las12

Viernes, 23 de septiembre de 2005

POLITICA

Yo pregunto

Las campañas políticas y la cercanía de las elecciones pueden obrar maravillas: por ejemplo, que quien ha venido sosteniendo una postura la cambie o silencie sin más. Sucede especialmente cuando de la despenalización del aborto se trata. Por eso las Mujeres Autoconvocadas de Rosario, como parte de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, realizaron una consulta a las y los candidatos por Santa Fe, cuyos resultados serán públicos la semana próxima.

 Por Sonia Tessa

El debate por la despenalización del aborto está instalado en la sociedad, y las encuestas son elocuentes en cuanto a la alta adhesión en casos de violación o riesgo de vida para la madre. Y aunque existen iniciativas en la Legislatura nacional, durante la campaña electoral muchos candidatos eluden definiciones por considerar que es un tema piantavotos. Alertas ante las contradicciones de algún referente político de la provincia, las integrantes de Mujeres Autoconvocadas de Rosario (MAR) consultaron a todos los candidatos a legisladores nacionales por Santa Fe y a los actuales con dos años más de mandato. La actividad se enmarca en la campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, con la intención de ir más allá de la recolección de firmas para obtener el compromiso de los responsables de las decisiones. La mayoría de los candidatos y legisladores ofrecieron su opinión a Las/12: sólo uno rechaza lisa y llanamente la discusión, mientras que la mayoría reconoció que la sociedad reclama un amplio debate y muchos aludieron a la “complejidad del tema”. La sorpresa es que no son pocas –ni pocos– los que impulsan la modificación del Código Penal vigente. El lunes, en una conferencia de prensa que dará el puntapié inicial a la semana por la Despenalización, MAR hará públicas las respuestas que recibió a sus preguntas.

“La idea surgió a partir de las contradicciones en algunos referentes, que cuando ocupaban un cargo ejecutivo tenían una postura, y ahora no terminan de definirse”, relató Marité Yanos, integrante de MAR e impulsora de la iniciativa que levanta el lema “el miedo a debatir sobre el aborto no protege la vida”. Aunque no lo dice, la motivó la ambigüedad del ex intendente Hermes Binner, primer candidato del Frente Progresista Cívico y Social: él evitó las definiciones, pese a que la despenalización está en la plataforma programática de su partido, el socialista. Aunque Las/12 intentó ubicarlo de manera insistente, no fue posible obtener la opinión del candidato que según las encuestas ganará las elecciones, y el que más votos obtuvo para la gobernación en 2003.

“Consideramos necesario que la opinión pública conozca la posición sobre un tema importantísimo como es el aborto”, agregó Yanos. La activista reconoce que es una “movida grande porque fue difícil ubicarlos a todos”, pero dijo también que ahora están con “la expectativa y la ansiedad de ver las respuestas”. A pocas horas del cierre de la recepción de carpetas, sólo dos candidatas habían remitido sus respuestas. Sin embargo, la mayoría había anunciado su voluntad de hacerlo.

El primer candidato por el Frente de la Victoria, Agustín Rossi, manifestó a Las/12 su desacuerdo con la despenalización amplia. “Estaría de acuerdo con ampliar las excepciones vigentes en el Código Penal a los casos de violación, pero habría que estudiar bien los proyectos, porque no alcanza sólo con una declaración jurada de la mujer, que abre la puerta a que se interrumpa el embarazo en cualquier caso”, dijo el justicialista que abrió la campaña nacional del oficialismo en Rosario junto a la senadora nacional Cristina Fernández. Los tres senadores nacionales por Santa Fe también adelantaron su posición. El socialista Rubén Giustiniani es el autor de una de las cuatro iniciativas que tienen estado parlamentario en la Cámara alta. Plantea la derogación del artículo 88, que penaliza a la mujer, y la modificación del artículo 86 para ampliar las excepciones previstas a los casos de violación, inviabilidad de la vida extrauterina (anencefalia) y riesgo para la salud física y psíquica de la mujer. Giustiniani avanzó en el planteo del debate. “Presenté una nota junto a la senadora nacional Silvia Giusti para que continúe el tratamiento de los proyectos comenzado el año pasado en la comisión de legislación penal. Pedí que se convoque al Ministerio de Salud y a las organizaciones no gubernamentales que trabajan en el tema. Pretendemos que el debate se abra sin dilaciones”, relató.

Por su parte, la senadora justicialista Roxana Latorre expresó que aprueba la ampliación de las excepciones a los abortos terapéuticos y en casos de violación, así como el control de la implementación de la ley de salud sexual y reproductiva, de la que fue firmante. Afirmó que el senador Carlos Reutemann (otro referente fundamental de la política santafesina) comparte su posición.

Entre las mujeres, la primera candidata por el ARI, Alicia Gutiérrez, fue una de las primeras que respondió el cuestionario de MAR. En diálogo con Las/12, se manifestó partidaria de la “despenalización total” y consideró necesario instalar el debate. Por su parte, la actual diputada nacional de ese partido, Susana García, adelantó su posición favorable a la despenalización y dijo que el tema está en discusión en el bloque, donde cada representante votará de acuerdo con su conciencia.

