espectaculos

Miércoles, 28 de octubre de 2015

CINE › MAñANA COMIENZA LA TERCERA SEMANA DE CINE PORTUGUéS DIVERSIDAD Y RIQUEZA DEL CINE LUSITANO

Diversidad y riqueza del cine lusitano

En el Malba se verán largometrajes documentales y de ficción que darán una muestra de la cinematografía portuguesa contemporánea. También están programados cortometrajes y el estreno simultáneo en la Sala Lugones de Cavalo Dinheiro, último film de Pedro Costa.

 Por Diego Brodersen

El cine de Portugal sigue dando que hablar y la programación de la tercera Semana de Cine Portugués en la ciudad de Buenos Aires, que comienza mañana, no hace más que confirmarlo. Incluso si la estrella de la cinematografía lusa cosecha 2015 –el tríptico As Mil e Uma Noites, del ya-no-tan-enfant terrible Miguel Gomes– no integra la partida. Naturalmente, ya que todavía anda circulando en caliente por festivales de todo el mundo, entre ellos el de Mar del Plata, que levantará el telón en un par de días. A pesar de esa lógica ausencia –que los programadores prometen saldar para el año próximo–, el programa incluye una serie de largometrajes documentales y de ficción que dan cabal cuenta de la diversidad y riqueza del cine portugués contemporáneo, a los cuales se les suma, por primera vez, la exhibición de dos clásicos restaurados (ver recuadro), un cuarteto de cortometrajes y el estreno en simultáneo, en la Sala Leopoldo Lugones (que se anexa así a la tradicional sala del Malba), de Cavalo Dinheiro, última creación de Pedro Costa, con la que obtuvo el premio a Mejor Director en el Festival de Locarno el año pasado.

“Creemos que la Semana de Cine Portugués ya se ha afianzado y la idea es seguir mostrando obras que han tenido mucha repercusión en festivales internacionales, pero también otras que no han viajado tanto por el mundo, como por ejemplo Os Maias-Cenas da Vida Romântica, una película que habla de lo contemporáneo, de la crisis actual, a partir de la relectura de un texto del pasado”, afirma Susana Santos Rodrigues, una de las organizadoras y curadoras de la selección. El film de Joao Botelho está basado en la novela Los Maia, de Eça de Queirós –tal vez el mayor autor realista de la literatura portuguesa–, publicada originalmente en 1888, y que retrata la decadencia de una típica familia aristocrática de Lisboa a fines del siglo XIX a partir de dos miembros del clan pertenecientes a diferentes generaciones. Con un estilo que remite a algunas de las adaptaciones literarias de Raúl Ruiz o al Rohmer “de época”, Os Maias navega entre las aguas del melodrama psicológico y la evidencia de su propio artificio: los fondos y algunos de los decorados son pinturas que hacen gala de un dejo impresionista. El resultado es una particular lectura de un clásico literario que refleja endogamias y taras sociales a partir de un relato de amistades, amoríos, traiciones e incesto que proporciona varios andariveles de lectura.

Otras personalidades del mundo literario lusitano y de la cercana España participan (entre comillas, claro está) de algunos de los cortometrajes que podrán verse, a partir de mañana, en el Malba. En O Velho do Restelo, la última película (de veinte minutos) dirigida por el legendario realizador Manoel de Oliveira –fallecido este año a la edad de 106 años– Luís de Camoes, Camilo Castelo Branco, Teixeira de Pascoaes y Miguel de Cervantes disfrazado de Don Quijote conversan sobre la vida y las Letras en un pequeño film que se propone como juego filosófico. El gran poeta portugués del siglo XVI también protagoniza Taprobana, uno de los tres cortos de Gabriel Abrantes que forman parte del programa Pa, Nao Chores Nao. Muy lejos del bronce o la estampa para estudiantes, el Camoes de Abrantes intenta escribir Las lusiadas durante su exilio en las colonias de Africa y Asia mientras disfruta de los placeres carnales junto a su amante Dinamene (¡pocas veces la coprofagia resultó tan divertida!) y sale en busca de una buena dosis de opio. “Gabriel Abrantes tiene formación en artes plásticas y no es un típico lusitano. Aunque sus cortos son muy locos y disparatados su método es lo de lo más riguroso y profesional”, aclara Santos Rodrigues. Esa locura por momentos surrealista se confirma con creces en Liberdade y Ennui Ennui, los otros cortometrajes que completan el programa y en los cuales puede percibirse el hálito del Pasolini de la “Trilogía de la vida”.

El documental también hace acto de presencia con la exhibición de Rabo de Peixe, último film de Joaquim Pinto (¿Y Ahora? Recuérdame) y Nuno Leonel, que ya tuvo un estreno limitado en la sala de la Filmoteca Metropolitana, o con Volta à Terra, película de Joao Pedro Plácido que ganó el premio a Mejor Película Portuguesa en el festival especializado Doclisboa. Rodada en un pueblo rural del norte de ese país habitado por apenas medio centenar de personas, su título internacional en inglés, (Be)Longing, transparenta dos de sus temas centrales: el sentimiento de pertenencia a un lugar y el anhelo tanto de abandonar el terruño como de regresar a su seno. Con un estilo observacional que, sin embargo, se permite algunos juegos ficcionales, Plácido recrea en pantalla un estilo de vida en franca extinción que continúa resistiendo a pesar de todo. Política en más de un sentido, Volta à Terra encuentra en algunas discusiones sobre la mejor manera de cocinar el pan o en los preparativos de unas fiestas locales un profundo amor a la tierra y sus frutos, completamente olvidado por aquellos que habitan en las grandes ciudades.

Compartir: 

Twitter
 

O Velho do Restelo, último film de Manoel de Oliveira.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.