espectaculos

Viernes, 24 de junio de 2011

PLASTICA › SE INAUGURA LA MUESTRA EL ARTE CON CRISTINA, EN LA GALERIA PALERMO H

El compromiso como expresión artística

Liliana Trotta, Jorge Iberlucea, Mónica Christiansen y Graciela Marotta, entre otros, encendieron la mecha. Y la respuesta los sorprendió. Unas 160 piezas, de artistas jóvenes y de consagrados, fueron presentadas para la exposición.

 Por Facundo García

Partidarios y detractores de Cristina Fernández coinciden en un punto: a la hora de sostener su proyecto, la Presidenta no está sola. Ese mosaico de avales que apoya su reelección tendrá otro componente más a partir de hoy a las 19, cuando los creadores que participan de la muestra El arte con Cristina se reúnan en la galería Palermo H (Cabrera 6047). Y mientras corre el rumor de que la mandataria podría asistir a la inauguración, se espera que miles de visitantes se acerquen hasta allí en las próximas semanas, para disfrutar de ciento sesenta piezas que representan un gesto político digno de analizar.

Nacional, popular y multicolor. La idea fue tomar como catapulta simbólica los emblemas del peronismo y de los Kirchner para salir a explorar lo que cada uno quisiera. Los artistas plásticos Liliana Trotta, Jorge Iberlucea, Mónica Christiansen y Graciela Marotta, junto a un núcleo que –como los mencionados– trabajan o han trabajado en el Instituto Universitario Nacional de Arte (IUNA), fueron los encargados de encender la mecha. La propia Trotta declara que una de las motivaciones de base fue la conciencia de que hacen falta “espacios donde podamos encontrarnos para hablar, debatir, intercambiar y escuchar”.

La convocatoria se lanzó desde esa postura y la respuesta –como informa el curador y dueño de la galería Palermo H, Adelmo Piazza– fue “una absoluta sorpresa”. “Esta mañana, sin ir más lejos, me encontré treinta e-mails de distintos rincones del país: gente que me pide que llevemos el material al interior y decenas de pintores que quieren enviar su aporte”, detalla. En la lista de confirmados están Jorge Abot, Diana Aizenberg, Mireya Baglieto, Angel Miguel Bengochea, Estela Burone Risso, Maggie De Koenigsberg, Pedro Roth, Ricardo Roux, Daniel Santoro y Leo Vinci, entre muchos otros. Por su parte, familiares de maestros ya fallecidos también quisieron poner su granito, y así es como llegaron a la sala trabajos de popes de la talla de Ricardo Carpani y Aurelio Macchi. Debido a la falta de espacio en las tres salas dedicadas a la exposición, unas sesenta imágenes quedaron “en depósito”.

¿Qué hay para ver? Bastante. Como era de suponerse, predomina la reinterpretación de las temáticas “justicialistas” y de la imaginería K. Más allá de eso –y del pequeño formato de 40 cm x 40 cm que se eligió como soporte común–, lo que prima es la diversidad de enfoques, en una línea que va del realismo pedestre a la abstracción. Los cuadros se pueden comprar, con precios que van de los quinientos pesos hasta más de diez mil dólares.

Desde la organización aseguran que El arte con Cristina no cuenta con ningún apoyo financiero ni logístico del oficialismo. Calculan, eso sí, que un noventa por ciento de los expositores se identifica con el Frente para la Victoria, en tanto que el diez restante se compone de invitados que se interesaron por el tema y por la difusión que implicaba plegarse a la propuesta. De todos ellos, un tercio son jóvenes, otro tercio está en la llamada “generación intermedia” y el resto entra en la categoría de los consagrados.

Como gestor cultural, Piazza amplía su lectura. “Creo que a pesar de que hay matices, aquí se está reconociendo el apoyo que Cristina Fernández le dio a la actividad”, subraya. El entrevistado asegura que si hubiera una muestra “de la oposición” no tendría inconvenientes en darle cabida; pero advierte que “es necesario reconocerle a este gobierno” la proyección que les dio a los talentos locales en el exterior. “La Presidenta ha acompañado a decenas de pintores a bienales de distintos continentes. Eso es un fenómeno inédito.”

Del lado del arte político, no cuesta nada notar que el tablero está alterándose. El eje de la denuncia –donde experiencias como Tucumán Arde en los ’60, el Siluetazo de los ’80 o los escraches del Grupo de Arte Callejero y de Etcétera en los ’90 marcaron la pauta– le está cediendo el paso a colectivos que sienten, acaso por primera vez, lo que es estar a favor de un gobierno. Este desplazamiento no es unánime, desde luego: hay sectores que se mantienen, con argumentos sumamente atendibles, dentro de los registros expresivos que trazó históricamente el ambiente progre. Sin embargo, no deja de ser sugerente que desde los reductos críticos de la derecha se destile mucho más odio hacia las propuestas estéticas que emanan del kirchnerismo que a las que se inspiran, por ejemplo, en los programas de máxima que embandera la izquierda dura. Que cada quien saque sus conclusiones.

* La presentación de hoy es sólo para invitados, pero desde el lunes El arte con Cristina podrá verse gratis entre las 11 y las 19 en Cabrera 6047. Habrá actividades anexas y visitas guiadas. Más información en www.elarteconcristina2011.blogspot.com.

Compartir: 

Twitter
 

La idea original fue tomar como catapulta simbólica los emblemas del peronismo y de los Kirchner.
SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.