOY COMIENZA LA 29ª EDICION DEL FESTIVAL DE MAR DEL PLATA

Para darse una panzada no hace falta ir al puerto

Ni calamaretes ni alfajores: buena parte del mejor cine del mundo estará durante una semana en la zona de la Rambla y aledaños, con casi cuatrocientas películas en total y casi un centenar de ellas con sello local.

 Por Horacio Bernades

Desde Mar del Plata

Desde hoy y hasta el domingo 30, Mar del Plata será, desde el Bulevar Peralta Ramos hasta la Plaza Colón, tierra cinéfila. El festival que hace un par de décadas daba entre risa, lástima y desconcierto, desde hace un lustro viene consolidando su programación edición a edición, generando lo que los esclavos del marketing denominarían “fidelización de público”. A esta altura, el creciente número de espectadores –la estimación oficial es de 200.000 el año pasado, entre locales, porteños y de otros puntos del país– ya sabe qué va a encontrar en Mar del Plata. No calamaretes y alfajores, sino buena parte del cine del mundo, reunida poco antes de fin de año, un poco como selección de lo mejor visto durante la temporada. Todos los años debe sumarse a eso algún descubrimiento que siempre se produce y el “toque argentino”, dado tanto por las películas locales de estreno como por rescates, restauraciones y retrospectivas. Casi cuatrocientas películas en total –entre cortos, medios y largometrajes–, casi un centenar de ellas con sello local. Como para demostrar que en Mar del Plata, para darse una panzada no hace falta ir al puerto.

Paradojas nacionales, en su 29ª edición el Ficmdp celebra sus 60 años. Como se sabe, el festival inaugurado al borde del mar por el general Perón en marzo de 1954 se interrumpió y reinició varias veces, hasta retomar la continuidad definitiva en 1996. Tras bambolearse como borracho de madrugada a través de distintas gestiones y ediciones, fue bajo la dirección de José Martínez Suárez –con un equipo de programadores que desde hace años se mantiene sin modificaciones– que el Ficmdp fue puliendo su perfil, hasta hallarlo definitivamente. En la presente edición todos son signos de continuidad, desde la arquitectura general de la programación hasta las salas disponibles (con la sección Mar de Chicos, un Baficito marplatense, como única novedad). Continuidad y no continuismo: las rupturas dentro de la homogeneidad permiten que el evento luzca hecho a nuevo cada año.

Internacional

Como de costumbre, el Ficmdp presenta tres competencias oficiales: la Internacional, la Latinoamericana y la Argentina, cada una de ellas integrada por entre diez y doce títulos (ver detalle aparte). De las tres argentinas de la Internacional, una viene de la sección Un Certain Regard de Cannes, donde obtuvo el premio Fipresci de la crítica internacional. Se trata de Jauja, lo nuevo de Lisandro Alonso, con protagonismo y participación en la producción de Viggo Mortensen, a quien le encantó el guión de su amigo, el poeta y cuentista sanlorencista Fabián Casas. Ubicada en un siglo XIX del extremo sur y con Mortensen haciendo de militar danés llegado a estas pampas, Jauja narra un extravío, extraviándose a su vez en él.

Las otras dos son estrenos. El perro Molina cumple con una tradición inalterada desde hace seis años: la de que todas las películas del quilmeño José Celestino Campusano participen de la Competencia Internacional del Ficmdp. El autor de Vikingo y Fango vuelve sobre sus temas, su gente, su territorio y su aire como de caldera siempre a punto de explotar. Esta vez en un formato que, según se rumorea, sería algo más respetuoso de las normas académicas. La vida de alguien representa el retorno del apreciado Ezequiel Acuña, narrando aquí el ciclo de una banda de rock que se parece mucho a la que integran los uruguayos de La Foca. Del resto de la Competencia Internacional se destaca, por varios cuerpos, Cavalo Dinheiro, en la que el lisboeta Pedro Costa reencuentra, en su barrio favorito (el de Fontainhas, donde fueron a parar los inmigrantes pobres de Cabo Verde), a su personaje favorito, el veterano Ventura, rodeado de fantasmas en un edificio también fantasma.