En cambio, el tema forma parte del programa del Partido Socialista, que integra el Frente Progresista Cívico y Social junto a la Unión Cívica Radical. La tercera candidata, Silvia Augsburger, fue la primera que remitió su respuesta a MAR. Está convencida de que “el año 2006 deberá ser el de la discusión por la despenalización del aborto en la Legislatura” y opinó: “Las encuestas demuestran el alto grado de aceptación a la despenalización en determinados casos. Pero el fuerte lobby de sectores conservadores impide que el tema se pueda tratar en la Legislatura”. En la misma línea, el actual diputado socialista Eduardo Di Polina manifestó su acuerdo con el proyecto de Giustiniani.

De la misma coalición opositora al justicialismo provincial, la radical Alicia Tate –que continúa en su banca dos años más– adelantó su “absoluto” convencimiento en “la necesidad de despenalizar”, al punto de que es firmante de la iniciativa de la diputada bonaerense María Elena Barbagelata. “Las cifras estadísticas de las mujeres que mueren por abortos hechos en malas condiciones demuestran que es una necesidad, porque el aborto es una realidad. Las mujeres que tienen plata lo hacen y las que no tienen plata se mueren porque también lo hacen”, afirmó Tate.

Al contrario de la mayoría de los candidatos de la lista del Frente Progresista Cívico y Social, el quinto postulante, Pablo Zancada, se manifestó “a favor de la vida, en contra de todo lo que sea el aborto”. Adelantó su voto contrario, aunque también aseguró: “No voy a trabajar en contra del tratamiento” del tema.

Su compañero de lista, el radical Hugo Storero (ocupa el segundo lugar) tiene una posición muy diferente. “La despenalización del aborto es sin dudas uno de los temas pendientes y fundamentales –contestó por escrito–. Sin dejar de reconocer su complejidad debemos señalar que es fundamental comprender el verdadero alcance de la realidad de las mujeres. No es posible seguir desconociendo la continua violación al principio constitucional de igualdad de trato y oportunidades que se produce en circunstancias como las que analizamos: son las mujeres excluidas, las de los sectores más vulnerables, las que suelen ser denunciadas y sometidas a eventuales procesos penales.” Por el lado del justicialismo, la segunda candidata por el Frente para la Victoria, Ana Berraute, no brindó una opinión definitiva. “Me preocupan las muertes por aborto, pero creo que hay temas para debatir en profundidad. No me cierra del todo la idea de defender la vida para cercenar la vida”, afirmó una de las que tiene su banca asegurada.

Una legisladora que continúa hasta 2007, Paulina Fiol, fue cauta al adelantar su posición favorable. La esposa de Héctor Cavallero –que el 24 de octubre disputa su banca– pertenece a un partido provincial aliado al kirchnerismo. La sinceridad fue su marca: “Se complica tratarlo en tiempos de campaña. Sobre todo en un país donde pesa mucho la cuestión religiosa, y enseguida se pone el grito en el cielo creyendo que todo el mundo va a ir a hacerse abortos”.

Aunque la experiencia indica que las legisladoras avanzaron en acuerdos transversales para temas como la ley de salud sexual y reproductiva, también hay representantes santafesinas que se oponen a la despenalización. La reutemista María del Carmen Alarcón adelantó su posición contraria. El candidato reutemista Carlos Parola fue más ambiguo. Afirmó que está “como es lógico, a favor de la vida”, aunque consideró necesario contemplar “determinadas circunstancias”.

Otra vez, el corte no es partidario. En la misma lista de Parola se encuentra el actual ministro de Salud de la provincia, Juan Héctor Sylvestre Begnis, alineado con el titular de la cartera nacional, Ginés González García. “Creo que se debe despenalizar el aborto, probablemente de manera progresiva y discutirlo mucho con la sociedad. El Congreso tiene la obligación de debatir este tema y la oportunidad política de hacerlo debiera ser secundaria porque es una materia de discriminación absolutamente clara de la mujer”, opinó sin tapujos.

La única posición fundamentalista fue del candidato del PRO, Carlos Castellani, de la línea de Ricardo López Murphy. “Estoy en contra de la despenalización del aborto y cuando se dice que hay que instalarlo como debate, no estoy de acuerdo. Es como instalar el debate sobre si se puede matar o no”, consideró el candidato que peleará –claro que con chances reducidas– por una banca en el Congreso.

Desde MAR, la toma de posición de los legisladores y candidatos es necesaria. “Somos conscientes de la hipocresía en el tratamiento de este tema. Sabemos que hay proyectos que duermen en las comisiones, van perdiendo estado parlamentario”, afirmó Yanos, quien consideró que “el movimiento de mujeres puede llevar una cantidad extraordinaria de firmas a favor de la despenalización, pero si no existe la voluntad política de nuestros legisladores difícilmente se avance. Creemos que los representantes del pueblo y quienes quieren serlo deben asumir su responsabilidad. Las encuestas en Rosario indican que casi siete de cada diez rosarinos está a favor de la despenalización, por eso queremos que se pronuncien”.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.