las12

Viernes, 9 de septiembre de 2005

CONSEJITOS DE MARU BON BON › CONSEJOS DE MARU BON BOM

Riesgos y ventajas de posiciones y lugares no convencionales para las cosas de siempre

¡Yabadabaduuuuuu, amigue/te/ta/s o amigos y amigas de las tetas! ¡El fin de semana está ahí! Podemos atisbarlo cual puntito que levanta la remera, cual inflamación de la parte bajo un pantalón de joging (vaya antigüedad). Está ahí, amigo/ga/s, con sus promesas de sano esparcimiento o al menos de mucho más tiempo para alegrarse la vida animándose las partes, que al menos eso nunca falla y es tan democrático como el aire mismo. Claro que uno/na siempre puede agregar una pizca de sal aquí, una de pimienta acullá y, por qué no, un cambio de escenario más acá que permita creer que la sorpresa golpea la puerta antes de que la rutina nos patee los fondillos. Muy bien, a nuestra cosas:

Una ventaja. Cambiar el punto de vista o las mieles de la perspectiva: siempre, pero siempre, siempre es justo y necesario buscar una perspectiva distinta si lo que toca es tener siempre el mismo panorama (aunque, sépalo desde ahora, nadie está obligado/da a eso). Una chance sencilla de conseguir un cambio radical es poner a su señor/señora en manos de otro/a señor/ñora, así podrá apreciar eso que no se ve cuando es Ud. quien está protagonizando. Precaución: arrepentimientos a mitad de camino pueden ocasionar heridas que llegan al final del mismo.

Un riesgo. La vida salvaje o historia de una urticaria: ay, bichitas/tos de luz, cositas/tos lindas/dos y otras argucias que ofrece el diminutivo ¡no os hagais los valientes si no tienen el cuero curtido! Que la paja en el ojo, que el palito en las partes, que la tierrita que entró y no se quita, que si me seguís frotando de ese modo en esta arena me vas a terminar esculpiendo el túnel subfluvial... No, no, no, tengan en cuenta que la intemperie tiene su ardor, pero en general éste se cura con cremita y no con jolgorio.

Otra ventaja. Lugares reducidos o elogio a la inmediatez: y sí, es verdad, no es muy original, que el baño del avión/tren/bondi, que el auto en el Rosedal o similares, que el cuartito de las herramientas (ideal amas de casa y cuentapropistas o viceversa) o el canasto de la ropa sucia (¡cuánta inspiración odora!) Pero aún así, querida/do/s, hay veces que lo que se necesita es un rapidito, un toco y me voy, apenas un zarandeo que servirá para calmar la sed o conciliar el sueño (¿alguna vez viajaron a Brasil en bondi?). Eso sí, la lentitud está contraindicada vivamente sobre todo después de los 30. Habiendo posiciones tradicionales, la casa no se hace responsable por otras acrobacias.

Otro riesgo (con un toque de seducción). La mirada de los/las otro/tra/s o como creerse que lo de uno/a es muy interesante: he aquí, mis estimadísimo/ma/s, una forma no tan segura, aunque bastante rendidora de mover el avispero, sacudir el rabo, o inflarse cual pavo. Hacer cosas lindas con testigos (sin cargo) convierte a cualquiera en estrella de cine, estimula la circulación de la sangre y alienta pensamientos torvos que tan bien le hacen a la persecución de la cumbre climáxtica. Pero ojito, fíjese quién está mirando, que hay bestias de todas las clases y algunas buscan hincar el diente donde Ud. ya pasó el trapo.

Compartir: 

Twitter
 

A este punto, muchacho y muchacha parecen absortos en sus lides, mas ¡cuidado! esos calzones bien pueden convertirse en una trampa.
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.