espectaculos

Viernes, 6 de octubre de 2006

VIDEO › CICLO LA NAVE DE LOS SUEÑOS

Al rescate de la creación animada

En la Biblioteca Nacional se proyectarán hoy trabajos de diversos artistas rosarinos.

 Por Oscar Ranzani

Se sabe que la ciudad de Rosario es cuna de artistas. Sin embargo, no es tan conocido el proceso de crecimiento audiovisual que experimentó allí el dibujo animado. Como nueva forma de expresión desde los ’60, actualmente se encuentra en franca expansión debido, en buena parte, al principal referente de la animación rosarina: Luis Bras. Nacido en 1923, este prestigioso dibujante que ejerció la docencia en un lugar que hoy es mítico comenzó a trabajar con una cámara 16 mm que le prestaron y se terminó convirtiendo en uno de los más importantes creativos publicitarios de Rosario. Fascinado por las películas del escocés-canadiense Norman McLaren, implementó diversas técnicas de animación hasta su muerte en 1995. Sin proponérselo, Bras trazó –al igual que en sus dibujos– una línea histórica muy definida. “Por un lado, es un realizador muy importante que no se propuso fundar ningún movimiento ni abrir una línea o una comunidad de animadores. Pero con la perseverancia del laburo y con los trabajos que dejó fundó un movimiento”, asegura Pablo Rodríguez Jáuregui, director de la Escuela para Animadores que depende del Centro Audiovisual Rosario (CAR) y de la Isla de los Inventos. Rodríguez Jáuregui seleccionó buena parte del material de Bras y de la producción de los últimos cuarenta años de animación rosarina que se exhibirá hoy y el viernes 27 a las 19 en la Biblioteca Nacional (Agüero 2502), dentro del ciclo La Nave de los Sueños, que promueve la difusión de obras de realizadores de cortometrajes de distintos puntos del país.

El público que se acerque hoy a la Biblioteca Nacional podrá ver un extracto del DVD doble 40 años de animación en Rosario, una coproducción entre la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario, el CAR y los animadores independientes de esa ciudad. El DVD contiene el material producido desde 1965 a la actualidad. El extracto permite distinguir las distintas líneas de animadores rosarinos como la de los artistas plásticos (en ese rubro pueden considerarse algunas obras de Bras, sin personajes), la que integran los historietistas (adaptan el lenguaje gráfico a la animación) y aquellos que vienen de escuelas de cine como el caso de Rodríguez Jáuregui. “Optamos por el dibujo animado, pero con todas las intenciones de hacer narraciones cinematográficas. Usamos las convenciones del cine para hacer películas de género, producciones abiertamente narrativas”, sostiene el compilador. Básicamente, en el resumen de 40 años de animación en Rosario pueden conocerse cortos narrativos de animadores independientes, videoclips realizados con animación para bandas de Rosario, animaciones con objetos y trabajos que fueron pilotos de series.

El show de los perrolotuditos es una serie de cortos de Esteban Tolj que tiene a los distintos tipos de perros como protagonistas en diversas situaciones graciosas. En tanto, Soko-trocko, de Diego Rolle, es una animación que juega con la ironía de las ventas televisivas. Diego Giménez y Lisandro Machaín realizaron Los pelos de mi chica, un trabajo en el que utilizaron pelos reales para el efecto de la animación. El compilado incluye también cortos de Max Cachimba y Luis Lleonart que formaron parte de la obra colectiva The Planet, un video animación de 55 minutos apoyado en el disco homónimo de Fernando Kabusacki, quien también aportó la música para Dibujos mudos, un video con seis versiones libres de clásicos del cine mudo. El fragmento El maquinista, de Silvia Lenardón –basado en El maquinista de la general de Buster Keaton–, integra la grilla de programación junto a Que llueva, de Flor Balestra, que formó parte de Seis canciones, un trabajo donde seis animadores les pusieron imágenes a igual cantidad de temas de Juana Molina. Entre los trabajos de Rodríguez Jáuregui se destaca The swan vs. the Spider, una animación “hecha sobre la base de bailarines que realicé para un concurso de videodanza de Montevideo”, afirma el animador.

El viernes 27 se proyectará el documental animado ¿Conoce usted el mundo animado de Bras?, dirigido por Rodríguez Jáuregui, quien comenta que “ese nombre larguísimo era un programa de televisión que quería hacer Bras en 1991 y parte de los reportajes en los que habla eran como copetes que había grabado para ese programa”. Rodríguez Jáuregui recuerda que “como casi todos los artistas, cuando murió en 1995 Bras no dejó muy ordenado su legado. Inclusive encontramos películas que él en su currículum daba por extraviadas o destruidas y cuando ordenamos su taller encontramos algunas obras suyas del ’60 que él decía que no existían más”. Bras dejó en el sótano donde trabajaba el material de los treinta años que estuvo experimentando en animación: originales de las películas, guiones, algunas maquetas. “A los que habíamos estudiado con él nos empujó a tratar de ordenar un poco eso, pasarlo en limpio y poner en formato digital cosas que estaban en fílmico o que estaban en papel y echarlo a correr porque no se ha visto mucho lo que produjo Bras”, afirma Rodríguez Jáuregui.

Junto a este documental, se proyectará una retrospectiva de Bras (comerciales para TV, Toc Toc Toc, Puntos, Bongo Rock, Danza de los cubos, entre otros) y un capítulo piloto de Cabeza de ratón, un programa que se emitirá próximamente por la televisión de aire rosarina que estará dedicado a difundir la producción de los animadores de esta ciudad. Cabeza de ratón está conformado por reportajes a animadores, trabajos de los alumnos de la Escuela para Animadores, producciones especiales y material de archivo.


Compartir: 

Twitter
 

El material recopilado en el DVD 40 años de animación en Rosario se podrá ver a las 19 en la Biblioteca Nacional.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.