Los ocho films restantes de la CI son de interés. Sobre todo No todo es vigilia, nuevo film del catalán Hermes Paralluelo, que en Córdoba dirigió el recordado documental Yatasto (2011); La chambre bleue, donde Mathieu Amalric incursiona en tierras de Georges Simenon; la iraní Melbourne, que lleva hasta la crispación una situación sin salida, y The Duke of Burgundy, que el británico Peter Strickland dirigió inmediatamente después de Berberian Sound Studio, ganadora de la Competencia Internacional del Bafici 2012.

Latinoamericana & Argentina

Las argentinas de Competencia Latinoamericana son Favula –que viene de participar en el Festival de Locarno y donde Raúl Perrone se aventura por primera vez en el terreno al que el título alude– y La huella en la niebla, donde el entrerriano Emiliano Grieco vuelve a navegar el Paraná, como en la recién estrenada Diamante. Del resto merecen mención el ovni brasileño Branco sai preto fica, la perturbadora Matar a un hombre, del chileno Alejandro Fernández Almendras (realizador de las muy buenas Huacho y Sentados frente al fuego, vistas aquí y en el Bafici), y la colombiana Gente de bien.

De la docena de films que componen la Competencia Argentina, la única que tuvo roce festivalero es El 5 de Talleres, qué pasó por la sección Venice Days del Festival de Venecia. Dirigida por Adrián Biniez (el de la uruguaya Gigante, 2009), presenta al hoy televisivo Esteban Lamothe como “centrojás” de Talleres de Remedios de Escalada, en plan de retiro. Teniendo en cuenta que antes del festival rige una estricta veda para ver películas argentinas por cualquier medio, lo poco que puede decirse de las demás es que Aventurera, ópera prima del marplatense Leonardo D’Antoni, está protagonizada nada menos que por la hija de la célebre Ingrid Betancourt; que El hijo buscado presenta a una sólida pareja protagónica, compuesta por Rafael Ferro y María Ucedo.

Primer film de ficción de Sebastián Schindel (realizador de El rascacielos latino), El patrón, anatomía de un crimen, presenta un elenco más llamativo aún (Joaquín Furriel, Luis Ziembrowski, Germán De Silva, Guillermo Pfenning), en la reconstrucción de un caso real, que comienza con el maltrato de un migrante del interior del país. Camino de campaña es la nueva de Nicolás Grosso, realizador de La carrera del animal (2011). En la comedia Pistas para volver a casa, Jazmín Stuart debuta en la dirección, con Erica Rivas y Juan Minujín en los protagónicos. Narcisa, de Daniela Muttis, reconstruye vida y obra de Narcisa Hirsch, pionera del cine experimental en Argentina, que también aparece en La ciudadela (sección Estados alterados). En Su realidad, Mariano Galperín (Chicos ricos, Futuro perfecto) sale de parranda con el impar Daniel Melingo.

Panoramas y documentales

Incluida en la megasección Panorama, es en Autores es donde brotan las grandes firmas. Esas que se recomiendan solas: Abel Ferrara (su Pasolini abre hoy el festival), Hong Sang-soo (Hill of Freedom), Frederick Wiseman (National Gallery), Bruno Dumont (la miniserie ¡humorística! P’tit Quinquin), Lav Díaz (la monumental From What is Before, de casi seis horas de duración), Johnny To (la comedia Don’t Go Breaking My Heart 2), Xavier Dolan (Mommy, Gran Premio del Jurado en Cannes), Hal Hartley (Ned Rifle, última de la trilogía iniciada con Henry Fool). Algunos señalamientos puntuales: La danza de la realidad representa lo primero que el legendario Alejandro Jodorowski filma en tres lustros; Revivre (Hwajang) es nada menos que el film número 102 del septuagenario cineasta coreano Im Kwon-taek; Maïdan, del ucraniano Sergei Loznitsa (que viene de verse en la última edición del DocBuenosAires), es un notable registro observacional de la reciente movilización popular en su país.

