espectaculos

Miércoles, 4 de abril de 2007

DISCOS › EL MERCADO DIGITAL

Apple se decidió a patear el tablero

La eliminación del sistema anticopia puede traer nuevos vientos en la venta online.

 Por Laurence Benhamou *

Al suprimir las protecciones anticopia en la música en Internet, EMI y Apple reconocieron la inutilidad de estos sistemas contra la piratería. Tras conocerse el anuncio, los analistas de mercado estimaron que ambas empresas aparecen ahora como pioneras de un modelo más abierto que sus competidores tendrán que imitar. La discográfica británica anunció que pondrá en la red su catálogo digital sin el sistema digital rights management (DRM), que se utiliza para combatir la piratería en el sitio de descarga iTunes de Apple: la innovación supondrá un aumento del precio promedio de 25 por ciento. Apple, que con iTunes reina con el 70 por ciento de las ventas legales de música en Internet, inicia así un movimiento que debería poco a poco extenderse a las otras discográficas y a los otros reproductores de música digital. Steve Jobs, presidente de Apple, ya aseguró que seguirán otras editoras de discos.

La iniciativa no fue una gran sorpresa: hace dos meses, el presidente de Apple había llamado a suprimir los DRM, que impiden que una canción comprada en iTunes sea leída por otro reproductor que no sea el iPod. Para justificar este cambio de postura, había subrayado que los DRM no sirven para nada, dado que la inmensa mayoría de las canciones almacenadas en los iPod son pirateadas. El anuncio, sin embargo, tuvo el efecto de una bomba. Los sitios y blogs anti-DRM aplaudieron, con muchos comentarios asegurando que el público estará dispuesto a pagar, y más caro, para descargar canciones no protegidas y que puedan ser leídas en todos los aparatos. Los analistas, por su parte, no estaban seguros sobre el impacto real de la medida sobre las ventas de música en Internet, pero veían un golpe maestro publicitario: “Es una gran victoria de imagen para Apple y Jobs, que aparecen como campeones de los derechos de los consumidores. Esto aumentará su peso en la visión de la gente, lo que a menudo se convierte en porciones de mercado. Y calmará las exigencias de los reguladores europeos”

La última frase tiene que ver con otro anuncio de esta semana, el de la Comisión Europea, que estudia a Apple desde hace dos años. Alertada por una asociación de consumidores británicos, la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, abrió una investigación en febrero de 2005 sobre las tarifas de descarga de iTunes en Reino Unido. Los precios de iTunes en Gran Bretaña son “sustancialmente más elevados” que en Francia o en Alemania, y Kroes apuntó a las restricciones territoriales impuestas por Apple: según ella, es anormal que un consumidor sólo pueda comprar música en iTunes en su país de residencia (el sitio verifica el país de residencia del usuario a través de su tarjeta de crédito). La Comisión admitió que iba a “concentrar su investigación en las grandes casas discográficas”, que “impusieron” este acuerdo a Apple. El viernes, la comisaria dirigió a Apple y varias discográficas “una comunicación de quejas”, primera etapa de un procedimiento de violación del derecho de competencia.

Michael Gartenberg, analista de JupiterResearch, no cree que la eliminación del DRM afecte al iPod. “Apple domina el mercado gracias a productos que atraen al consumidor y no por música protegida”, explicó. Sin embargo, mientras las ventas de CD’s siguen bajando sin ser remplazadas aún por los ingresos de la venta en Internet, es “poco probable que la música sin DRM haga despegar las ventas en línea”, según advirtió David Card, otro analista de JupiterResearch. “Pero esto va a favorecer la competencia entre los sitios de venta y entre los reproductores de música, y a largo plazo impulsará el sector.”

* Agencia AFP.

Compartir: 

Twitter
 

El catálogo de The Beatles aún no se comercializa en la red.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.