espectaculos

Miércoles, 18 de noviembre de 2009

DISCOS › TUA Y ENCANTERIA, LOS NUEVOS CD DE LA BAHIANA

Maria Bethânia vale por dos

En uno de los discos toma al amor como tópico disparador de cada canción; en el otro se vuelca con todo al sincretismo religioso que caracteriza las músicas de Brasil. En ambos, la cantante hace honor a su leyenda y sigue impactando con la carga de su voz.

 Por Karina Micheletto

Dos discos lanzados en simultáneo –y editados en la Argentina casi al mismo tiempo que en Brasil–, dos obras conceptuales, articuladas alrededor de tópicos potentes, una misma manera de legitimar el título de “clásica” avanzando en la exquisita originalidad de lo nuevo. Si Maria Bethânia es una de las figuras más importantes de la música america- na de las últimas décadas, es porque su carrera ha sido una constante apuesta por la segunda parte de esta ecuación, y los dos discos que acaban de aparecer son otra prueba de ello. Tua, centrado en el amor como tópico disparador de las canciones, y Encanteria, donde suena todo el color y el calor del sincretismo religioso que caracteriza al Brasil, son las dos nuevas obras con las que sorprende, una vez más, la gran Maria Bethânia.

La voz de la bahiana, inconfundible, profundamente dramática, capaz de expresar una paleta amplia de sentimientos, matices, colores, vuelve a aparecer bien custodiada por el sello de Jaime Alem, guitarrista, arreglador y director de la banda de Bethânia desde hace 30 años. A la meticulosidad de la interpretación se suman arreglos precisos, en un sonido que es actual y despojado, pero que también refleja todo el ritmo del folklore del Nordeste brasileño. A la base de guitarra, bajo y percusión o batería se suman los vestidos dedicados a cada canción: toques de acordeón, mandolina o cavaquinho, o filas de vientos de la Escuela Portátil de Música para el despliegue festivo de algunos temas de Encanteria, o la única compañía de un piano, a la que se suma el lánguido acordeón de Toninho Ferragu-tti, en la tristísima “Domingo”, que cierra el disco Tua.

Los repertorios logran reunir un par de generaciones de creadores brasileños, pero definitivamente hacen pie en los contemporáneos, toda una toma de postura de parte de la intérprete. Tua, de hecho, es una canción de Adriana Calcanhoto, y en el disco también hay obras de Jorge Vercillo, Arnaldo Antunes, Chico César o Paulinho Moska, además de las de Roque Ferreira, un bahiano poco conocido fuera de la escena específica de la música nordestina, que también firma varios de los temas de Encantaria y que bendecido por la voz de Bethânia seguramente pasará a ganar pronto otras escenas.

“Saudade”, un tema que reúne en la composición a Chico César y Paulinho Moska, donde canta como invitado Lenine, es quizás el punto más alto del disco que gira alrededor del amor y el desamor, pero también de las formas más urbanas de la música –por buscar un rótulo en contraposición al otro lanzamiento–. Encantería también tiene invitados ilustres como Gilberto Gil y Caetano Veloso, y un hilo conductor que va atando las diversas formas de la canción folklórica de inspiración religiosa, desde el recogimiento de la plegaria a la festividad de ritmos como el samba da roda, con letras y armonías simples y melodías siempre dispuestas para el baile, transformadas por la voz de Bethânia en el poderoso registro expresivo de su canción.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.