las12

Viernes, 22 de octubre de 2010

[IN CORPORE]

La salud sexual es para todas (y todas es todas)

Si ellas no lo dicen, los médicos/as dan por sentado que tienen que preguntarles con qué método se cuidan para no quedar embarazadas de una pareja –que siempre suponen varón– ocasional o no. Si ellas lo dicen, los ginecólogos/as dan por sentado que, entonces, ellas no son pacientes. No sólo no les recetan anticonceptivos. Tampoco las cuidan o las conocen o intentan saber cómo conocerlas y cuidarlas si es que en el vademécum que estudiaron no entraba la variante de la diversidad.

En muchos casos, las maltratan, destratan, ignoran o las miran como usurpadoras de un consultorio que no les pertenece. También, en el peor de los casos, no les mandan a realizarse chequeos –como mamografías– que les corresponden –y son necesarios– para todas las mujeres y no sólo para las que tienen sexo con varones.

El reclamo de mejor atención en los centros de salud para las lesbianas ya tiene muchos años. Pero, con la aprobación del matrimonio igualitario, la prioridad de la demanda y el respaldo estatal a los derechos de lesbianas, gays y travestis toma mayor entidad. Por eso, los integrantes de 100% Diversidad y Derechos, Lesmadres y otras organizaciones se reunieron esta semana con integrantes de los Programas Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable (PNSSyPR) y del Programa Nacional de Prevención del Cáncer Cérvico-Uterino del Ministerio de Salud de la Nación.

El resultado fue la creación de una Mesa de Trabajo sobre Diversidad y Derechos Sexuales y Reproductivos que es el primer espacio institucional orientado a generar una política pública de salud para la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y trans) en el ámbito de un ministerio nacional. La Mesa de Trabajo fue convocada por las directoras de los programas, la psicóloga Paula Ferro (coordinadora del Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable) y la médica Rosa Laudi (Prevención Cáncer Cérvico-Uterino).

Durante la reunión se planteó la necesidad de contar con materiales de comunicación sobre derechos sexuales y reproductivos dirigidos a la población LGTB y se acordó la implementación de un diagnóstico participativo sobre salud que identifique las necesidades y particularidades de la población de lesbianas, gays y trans con la intención de generar políticas acordes con la situación de estas comunidades para planificar más y mejores políticas en el área de salud sexual y derechos reproductivos.

Por ejemplo, se planteó la importancia de informar y capacitar a efectores y efectoras de salud de distintas especialidades médicas (desde enfermeras, ginecólogas, cardiólogos, infectólogos, psicólogos/as, etc.) sobre cómo atender a la población LGTB.

“Es preciso trabajar con el objetivo de identificar y superar prácticas, discursos y concepciones tradicionales sustentadas en una cultura normativa heterosexual que alejan a las comunidades de diversidad sexual de los servicios de salud. Las lesbianas, los gays, las personas bisexuales y los varones y mujeres trans tenemos necesidades de salud específicas que requieren que el personal médico se forme adecuadamente”, subrayan los y las integrantes de 100% Derechos y Lesmadres.

Más información:
http://100porciento.wordpress.com/

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared