las12

Viernes, 8 de julio de 2011

MONDO FISHION

Chalayan celebrado en partida triple

 Por Victoria Lescano

Así como Dior pasó a la historia de la moda por su silueta new look y Balenciaga por los abrigos dramáticos y los cortes calificados de “milagrosos”, la moda del siglo XXI tiene entre sus diseñadores revolucionarios al creador chipriota Hussein Chalayan, quien modificó siluetas, discursos, usos y costumbres en las pasarelas. Piensen en el “traje aeroplano”, sus investigaciones con vestidos asimétricos, de apariencia simple pero con un arsenal de artilugios emparentados con la tecnología.

O que en lugar de ensayar prédicas sobre el bies a la usanza de Vionnet él focalizó en investigar acerca de las variables espaciofuerza de gravedad. Allí hubo un control remoto que provocó que una falda evasé y la modelo que lo portaban simularan los movimientos de las hélices de un avión. Fue en “Exposing meaning in fashion trough presentation”, una muestra fabulosa celebrada hace una década y en un galpón de Brooklyn, cuando avisté por primera vez el traje aeroplano rodeado de otros experimentos que marcaron un nuevo abordaje sobre la moda: los trajes pintados con bacterias por el belga Martin Margiela y que aguardaban que sus tonalidades mutasen hasta el colmo de la putrefacción.

Desde que en 1993 Chalayan (nacido en 1970 en Chipre y radicado en Londres durante la infancia), se graduó en la Saint Martin’school of Art con una tesis cimentada en la exhumación de su colección de vestidos empaquetados con metal que llegó a enterrar en el patiecito de su hogar (en un gesto que me recordó a cuando Paco Jamandreu usó el modismo en su casaquinta pero para poner a salvo la colección de trajes de Eva Perón).

Bautizada “La tangente fluye” los trajes de su iniciación fueron un furor de ventas en la tienda Brown’s, acto seguido de su presentación At the London Fashion Week.

O la colección de invierno 2000 referida a la migración y a historias rescatadas entre sus familiares propuso otra lectura sobre la vestimenta o desde un simulacro de living níveo a la usanza minimalista, pero con una puesta lounge se pasearon las modelos con sus vestidos con jabots, los pétalos de tules en tonos pastel. El clímax fue el instante en que las modelos sumaron a sus visos las fundas de los sillones de la locación y se enfatizó cuando una mesa de café de la mejor madera de raíz mutó en falda evasé con tablas drapeadas cual piezas de ebanistería. A un costado, un coro entonaba viejas canciones turcas.

A modo de celebración de los primeros diez años de su labor, Hussein Chalayan fue celebrado por partida triple: por un lado, en París, transcurrió la apertura de una expo en el Museo de Artes Decorativas, que se extenderá hasta noviembre y que cual Salón de Artes Visuales Avant Garde reúne todas sus instalaciones, videos y fotos; por otro lado, el lanzamiento de un libro que reúne todas sus obras, publicado por el elegante sello Rizzoli y con textos de las expertas en moda Judith Clark, Susannah Frankel, Emily King, Rebecca Lowthorpe y Sarah Mower. La portada es oscurísima, casi apocalíptica y rescata instantes de una colección de modelos ataviadas en negro, irrumpiendo en la colección Afterwords.

El triángulo celebratorio de los primeros diez años de Chalayan en la moda concluye con el lanzamiento de Airborne, un perfume desarrollado en colaboración con las narices de Commes des Garçons, que tomó el nombre de la colección 2007 y reúne una extravagante receta de cítricos y de maderas.

H. Chalayan, quien ya fue celebrado en una gran expo del Design Museum londinense, sentenció sobre sus ropas desfilando nuevamente por museos: “Mientras que los desfiles son para una audiencia limitada, considero que los museos permiten a la gente ver mis prototipos y tienen una función democrática”. Y la democratización de sus prendas parece ser su nuevo desvelo conceptual para la década venidera: se anunció que su firma pasará a llamarse Chalayan, a secas, que sumará jeans, remeras y una línea de gafas.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.