las12

Viernes, 18 de julio de 2008

MUSICA

Las chicas pinchan house

Una vez al mes, la fiesta Dollhouse recibe a la diversidad, mientras mujeres ponen sus manos en las bandejas. Mina, Dj residente, cuenta cuál es la propuesta que tiene nombre de muñeca y estilo musical delineado.

 Por Guadalupe Treibel

La fiesta Dollhouse es la casita sin Barbie que apuesta a un estilo como bandera (la música house), mientras extiende el universo de las “ella” posibles, con cuatro “muñecas”: dos Djs mujeres y dos drag queens anfitrionas. “Están representados todos los femeninos”, explica Guillermina Molfino (Mina), productora y Dj residente del ciclo que, el tercer viernes de cada mes, recibe a todo glamour, entre barras circulares y bolas de espejo.

Y, con el imperativo “manos a las bandejas” como modus creativo, la escena electrónica y su protagonista –la figura Dj– se desdibuja (y vuelve a armar) en nichos por estilo. En esa línea está la música house, género madre y mitad de la ecuación, que Mina describe (y toca) así: “Las canciones electrónicas, de por sí, tienen su base electrónica cuadrada. Por eso trato de hacerlas más fáciles al oído incluyendo música negra como soul, funk. La idea es que haya un sonido humano, con registro de instrumentos, de voz y no tanta maquinola”.

Encargada del line up de las fiestas, es decir, de la selección y convocatoria de las “estrellas” invitadas, Mina reconoce que no hay muchas mujeres Djs, “menos que toquen house”. Pero la bajada artística Dollhouse hace que se acerquen a ese género “groovero, de fiesta”. Dj Mina resume la búsqueda musical: “Nada muy oscuro, ni tan fuerte que te vuele la cabeza; algo dócil”.

Además de organizar todo lo vinculado con el ciclo (nombre, estética, diseño e invitadas), Mina se encarga de “calentar la pista”, previo a cederle las bandejas a la segunda Dj, “la estrella de cada noche”. “Me permite poner cosas muy cool, muy tranquilas que, si fuera invitada y empezase a tocar a las cuatro de la mañana, no podría pasar. No es masivo, ni comercial”, explica la chica nacida en Santa Fe que hace casi diez años reside en Buenos Aires.

Así, mientras la gente va entrando al Funky Room de la disco Bahrein, entre funk y soul, Dj Mina abre con música alegre que “no esté demasiado arriba”. Con una estética oxigenada, no encapsulante, livings pegados a la pista, cabina en el centro de la escena y luces sin flash, Dollhouse apunta al glam y al show. Desde la puerta, las drag queens Mía Doll y Charly Darling saludan y dan la bienvenida, para luego romper el hielo de la pista de baile y descontracturar los primeros ratos de la noche. “Las Dollhouse llaman a la diversidad, no se excluye a nadie: gente grande, más pendejos, gays, no gays, mujeres, hombres”, dice Dj Mina.

Sobre la propuesta de género, Molfino piensa que puede ser un plus ser mujer en la escena electrónica –“la Dj femenina en la cabina tiene su encanto”– y cree que Dollhouse, en ese sentido, ya es una marca registrada: “Se afianza un estilo musical y una propuesta”. Pero, ojo, que el estilo no tiene que ver con los nenes, ni las nenas: “Depende del gusto de cada uno. Hay Djs hombres que ponen una música súper sensual, divina, dócil, y Djs mujeres que ponen un tecno súper fuerte”.

Para la Dj que –además de producir y tocar en las Dollhouse– toca el bajo en la banda Mama Funk y “pinchó” discos en todas las Creamfields de la Argentina, la música no tiene límites. “El límite lo pone uno –explica–. Por eso trato de sacar hacia fuera lo que me surge. Ahora, por ejemplo, tengo ganas de tocar como Dj y tocar bases con el bajo en mi set.”

En su séptima edición, la casa de las muñecas recibe –por segunda vez– a la Dj invitada Flor Beretta, una de las más “antiguas” de Córdoba, que acerca una propuesta bailable y divertida para el ciclo que comenzó en enero y planea continuar durante 2009. Sobre el futuro de Dollhouse, cuenta Mina: “Hay posibilidades de traer a Djs de Dallas, Chile y Perú, pero todavía no hay nada cerrado. De todas formas, mientras esto siga funcionando, me pongo contenta”. Lo cierto es que, de comienzos del año a la fecha, pasaron por las bandejas artistas como Dj Benedetta, de Italia, Mary Zander, de Brasil, entre otras manos femeninas.

Al parecer, la propuesta va por la calidad. En palabras de Dj Mina: “El placer pasa por proponer en Buenos Aires una noche housera con buen gusto musical, que no esté asociada al reviente, con todos empastillados. Dollhouse es una fiesta donde se escucha buena música, dócil al oído, que se baila sin estar saltando”.

Hoy, viernes 18 de julio, desde la 1 am, con Dj Mina (residente) y Dj Flor Beretta (invitada) en Bahrein, Lavalle 345.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared