las12

Viernes, 29 de octubre de 2010

ADIOS

Romper el modelo

 Por Ana Amado *

Kirchner fue un golpe de suerte histórico que tuvimos en el 2003. Ver realizado por una vez en la historia un gobierno que prescinda de las corporaciones en cada ministerio fue algo inédito. Obviamente que no se lo perdonaron y lo que se menciona como una Argentina dividida, como una Argentina “crispada”, son los efectos de esa decisión política.

Me indigna ver a un medio como La Nación dándole consejos a la Presidenta: que se acerque a los referentes del campo, que se aleje de Moreno, que se aparte de Moyano... Además de desnudar sus intenciones, yo interpreto esto como una amenaza velada, creo que es desconocer el espíritu de hierro de esta mujer.

Creo que hay que reconocer que ella sufrió una verdadera amputación, porque perder a un compañero de 35 años es una amputación devastadora afectiva y emocional, que sin duda fragiliza a cualquiera. Además de eso, ella pierde a un sostén político, un diputado de los suyos y alguien que a su vez sostenía una política exterior de gran interés para el Gobierno en toda Latinoamérica.

Creo que es la más segura sucesora del modelo que Kirchner llevó a cabo y si nosotros, por Carta Abierta, donde me incluyo, y por todos aquellos que acompañamos este momento de duelo, estamos decididos a apuntalar a Cristina, no es por este duelo sino porque estamos decididos a acompañar un modelo, un proyecto que empezó en 2003, que ella profundiza y que esperamos continuar.

Si hubo alguien que rompió el modelo fue Cristina Fernández. Mientras muchas mujeres y entre ellas, muchas feministas, la criticaron, esta mujer fue capaz de plantear una figura diferente. Apareció con su pareja de 35 años, un modelo de pareja militante, y nunca antepuso la familia modelo con dos hijos a su figura pública. Es decir, a todas las mujeres nos planteó una nueva figura. ¿Cuándo nos puso ella adelante el modelo de la familia típica? Nunca abrió su casa ni en Río Gallegos para jugar a la familia feliz. Ni cuando fue primera dama ni ahora.

Estamos más asustados por la memoria histórica: la muerte del líder es una repetición histórica que nos suena a tragedia. Pero creo que éste es un momento en el que no podemos permitirnos eso. Creo que ella va a demostrar lo contrario. Y creo que a esta altura no solo no vamos a dejar que los demás decidan qué política y qué modelo. Si una es militante y activista, ahí estaremos. Este es el modelo que nos importa.

A todos los discursos que decían que el interlocutor era él no hay que hacerles el juego, hay que tener mucho cuidado con eso. Ahora va a haber una recomposición de fuerzas y nadie ignora que el peronismo es un monstruo indomable de movimientos territoriales y que él llevaba una estrategia efectiva. Pero ella tiene, por sí misma y no por la figura de él, una fuerza capaz de hacerse cargo.

* Licenciada en Ciencias Políticas y Sociales.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.