espectaculos

Jueves, 6 de octubre de 2011

DISCOS

Lanzamientos

8-Juan Vattuone

Escuchame una cosa. Fonocal

Hace rato que Vattuone viene prometiendo nuevo disco, que anunciaba con un nombre un poco más largo. Finalmente llegó y el trabajo de este cantautor, una de las plumas y las voces que marcaron diferencia en el tango actual, no decepcionó. Vattuone vuelve a la carga con su estética ronca y la filosofía cotidiana de su poética, marcada por una fresca ironía, profundamente rioplatense. Y se supera en su carrera con un disco bien grabado, cuidado en los arreglos, en un avance musical que enriquece su trayectoria.

7-Amorcito corazón

X-Tantiero. Epsa

El dúo integrado por Gabriela Portantiero y Nicolás Gadano lanza su disco debut, que suena fresco y diferente. Más que en la voz de la intérprete o en las letras de las canciones, de autoría propia, lo que marca la diferencia son las melodías de pegadiza fuerza propia, bellas y trabajadas, en las que el dúo muestra un estilo argen-mex al modo propio. El amor y el desamor, el encanto y el abandono, el porvenir y el desengaño, siempre hiperbólicos, dramáticos, a fondo, son el eje temático de este trabajo.

8-A Treasure

Neil Young. Reprise/Warner

El canadiense no lo pasó bien durante su estadía en el sello Geffen, que llegó a hacerle juicio por publicar “discos no representativos”, pero Old Ways fue algo así como su reconciliación con el costado más country de sus seguidores. Junto a un seleccionado llamado International Harvesters, salió de gira para presentar ese álbum y, de paso, entregar algunas gemas inéditas (acá aparecen ¡seis!). De ese lejano 1985 sale esta grabación, descripta por su coproductor Ben Keith con la frase del título. Y es apropiado, especialmente para aquellos amantes del género.

8-Velociraptor!

Kasabian. RCA / Sony

Kasabian y lo hace de nuevo: en la obra de Serge Pizzorno pueden rastrearse varios genes del pop británico, pero el grupo tiene lo que se necesita para darle una pátina de personalidad. Y hay canciones: cuando la banda se embarca en la tormenta eléctrica de Velociraptor!, los cuelgues psicodélicos de “La fee verte” o esa sinfonía desquiciada que termina armando “Acid turkish bath (Shelter from the storm)”, queda claro que, tras cuatro discos, Kasabian aún tiene para reclamar la atención, aun en una escena desbordada de propuestas como la británica.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.