las12

Viernes, 27 de junio de 2008

PASOS PERDIDOS

Asuntos penales de mujeres

 Por Soledad Vallejos

“Se aprobó pasar el proyecto a firma del dictamen. Una vez que tenga las ocho firmas correspondientes, se presentará en mesa de entradas. Luego de una semana de su publicación, queda incorporado en el orden del día, es decir, pasa al temario para ser tratado en el recinto.” Eso explicaron a principios de esta semana en el despacho del senador Rubén Marín (FPV), presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, el ámbito donde se había trabado el proyecto de ley que dispone prisión domiciliaria para embarazadas y madres de niños menores de cinco años. Tras haber conseguido media sanción en la Cámara de Diputados en noviembre de 2007, la iniciativa (presentada por Marcela Rodríguez –CC– y Diana Conti –FPV–) sólo dependía de ese paso para avanzar y, probablemente, volverse texto legal de aplicación. En los pasillos del Congreso explican que, por supuesto, es difícil prever con certeza en qué fecha será eso, pero desde el Senado sugieren que tal vez sea pronto. Al menos para hoy es muy probable que el trámite burocrático esté comenzando.

En Diputados, también esta semana, la Comisión de Legislación Penal (una de las pocas presididas por una mujer: Nora César –FPV–) finalmente firmó el dictamen de mayoría, consensuado, para modificar el art. 81 del Código Penal para reincorporar la figura del infanticidio. El proyecto prevé un castigo de entre seis meses y tres años en prisión para aquellas mujeres que maten a sus hijos luego del nacimiento, “mientras se encontrare bajo la influencia del estado puerperal”. Hace tres semanas, el ministro de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni se había presentado ante la Comisión para explicar por qué estaba a favor de esta modificación. Este martes, quien lo hizo fue el abogado Mariano Castex, que hizo énfasis en el estado “perinatal o perimaternal” para encuadrar la figura de infanticidio (Castex más de una vez se ha referido a la necesidad de volver a incluirla en el Código Penal).

La suerte que corrieron esos dos proyectos (uno para una población específica –como lo es la carcelaria–, otro tal vez de más amplio espectro, ambos con una fuerte influencia potencial en vidas cotidianas de mujeres) esta semana quiere decir al menos una cosa: que inclusive en medio de la fervorosa asistencia que concitaron las reuniones de comisiones vinculadas con el conflicto agropecuario, al menos una parte de las y los legisladores comprendieron que otras cosas también pueden ser urgentes. Vale decir, que demandas específicas de otro sector de la población (por no decir de la mitad) no tenían por qué quedar subsumidas en el maremoto. La semana próxima se verá si el impulso sigue: este proyecto sobre infanticidio debería pasar a ser tratado en el recinto (de momento, hay consenso de los bloques al respecto). Claro que todavía no se sabe. “No está confirmado, y si hay sesión desconocemos si va a entrar en el temario, o si quedará para otro momento... lo seguro es que estamos más cerca del tratamiento”, deslizan desde uno de los despachos involucrados estos días.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.