las12

Viernes, 9 de septiembre de 2005

DEBATE: LEY DE EDUCACIóN SEXUAL

Un paso adelante, dos atras

A trece años de haber sido sancionada, finalmente la Ley de Educación Sexual será aplicada desde 2007 en la provincia de Santa Fe. En las escuelas de nivel inicial, EGB y Polimodal su enseñanza será obligatoria. Sin embargo, la resolución que la reglamenta es denunciada como sexista y discriminatoria.

 Por Sonia Tessa

Aunque está aprobada desde 1992 en la provincia de Santa Fe, y debió ponerse en marcha hace doce años, hasta ahora la Ley de Educación Sexual fue letra muerta. Este año, el gobierno provincial se desperezó y anunció que en 2007 la enseñanza será obligatoria, lo que implicará la capacitación docente masiva para el año próximo. Sin embargo, el único documento ministerial disponible es una resolución de 1997, ratificada y difundida en las escuelas por la actual gestión. El texto sólo nombra los objetivos y los contenidos, pero la misma forma de enunciarlos y su organización encendió la luz de alarma en las organizaciones no gubernamentales que trabajan en el tema. Advierten que la normativa es “sexista, discriminatoria, heteronormativa”, que sólo de manera marginal se refiere al placer, no aborda de manera adecuada la violencia, refuerza los estereotipos y es “inaplicable” en las aulas.

Si la puesta en marcha de la ley es una conquista de la sociedad civil sobre las presiones que la impidieron hasta ahora, estas organizaciones temen que la implementación sea hegemonizada por los mismos que la resistieron. Por eso formaron una Coordinadora para la Educación en Sexualidad, que solicita revisar estas premisas de la implementación, y solicita que se realicen concursos de oposición para designar a los capacitadores de los docentes.

La Coordinadora se formó para debatir el documento ministerial. Está integrada por distintas ONG como Casa de la Mujer, de vasta experiencia en educación en sexualidad en las escuelas de la provincia; Mujercitas, un grupo de adolescentes que trabaja en el tema entre pares; Mujeres Autoconvocadas Rosario, el gremio docente Amsafé Rosario y VOX, asociación civil que nuclea a gays, lesbianas, transexuales, travestis y bisexuales. Justamente, del presidente de VOX, Guillermo Lovagnini, nació la primera inquietud por la implementación de esta ley. “Cuando leímos el documento, advertimos que expresa una concepción heteronormativa, que mezcla la homosexualidad con patologías y que es discriminatoria. Y nos preocupamos por los chicos que van a la escuela, y tienen una identidad sexual diversa”, explicó.

Las docentes que integran la Coordinadora no dudan en considerar “inaplicables” las recomendaciones ministeriales en escuelas donde la violencia, el abuso sexual y las familias monoparentales o ensambladas son la realidad de la mayoría de alumnas y alumnos. “Esta implementación refuerza los estereotipos de los roles femenino y masculino, genera una visión idealizada de la familia tradicional, sin problematizarla ni historizarla”, explicó Beatriz Argiroffo, de Amsafé Rosario. Un documento de la Coordinadora sostiene: “Detrás de las estadísticas en nuestro país existe una dimensión que es más difícil de cuantificar: las angustias privadas de hombres y mujeres”. El documento solicita que, después de “tanta postergación”, se debata en forma interdisciplinaria la implementación de la ley y los contenidos. “Urge el debate sobre estereotipos, tabúes, mitos y fundamentalismos que existen en nuestra cultura que atentan contra el goce pleno de la sexualidad, de los derechos sexuales y de los derechos reproductivos”, afirma el documento, donde se sostiene la necesidad de un enfoque de género.

“Es fundamental trabajar la cuestión de género sobre la base de las convenciones internacionales contra la discriminación de la mujer. Si no se entiende que la sexualidad tiene que ver con la violencia, el poder, la dominación de un sexo sobre otro, se trabaja desde posiciones alejadas de la realidad”, explicó Claudia Mauri, de Casa de la Mujer, quien enseña educación sexual como profesora de Biología en el Polimodal. “En EGB3 y Polimodal se debe trabajar sobre violencia en el noviazgo, usamos recursos como la historieta para que las chicas puedan aprender que no son propiedad de nadie, que siguen siendo personas libres de pensar y seguir haciendo lo que quieran, aunque se casen. No sé cuánto cambio se logra, pero las ideas les van a quedar sonando, les sacudís los mitos que circulan en la sociedad y a algunas les permitirá cambiar.”

La propuesta de la Coordinadora parte de concebir la sexualidad como un derecho humano. Entre los ítem que promueven, piden una concepción positiva de la sexualidad, que sea para el placer y no como un control del Estado sobre los cuerpos. Los puntos contenidos en la normativa actual están muy lejos de esta concepción: “El documento plantea una educación sexual para el matrimonio y la familia, nos preocupa que, además de tener una mirada unilateral, no responde a la educación sexual para las personas reales, que la sociedad necesita”, indicó Argiroffo. Piden también que sean la universidad y las ONG especializadas en el tema las encargadas de pautar la implementación.

Lo cierto es que durante más de una década la sexualidad se trató en las aulas de acuerdo con la voluntad y los recursos de las docentes. Hubo iniciativas individuales y de grupos, como Casa de la Mujer, que no sólo desarrollaron talleres sino también capacitaron a otras docentes, en medio de la falta de voluntad política del gobierno provincial. La experiencia de la psicóloga Liliana Pauluzzi, de Casa de la Mujer, comenzó en 1986, cuando realizó junto a sus hijos (de 7 y 9 años) el audiovisual La aventura de crecer para difundirlo en la escuela. Se topó con el interés de docentes y padres, así como la resistencia de otros. Cuando la ley ya estaba aprobada, en 1994, publicó el libro ¿Qué preguntan los chicos sobre sexo? y desde entonces realizó seminarios, en los que se capacitaron 500 docentes. Como integrante del comité asesor de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, insistió en la necesidad de implementar la Ley de Educación Sexual, ante la preocupación por la gran cantidad de embarazos adolescentes. Pero cuestiona el documento que pauta la implementación. “Mezcla todo. Si mezclás masturbación con homosexualidad con patologías, estás dando un marco que no tiene nada que ver con los lineamientos de una educación sexual integral que elaboró en el año 2000 la Organización Mundial de la Salud. En ese documento se incluyen la infidelidad, el perdón, situaciones que no tienen nada que ver con promover la salud sexual”, indicó Pauluzzi.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.