espectaculos

Miércoles, 2 de junio de 2010

TELEVISION › LL COOL J PROTAGONIZA NCIS LOS ANGELES, POR A&E

Del hip-hop a la pantalla

El rapero es uno de los pioneros del género y continúa en actividad, pero diversificó su accionar y ahora encarna a un agente encubierto junto a Chris O’Donnell. La serie es un spinoff de NCIS, una de las ficciones más exitosas en Estados Unidos.

 Por Roque Casciero

Es bastante probable que algunos de los argentinos que ven regularmente NCIS Los Angeles no tengan mucha idea de quién es LL Cool J, el hombre que los miércoles a las 22 (por A&E) se mete en la piel del agente Sam Hanna. Junto a G Callen, un especialista en trabajo encubierto encarnado por Chris O’Donnell (Perfume de mujer, Batman y Robin), Hanna conforma una de esas típicas duplas de agentes del orden muy diferentes entre sí. Pero, aunque LL Cool J no es nuevo en el campo de la actuación, fue el hip-hop donde su musculosa figura cobró preeminencia a mediados de los ’80, por lo que se lo cuenta entre los pioneros del género. “Mi costado hip-hopero no tiene nada que ver con el personaje de Sam Hanna”, se planta el rapero durante una teleconferencia. “Pero lo importante es el arte. Me expreso a mí mismo como rapero y como actor. En el programa soy un actor, no tengo por qué traer mi hip-hop. Supongo que debe haber un pequeño grupo del público que estará interesado en el programa porque conoce la historia de mi música. Pero mi trabajo es darle vida a Sam, que es un agente de NCIS, por eso tengo que trazar una línea demarcatoria con mi propia persona.”

–Por más que intente que el mundo de la actuación y el del hip-hop no se le mezclen, usted compuso la canción “NCIS: No Crew is Superior” acerca de su trabajo en el programa. ¿Qué lo inspiró?

–La mentalidad de los agentes... Estaba en mi trailer pensando en lo que tiene que pasar un soldado y en cómo deben funcionar sus mentes cuando tienen que vivir cosas como las que le tocan a mi personaje. Entonces pensé que estaría bien crear algo de música para publicarla por Internet y que describiera un poco a mi personaje, qué clase de tipo es, qué mentalidad tiene y por qué clase de cosas pasa. Y lo hice, fue algo del momento. No lo había planeado, simplemente sucedió.

Durante la charla con medios latinoamericanos, a menudo LL –cuyo nombre real es James Todd Smith– mete palabras y frases en español. “Aprendí con mis amigos en Nueva York”, le dice a Página/12, y junta en la misma explicación el “crédito callejero” del hip-hop y la apertura cultural. “Tengo muchos amigos en Honduras y República Dominicana. Cuando salgo con ellos siempre hablo español porque respeto su cultura. Sé que mi español es malo, pero igual quiero hablarlo. Adoro la cultura latina, la comida, la gente... Fui a la escuela con muchos latinos y siento que tenemos muchas cosas en común. Obviamente, en América latina hay mucha gente que tiene ancestros africanos, así que también me identifico con eso.”

En 1995, LL Cool J fue protagonista de su propia sitcom, In The House, y tuvo varios papeles breves en televisión y películas (Un domingo cualquiera, S.W.A.T.), pero llevaba bastante tiempo sin aceptar un rol fijo en una serie. Encima se metió en una que llegó a las pantallas con la presión extra de ser el spinoff de la exitosa NCIS. “Me gustó el desafío porque es algo nuevo, divertido y diferente para mí, nunca había hecho esta clase de drama”, explica. “Estuve dispuesto a comprometerme con todas mis fuerzas con el programa porque sentí que era una buena historia, un buen concepto, y porque me gusta la gente que trabaja en él.” El actor y rapero confiesa que recién empezó a ver la NCIS original cuando escuchó que había posibilidades de que se hiciera la “versión Los Angeles”. “Una vez que vi el programa, me di cuenta de lo entretenido que es y empecé a disfrutarlo. Aprendí mucho viéndolo. Y cuando llegó el tiempo de hacer el spinoff, pude ver las diferencias entre uno y otro programa. Lo que sí espero es que lleguemos a tener la química que tienen en el original, esa energía que los llevó a ser tan exitosos. Ojalá lleguemos a ese nivel.” Y destaca a su compañero O’

Donnell: “Es un buen hombre, muy divertido, muy inteligente, siempre listo para la acción. Cuando hablo con él, siempre me hace pensar”.

–Los programas policiales son una tradición de la televisión estadounidense, al punto que da la sensación de que queda poco de novedoso en ese terreno. ¿Por qué, entonces, continúan siendo tan exitosos?

–La gente también quiere fantasía, historias que van más allá de lo que puede aparecer en un reality. El mundo de los agentes de NCIS nunca podría ser expuesto en un reality porque ellos no revelarían las minucias de sus vidas a través de un caso en particular. Sería una amenaza para mucha gente si eso sucediera. Entonces, ésta es un área desconocida para la gente. Ahí radica la diferencia. Pero, más allá de eso, no sé bien qué contestar. ¡No tengo una bola de cristal!

–Bueno, entonces, ¿qué tiene de particular NCIS Los Angeles para usted?

–Creo que le aporta al género una nueva dupla, cosa que estaba faltando en los policiales desde hace un tiempo. Hacía mucho que un programa de este tipo no tenía tanto éxito. Además tiene un poco de humor y algo de corazón. Pero, más allá de eso, de lo que se trata es de entretener al público. No creo que tengamos que clasificar a esto como ciencia astronáutica (risas). Se trata de divertir al público y contarle buenas historias con casos que puedan ser resueltos. No hay por qué menospreciar esto, tampoco: es entretenimiento. Queremos que sea lo mejor dentro del género y que muchísima gente lo disfrute.

Compartir: 

Twitter
 

“Me expreso como rapero y como actor, pero son campos separados”, asegura LL Cool J.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.