las12

Viernes, 24 de abril de 2009

PERSONAJES

Huelga de vestidos blancos contra el apartheid sexual

¿Usted se quiere casar? Charlize Theron decidió no formalizar con su pareja, Stuart Townsend, hasta que los gays, las lesbianas y los trans norteamericanos gocen de sus mismos derechos para compartir la vida y tener hijos.

 Por María Mansilla

Charlize Theron es la esposa ideal, también, en el imaginario de las chicas lesbianas que respondieron a una encuesta realizada por la inglesa Gaydar Radio. Claro: la lista la encabeza otro gran nombre: Angelina Jolie. Volviendo a Charlize, no hace falta aclarar qué le vieron, ¿o sí? Mejor sí: porque no se trata sólo de su belleza griega ni de su escote ni de su elegancia, sino de la tempestad que se desata debajo de esos atributos. El tema en común la vuelve una soltera codiciada. Si bien Theron es, hasta donde contó, una mujer heterosexual que mantiene una relación con su colega irlandés Stuart Townsend, una buena causa la llevó a romper el pacto del low profile. Habló de cómo las cuestiones políticas se cuelan en sus decisiones más íntimas: gritó que no se piensa casar hasta que gays, lesbianas y trans estadounidenses gocen de su mismo derecho a unirse ante la ley, convertirse en padres, compartir sus bienes y tantos otros derechos que el matrimonio da, pero la unión civil omite.

Ella se integra, así, a la legión de la farándula hollywoodense que más allá de los genitales de sus amores le pone la firma a esta causa. “No quiero formar parte de una elite basada en las preferencias sexuales. Me molesta, quizás porque viví bajo el régimen del apartheid y esto es una forma de apartheid y no quiero tener nada que ver”, apuntó. Theron habla de discriminación porque conoce su sabor. Nació en 1975 y creció en un pueblito agrícola ubicado en los márgenes de Johannesburgo, Sudáfrica. Estudió danzas clásicas, luego fue modelo y más tarde se convirtió en actriz. Le sobró con su sonrisa: fue después que apeló a su historia personal, a su ideología, para que sus personajes perdieran efecto mediático y ganaran credibilidad.

Fue una chica Woody Allen. Ganó un Oscar por Aileen Wuornos, la trabajadora sexual de Monster. Fue la valiente heroína de Tierra fría, al igual que Monster basada en un caso real, el de la primera mujer en denunciar el acoso laboral en una mina. Planea el estreno para 2010 de Danish Girl, donde junto con Nicole Kidman contará uno de los primeros casos daneses de cirugías de reasignación sexual.

Por si hace falta, dice que le gusta trabajar con gente “que sepa mirar el mundo de manera interesante”. Lo dice mientras mira de reojo a su familia adoptiva, la sociedad estadounidense, y prefiere enrolarse en sus personajes invisibles, excluidos y marginales. Le pone la cara a un carísimo perfume de Dior y también a la ONG PETA, para generar conciencia contra el uso de pieles de animales en la moda. “Creen que no sufro porque soy linda”, bromeó, quizás cuando una vez más le preguntaron por su infancia. Y ella contó que a los 15 años vio cómo su mamá mató en defensa propia a su papá cuando él llegó borracho y las amenazó con un arma.

Por si quedan dudas sobre su sensibilidad social, en la mismísima página oficial que tiene en Internet sobresale una pestaña: “Obras caritativas”. Clic, y se desliza información sobre el “Charlize Theron Africa Outreach Project”. “Sudáfrica es uno de los países con mayor cantidad de gente infectada por VIH. Conozco los desafíos que enfrentan los jóvenes, especialmente los que viven en las comunidades rurales. Ellos tienen casi un 50 por ciento de probabilidades de contraer el VIH durante su vida.” Apoya junto con la Angel Network de Oprah (fundada por Oprah Winfrey) la creación de equipos sanitarios móviles que recorren las escuelas rurales.

Es más: ella misma trepó al móvil sanitario y visitó a esos chicos. Luego volvió a Estados Unidos. ¡¿Esto es América?! seguramente pensó. Y volviendo a su otra causa repitió: “Quiero que todo el mundo tenga el mismo derecho a casarse que tengo yo”.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.