las12

Viernes, 11 de junio de 2010

VIOLENCIAS

El crimen caleidoscopio

Miriam Flores fue encontrada muerta, con un tiro en la nuca y un dólar en la boca. Habría sido prostituta y su asesinato fue vinculado a las redes de trata, pero hay otras hipótesis. En cualquier caso, se trata de un feminicidio que debe ser esclarecido.

 Por Flor Monfort

El 1º de junio un peón rural encontró el cadáver de Miriam Flores, una mujer paraguaya de 25 años que fue buscada durante un mes, desde que sus patrones en el hogar de ancianos Los Alelíes de Neuquén denunciaron su desaparición. Estaba al costado de la ruta 152, cerca de la localidad Casa de Piedra, en la provincia de La Pampa, tapada con escombros y vestida con la misma ropa con que la vieron por última vez. La autopsia reveló que si bien tenía un tiro en la nuca, fue asesinada a golpes y tenía un billete de un dólar en la boca.

Si los cuerpos hablan, como dicen los forenses, el cuerpo de Miriam Flores dice tantas cosas que desorienta a quienes vienen siguiendo el caso, que todavía no asentó una jurisdicción definitiva en La Pampa o Neuquén. La lejanía del lugar donde Miriam vivía y la certeza y ubicación del disparo podrían sugerir un crimen mafioso, un ajuste de cuentas o un mensaje para otras personas; el caso fue rápidamente relacionado con las redes de trata de mujeres, cuando el subjefe policial de La Pampa, Juan Domingo Pérez, reveló que Flores había sido prostituta y que había decidido alejarse de la actividad hace tres años, cuando, según sus palabras, escapó de un prostíbulo con otra mujer. Pero ninguna otra fuente confirmó esta hipótesis. En cambio, la dueña del hogar donde trabajaba dijo a la prensa local que ella desconocía el pasado de Miriam pero que sabía que siempre tenía “problemas” con su ex pareja, un hombre de 50 años llamado Salvador Pucci, quien se encuentra en libertad condicional por haber asesinado a otra mujer.

Germán Bernales, coordinador del Programa Nacional Red Anti-trata de Personas del Centro de Derechos Humanos del Comahue, investiga permanentemente las redes de trata de la Patagonia y viene siguiendo este caso. Para él, no se trata de un crimen cometido por la trata, ya que ellos son “impecables a la hora de matar” y jamás cometerían la desprolijidad de dejar un cuerpo semitapado. “La trata no manda mensajes mafiosos de manera pública, porque su objetivo es estar completamente en las sombras. De todas maneras, no me animo a descartar nada.” Lo que sí reconoce Bernales es que las llamadas “redes pampeanas” operan con mujeres paraguayas, que vienen al país pensando que van a trabajar de una cosa y terminan encerradas en prostíbulos, con amenazas constantes y situación de esclavitud. “En la zona hay varios grupos operando. Utilizan siempre un mismo tipo de camioneta, una Ford Ranger y la persona que hace el operativo está identificada e incluso imputada por un allanamiento positivo. Pero él sigue haciendo su viaje, tiene un contacto en Asunción que se ocupa de contactarlo con las mujeres, y cuando las convencen de venir a trabajar acá, las hacen cruzar la frontera caminando, las mandan a Buenos Aires en un micro y allí las suben a la Ranger para llevarlas directo a Choele Choel, que es el centro neurálgico y desde donde se reparten al resto de los prostíbulos”, explica.

Desde 2007 esta ONG viene siguiendo a una red que, como pulpo, eleva sus tentáculos a estratos de poder político y policial. En el enredo del “bien” y el “mal” se generan situaciones insólitas, como un grupo de policías implicados en escuchas telefónicas que luego fueron responsables del allanamiento que esa misma investigación ordenó. “Hay tanto poder implicado que cuando me preguntan si las mujeres en situación de esclavitud no pueden pedir ayuda a un cliente, les explico que nadie que entra a un prostíbulo en estas provincias desconoce la situación, ninguno de los hombres que contrata esos servicios es inocente. Son mujeres que viven una pesadilla de amenazas constantes y, en caso de que pudieran escapar ¿adónde van a pedir ayuda si la policía está implicada? En el caso de Miriam, el dólar en la boca puede ser un intento de desviar la investigación, pero realmente no lo tenemos claro.”

En cualquier caso, una mujer asesinada con un dólar en la boca, tenga el pasado que tenga, es una mujer a la que se la está exhibiendo públicamente como una puta, una mujer que vende su cuerpo, un cuerpo que se convierte en territorio de violencias y que termina en la cosificación que habilita el crimen. El feminicidio de Miriam Flores viene a indicar no sólo que la prostitución es un laberinto donde nunca se encuentra la salida sino que la misoginia va uniendo sus aristas en el aire, con escenarios que dejan vulnerables a las mujeres aun cuando no estén secuestradas por una red de prostitución: además de su ingreso modesto y de estar involucrada con un hombre violento, Miriam Flores no tenía familia en la Argentina que la busque y vele por ella, que la ayude a escapar de una relación abusiva si ese era el caso o que le dé asilo en caso de no tener dónde dormir.

Para Mariana Berlanga, periodista mexicana, investigadora de feminicidios en América latina, especialmente de Ciudad Juárez opina: “Siempre que aparece una mujer asesinada primero se la sospecha de ‘puta’. El dólar que tenía en la boca puede tener distintas lecturas: una, que realmente era prostituta; y dos, que su asesino/s la consideraba así, pero yo me inclino más por la segunda, con lo cual, si la ex pareja tiene antecedentes feminicidas habría que prestar atención a eso. El hecho de que haya aparecido en un lugar público y lejano puede implicar un mensaje para otras mujeres, por ejemplo, las de la red de prostitución, en caso de que esa versión sea cierta. No sé si presenta signos de violación, como sea, el billete en la boca me parece un signo muy machista. Es un asesinato que tiene características similares al patrón de Ciudad Juárez: la muchacha era migrante, por lo que veo no gozaba de gran protección familiar, pero sobre todo, hay una exhibición de la violencia. Lamentablemente seguimos asistiendo a feminicidios que, espero no sea este el caso, quedan en la sombra de la impunidad”.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.