las12

Viernes, 18 de diciembre de 2015

Vuelta al Mundo

REPUBLICA DOMINICANA

El feto valió más que ella

“Si el aborto fuera legal mi hija estaría viva”, dice Rosa, desde España, al diario El Mundo. Ella es una madre que perdió a su hija Rosaura, el 16 de agosto del 2012, víctima de la clandestinidad del aborto. Rosaura tenía leucemia pero los médicos no aceptaron aplicarle el tratamiento correspondiente porque ella estaba embarazada y no contemplaban ni siquiera la posibilidad del aborto terapéutico. En el país siguen vigentes las mismas leyes que en 1884 y; junto a El Salvador, Nicaragua, Honduras, Guatemala y Chile son el conjunto de países latinoamericanos que no incluyen ninguna excepción a la interrupción legal del embarazo. Rosa remarca: “Se llaman provida, pero eso no quiere decir que puedan pisar los derechos humanos de las personas. La vida de mi hija no valió nada, sólo pensaron en el embarazo. Jamás nos escucharon. Voy a insistir en la Justicia. No voy a parar hasta que esto no le pase a ninguna otra mujer”.


ARABIA SAUDITA

Ganaron veinte candidatas

“Aunque solo se hubiera elegido a una mujer, estamos realmente muy orgullosas. Honestamente, no esperábamos que ninguna ganara”, aseguró Sahar Hasan Nasief, activista de los derechos de las mujeres. En las elecciones del sábado pasado se elegían 2106 cargos y veinte candidatas –el 1 por ciento– electas fueron mujeres. Por primera vez 900 dirigentes se pudieron presentar a elecciones. “Voy a estar en contacto con la sociedad, especialmente con las mujeres, para llevar su voz y sus peticiones al consejo. Prometo que voy a representarlas en todos los sentidos”, prometió Jadra al Mubarak que fue elegida en Qatif. Los cargos electivos son un logro en un país donde las mujeres no pueden manejar autos y necesitan permiso de los varones para trabajar y viajar. Aunque las candidatas no podían hacer campaña cara a cara con otros varones.


AUSTRALIA

La bloguera que se hartó

La bloguera feminista Clementine Ford ganó una pelea contra los insultos en Facebook que constituye un antecedente interesante para la lucha de las mujeres en las redes sociales. Clementine hizo captura de pantalla de los insultos, imágenes desagradables y comentarios abusivos que recibe en su muro y un hombre la llamó “puta”. Ella suele bloquear o contestar a quienes la agreden. Pero esta vez tomó otra decisión. Averiguó el nombre de la empresa para la que trabajaba y contó el incidente a sus empleadores. Finalmente, el agresor fue despedido. Sin embargo, después, siguió recibiendo amenazas de muerte y violación.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.