espectaculos

Miércoles, 18 de noviembre de 2009

DISCOS › BATEA

La cocina de REM

¿Festín? ¿Banquete? ¿Pantagruélico menú musical? Todas las acepciones que se quieran ensayar para definir un producto que deja al usuario pipón pipón pueden ser aplicadas a Live at the Olympia in Dublin – 39 songs, el doble CD + DVD que acaba de aparecer en la Argentina, protagonizado por cierta bandita estadounidense llamada REM. La historia detrás de la caja alcanza para despertar el interés: en 2007, en pleno proceso de preparación para la grabación del majestuoso Accelerate, el cantante Michael Stipe, el guitarrista Peter Buck, el bajista y tecladista Mike Mills y los invitados Scott McCaughey (guitarra, coros) y Bill Rieflin (batería) se subieron al escenario de ese local irlandés (la elección del lugar tiene que ver con la nacionalidad del productor Jacknife Lee) para ofrecer cinco noches de ensayos en vivo. El calvo vocalista definió al asunto como “un experimento aterrorizador”, pero el resultado no pudo ser más fecundo. Es que allí no sólo figuran las primeras versiones de golazos sonoros como “Living well is the best revenge”, “Man-sized wreath”, “Mr. Richards”, “Accelerate” o “Supernatural superserious” (aquí todavía titulada “Disguised”). El grupo se embarca en un rescate de canciones que hace años no tocaban en vivo, retrasando los relojes hasta los “años IRS” y sacando a la luz esos temas que apenas aparecieron en alguna gira o nunca compitieron seriamente por el setlist final. Con un largo artículo del periodista Andy Gill en el que explica las razones para amar a una banda como REM, el lanzamiento incluye un gordo librillo en el que Buck dedica un párrafo a cada una de las 39 canciones incluidas. Y como si todo eso fuera poco, el DVD presenta la película This is not a show, dirigida por Vincent Moon y Jeremiah, relajado retrato de esas noches supuestamente de terror –centrado en las canciones de Accelerate– que permite tomar parte de esos ensayos, disfrutar con los comentarios de Stipe sobre lo que se dice en la web sobre sus letras, el intercambio de ideas entre los músicos y una confesión inolvidable, cuando Stipe le cuenta al público: “Cuando estamos de gira siempre tengo que lidiar con el tema de la adrenalina. Yo suponía que en esto, tratándose solo de ensayos en público, no sentiría esa inyección de adrenalina. Bueno... me equivoqué”, señala. Ante las risas del público, el cantante cierra: “Claro, ustedes se ríen, pero estos tipos que tengo alrededor son los que van a tener que convivir conmigo y mis neurosis en un estudio durante las próximas semanas”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.