las12

Viernes, 28 de enero de 2011

DIEZ PREGUNTAS > A MIREIA GUBIANAS *

Mucho de todo

1) ¿Qué planteo tuvo Gorda para generar la reacción que generó?

–Pienso que la reacción que generó la obra fue causada por varios factores, el primero sale del mismo texto tan incisivo en una temática absolutamente contemporánea que toca directamente la moral del espectador. La visión del director de ir a favor de lo que el texto planteaba es para mí la segunda clave. Pero sin duda la más fundamental creo que fue cómo el público argentino lo recibió, creo que se identificó de una forma muy visceral con la obra, con lo que pasaba en ella, con los personajes y todo eso generó el fenómeno del “tienes que ir a ver Gorda”.

2) Contame cómo fue que llegaste a la obra y qué cambió de ahí en más.

–Llegué a la obra en Barcelona a partir de un casting. Después de representarla durante un año por escenarios catalanes me hicieron la propuesta de venir a interpretarla en Buenos Aires, y el suceso en el que se convirtió Gorda generó que me quedara dos años haciéndola, que se me abrieran muchas puertas profesionales en la Argentina y también que lleváramos la producción a México de la misma obra, donde he estado trabajando a lo largo de 2010.

3) Cuando bajás del escenario, ¿qué te expresa el público?

–Mucha gente se me ha acercado para agradecer la valentía de contar una historia como ésa o para compartir situaciones parecidas en las que se han encontrado en la vida real. La verdad es que me parece fantástico el hecho de que una obra de teatro modifique el espectador, haciendo que salga distinto del teatro de cómo entró, que la función se convierta en una vivencia para el espectador, que se genere esa catarsis individual y colectiva.

4) ¿Somos víctimas o cómplices del culto a lo “bello”?

–Creo que el hecho de pertenecer a una sociedad nos hace un poco víctimas y a la vez un poco cómplices de los mecanismos que la misma sociedad genera. El “culto a lo bello” por sí mismo no creo que sea nocivo, el gusto por lo estético forma parte de cada cultura y es algo casi diría que ancestral. El problema aparece cuando se pretende acotar lo que definimos como “bello” y desechar lo que se aleja de un modelo único. Y aun se complica más la situación cuando se asocia el ser “feliz” al hecho de conseguir ese único concepto de belleza.

5) Entonces, ¿qué es para vos la belleza?

–Para mí la belleza es la expresión máxima de la personalidad, la individualidad, la diferencia de cada ser. Para mí alguien bello también es alguien que se ama y se deja amar, y la belleza aparece en la expresión de esa libertad. Y después, obviamente, también para definir algo bello entro en la subjetividad de lo que me gusta más o menos, pero en ese sentido siempre he dejado sorprenderme por cada individuo, me gusta descubrir que hay muchos tipos de belleza y me ofende rotundamente el modelo de pensamiento único que dicta lo que uno debe pensar.

6) ¿Qué viene después de Gorda, cuáles son tus proyectos?

–Ya durante los cuatro años de proyecto he trabajado paralelamente en los diversos campos profesionales que me interesan, como el hecho de hacer otros proyectos teatrales y televisivos, mi faceta como docente y mi interés por la dramaturgia y la dirección. Por lo tanto, el hecho de terminar con ese hermoso proceso me abre las puertas a seguir haciendo lo mismo que hice durante el mismo.

7) ¿Te quedás en Buenos Aires?

–Pues parece ser que este año me lleva un poco de vuelta a mi querida Barcelona después de tres años fuera. Me reincorporo al equipo docente de la Escuela Superior de Arte Dramático en la que ya trabajaba antes de venir a Buenos Aires, hay varios proyectos teatrales a los que aún hay que darles forma y hay una clara voluntad de dar espacio al cine y a la televisión.

8) ¿Volverás cuando las nieves del tiempo blanqueen tu sien?

–No, para nada. Buenos Aires me recibió con los brazos abiertos y la verdad es que me he sentido muy bien aquí, profesional y personalmente hablando. Y si bien ya cuento que parece que este próximo año se me plantea en Barcelona, no descarto la posibilidad de venir en proyectos puntuales o de instalarme de nuevo aquí más adelante. Mi sueño sería el de poder tener un poco un pie en cada lado.

9) ¿Cómo te ves o qué te ves haciendo de acá a 10 años?

–La verdad es que no tengo ni idea. No acostumbro a fantasear con ese tipo de cuestiones, me gusta (o por lo menos intento) vivir intensamente cada instante e ir definiendo en qué me siento cómoda, por lo que realmente nunca me visualizo a futuro.

10) Estudiaste música, canto clásico, danza, doblaje; sos licenciada en Filosofía y te dedicás al entrenamiento actoral... ¿te cuesta decidirte o te gusta el picoteo?

–Ya me he decidido por el teatro y la actuación. Es algo que siento realmente como muy propio y en lo que me siento muy realizada. Pero quiero pensar también que la vida tiene por traerme aún muchas sorpresas y ya me siento feliz con esperar con los brazos abiertos a que eso ocurra. ¿De eso se tratará el picoteo? ¤

* Mireia Gubianas es actriz. Nació en Sabadell (Barcelona), se graduó por el Conservatorio Superior de Música en Barcelona y es licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Barcelona. En la Argentina, su protagónico junto al Puma Goity en Gorda fue pasión de multitudes y le valió el ACE por su interpretación. Regresó a Buenos Aires para participar del ciclo de Lecturas Dramatizadas que organiza el Centro Cultural de España en Buenos Aires, y estudiar proyectos teatrales y televisivos para realizar este año en nuestro país.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Marcelo Zappoli
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.