Según afirman y aseguran, Birdman, del mexicano Alejandro González Iñárritu (con guión de los argentinos Armando Bo y Nicolás Giacobone), sería, créase o no, una comedia. Más increíble aún, parece que en su curso no se miserabiliza a nadie ni se aspira a grandes reflexiones sobre el destino humano. Una recomendación especial del Panorama: Magical Girl, opus 2 del madrileño Carlos Vermut, posiblemente el mejor film español en años. En el Panorama Argentino llama la atención Here, Kitty Kitty, que el prolífico Santiago Giralt (viene de estrenar Anagramas) filmó en Canadá y en inglés. En Ventana Documental merecen mencionarse The Aryans, investigación sobre los supremacistas blancos estadounidenses; Eau argentée, Syrie autoportrait (vista también en el último DocBuenosAires), conmocionante recopilación de videos clandestinos sobre la violencia actual en ese país; Padurea/The Forest, sobre un insólito episodio de espionaje del mariscal Tito a Ceausescu; Parole de kamikaze, reportaje a un anciano kamikaze (obviamente fracasado); la chilena Propaganda, trabajo colectivo sobre la última campaña presidencial en ese país, y Osvaldo Bayer “La livertá”, sobre el legendario escritor, militante y columnista de Página/12.

Recomendaciones, focos,
retros & más

En Hora Cero se destacan dos clásicos de la sección más extrema del festival, con sus films más recientes. Miike Takashi, con Over Your Dead Body, y Sono Sion, con Tokyo Tribe. Convendrá prestar atención a Confetti of the Mind, selección de los buenísimos cortos del español Nacho Vigalondo. En BSO valdrá la pena ver Bronces en Isla Verde, sobre un insólito festival internacional de bronces que se celebra en un pequeño pueblito del litoral; Desacato a la autoridad, relatos de punks en Argentina 1983-1988 (Capítulo 1); Heaven Adores You, sobre el malogrado y genial Elliott Smith, y Pequeña Babilonia, sobre esa capital nacional del rock que es la ciudad de La Plata. En Sentidos del Humor conviene no dejar pasar Bugarach, documental sobre el pueblito francés que, según decían, iba a ser el único en salvarse del apocalipsis anunciado por los mayas; Listen Up Philip, con el wesandersoniano Jason Schwartzmann como novelista con sus fantasmas, y Summer of Blood, sobre un gordo indeseable al que su conversión en vampiro transmuta en anhelado objeto de deseo.

De Proyecciones Especiales no se puede dejar de ver El acto en cuestión, la obra maestra absoluta de Alejandro Agresti, de cuyo no-estreno se cumplieron veinte años. Y deberá prestársele atención a Ciudadano Piria, sobre el fundador de la ciudad uruguaya de Piriápolis, al que el catálogo define como un Charles Foster Kane con termo de mate bajo el brazo. Como había sucedido con las cinematografías española y portuguesa en las ediciones previas, la sección Italia Alterada: 7 y ½ presenta un cine italiano que no es el que el público está habituado a ver. Incluye un foco de tres películas dedicado al hasta ahora ignorado Roberto Minervini, que viene filmando en Texas una serie de films argumentales protagonizados por gente de la zona.

Entre los focos y retros se destacan los dedicados a Claire Denis, que se hará presente en el festival y de quien se verán varios films inéditos; el ruso Aleksei German, genio semidesconocido; el mexicano Jaime Humberto Hermosillo, cuya obra casi no se ha visto en Argentina; el español Basilio Martín Patino, resistente cinematográfico Nº 1 durante el franquismo; Christensen en Brasil, que presenta parte de la obra del gran cineasta clásico argentino en el país de Pelé; Augusto Roa Bastos, Guionista, con films clásicos de Lucas Demare, Lautaro Murúa y Manuel Antin, basados en su obra o escritos por él; Daniel Tinayre, esperado rescate de uno de los más grandes cineastas argentinos, y Cine Argentino Siempre II, que presenta clásicos restaurados por el Museo del Cine, del tamaño de Besos brujos, Historia de una noche, Los isleros y Si muero antes de despertar.

Compartir: 

Twitter
 

Jauja, de Lisandro Alonso, con Viggo Mortensen, forma parte de la Competencia Internacional.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.