espectaculos

Jueves, 16 de agosto de 2007

MUSICA

Tres señales de idolatría

- En Menphis, la oferta es múltiple: los turistas podrán disfrutar hasta de diez paquetes de paseos. Se incluyen visitas guiadas a distintos lugares: la tienda donde su madre le compró a Elvis la primera guitarra, su tienda favorita de leche malteada y su montaña rusa preferida. Durante “la semana Elvis” en Graceland esperan recibir a 60 mil fanáticos/turistas.

- En Finlandia, el músico y profesor de literatura Jukka Ammondt preparó un homenaje muy especial: se trata de una adaptación de las canciones de Elvis al latín. “¿Qué mejor que usar el lenguaje eterno para una figura inmortal?”, se preguntó Ammondt, para quien la canción “I surrender” se convirtió en “Nune Aeternitatis”, en tanto “It is now or never”, se transformó en “Nunc hic aut Numquam”.

- En Bad Nauheim, Alemania, hay un culto especial por Elvis. Flores y velas se amontonan alrededor de la columna de 1,75 metro de granito negro con un busto de mármol blanco y la inscripción: “Elvis Aaron Presley, the King of Rock ‘n’ Roll, vivió durante su servicio militar entre 1958 y 1960 en Bad Nauheim”. Allí, Elvis, además de hacer la colimba, conoció a su mujer, Priscilla.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Tres señales de idolatría
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.