las12

Viernes, 9 de septiembre de 2011

EXPERIENCIAS

Impresiones de la luz

Después de diez años de organizar una feria en que fotógrafos y fotógrafas arman sus libros artesanales para ofrecerlos como productos únicos, Julieta Escardó y Eugenia Rodeyro decidieron fundar una editorial para rescatar esas obras que quieren desafiar al tiempo. La Luminosa se convirtió así en la primera editorial de fotografía “por demanda” que piensa el formato de cada uno de sus libros según la mirada de cada autor, de cada autora.

 Por Carolina Selicki Acevedo

La fotografía según la RAE es el “Arte de fijar y reproducir por medio de reacciones químicas, en superficies convenientemente preparadas, las imágenes recogidas en el fondo de una cámara oscura”. Asimismo, el término fotografía procede del griego phos (“luz”) y grafis (“diseñar”, “escribir”) que, en conjunto, se podría resumir como “diseñar/escribir/grabar con la luz”. Y esa luz se vuelve aún más importante cuando se desprende de todo formalismo o definición y da vida a proyectos que trascienden este arte o, mejor dicho, lo resignifican. En este marco nació la editorial La Luminosa, hija pródiga de la Décima Feria de Libros de Fotos de Autor, de la mano de la fotógrafa Julieta Escardó y de la licenciada en Economía Eugenia Rodeyro. Es la primera editorial argentina de libros de fotografía con sistema de impresión por demanda, lo que permite no sólo un apoyo continuo a la publicación de cada autor sino también un marcado respeto por el medio ambiente. Así el uso de las nuevas tecnologías digitales se conjuga con el rescate del libro-objeto –numerado y firmado por su autor– a través de una novedosa editorial que llegó para ser faro en nuestro país y fuera de él.

Julieta y Eugenia forman parte de los cimientos del Espacio Ecléctico (EE), centro cultural en el barrio de San Telmo, que nació en julio de 2001 –año imborrable si los hay– con el ideal de “disponer de un ámbito libre de condicionamientos ajenos al arte, que propiciara la producción y divulgación del hecho creativo”. Una proveniente de la fotografía y la otra ligada a la economía pero también a la producción y a la gestión cultural. Allí se conocieron e integraron la coordinación del lugar por muchos años. Eugenia fue convocada por Julieta para la producción ejecutiva de la primera Feria de Libros de Fotos de Autor: “Ella es mi mentora en el ambiente fotográfico y hoy buscamos que lo construido y recorrido no quede sólo en la Feria”, remarca sonriente y agrega: “Siempre creímos que la Feria no podía dar otro hijo que una editorial de libros de fotos”.

LUZ, LUZ, LUZ...

Aquella madre de la editorial La Luminosa, que este año se desarrolló del 5 al 21 de agosto, exige la particularidad de que el trabajo que se presenta en una edición no puede volver a presentarse en otra, con lo cual el material seleccionado e integrante de la Feria además de ser único, porque está construido por el artista pensado especialmente para este evento, permite que cada año dé cuenta sobre qué están trabajando los fotógrafos del país o artistas de países vecinos. “Nos surgió la necesidad de rescatar esos trabajos, porque sucede que luego de una muestra tradicional el autor se lleva la obra a su casa y luego es muy difícil de rastrear. Salvo que aparezca alguien interesado en publicar dicha obra. También sabemos que no suele ser accesible publicar un libro de fotos, a comparación de un libro de texto. Surge así la editorial a la que llamamos La Luminosa, con el primer sistema de publicación por demanda. Intentamos de este modo ‘poner luz’, sacar las fotos de un cajón –en el rol de editoras y porque amamos el objeto libro– que de otra manera no se pondrían en circulación”, señala Eugenia. Se trata de pequeñas ediciones –de 80 a 100 ejemplares–, seriadas y firmadas por el autor. “Aprovechamos la tecnología del momento que nos permite hacer esto a través del offset (impresión) digital, alcanzando los cánones del offset tradicional. Y cuando se agotan podemos reeditar pequeñas ediciones sucesivas. Esto nos posibilita una relación amena con el autor. Los trabajos escogidos pasan por nuestro tamiz y el autor paga el canon, luego recupera con la primera publicación casi la mitad de lo que invirtió y en las sucesivas ediciones continúa haciéndolo. Esta es una de las bases de la difusión, además de la promoción en nuestra página web. Desde ahí pueden comprar los libros y retirarlos acá –en el EE–, aunque contamos con servicio a domicilio para quienes no viven en Capital”, puntualiza una de sus mentoras.

La Luminosa es un proyecto que piensa en la difusión del trabajo de cada artista, aunque en un marco colectivo. Desde este rasgo distintivo se publican de a cuatro autores, a los cuales se presenta en conjunto en un evento especialmente organizado para ello, aportando una “sinergia diferente”. Una vez agotados los libros, se vuelven a relanzar. “No pensamos en la idea del trabajo como colección, sino que cada trabajo es una propuesta única”, advierte Julieta, y aclara que se detienen mucho en buscar el tamaño y papel adecuado para cada publicación. Otro detalle no menor es que no exigen límite de hojas –un lujo que se permiten–. Ante cada material que se les acerque analizarán cuál puede ser publicado mediante este soporte, aunque “todo se puede hacer... hasta el libro de artista más ‘raro’ en la medida de sus finalidades”.

UN LUGAR DE PERTENENCIA

La feria se ha convertido a lo largo de estos 10 años en lugar de referencia y pertenencia de cientos de fotógrafos. Paso obligado de amateurs y artistas consagrados, de un público diverso en edades y contento de poder disfrutar de ver y tener en sus manos “objetos preciosos” que han sabido captar la esencia del instante, una historia, dar vida al relato detrás de la imagen. “Es llamativo que un proyecto independiente crezca y se mantenga durante 10 años sostenido en la voluntad colectiva. Podríamos seguir locas por los libros, pero si no hubiese 300 fotógrafos que producen para la feria y 100 bibliotecarios que se ofrecen voluntariamente como mediadores entre el público y las obras, esto no sería posible. Así como la feria es un lugar de pertenencia, buscamos lo mismo con la editorial. Con el mismo espíritu, juntarse para poder publicar o vender los libros”, celebra Julieta Escardó y acota: “Esto le va a dar proyección. Mantener vigente la vida del objeto-libro por un lado parece un gesto de resistencia ante el auge de los e-books, pero en realidad intenta recuperar el fetiche del objeto, firmado, numerado, con cuidada producción y es un proyecto literario que se sostiene en las nuevas tecnologías, como Internet y las redes sociales, anclados en las últimas herramientas tecnológicas”.

LAS PRIMERAS PUBLICACIONES

En el marco de la Feria, se otorga el premio Felifa DOT –junto a la gráfica DOT–, donde todos los años los interesados pueden presentar su libro en formato PDF, y se elige un proyecto al que se lo distingue con la publicación de 200 ejemplares de su título. Este año la obra ganadora fue Salud, de Eduardo Carrera, que contó con el gran privilegio de ser parte de las primeras publicaciones de la editorial naciente. En 2003 unas hojas sueltas con notas a máquina y fotos pegadas se convirtieron en un ejemplar con espiral de alambre, que anduvo de mano en mano durante años. Para este libro se reeditaron esas páginas, a las que se les agregaron fotografías dejadas en un desván por “el Conde” –tío del autor– poco antes de su muerte en 1996. En uno de los fragmentos se puede leer: “Su vida como una parábola que nada podía desviar, ése era el nervio de la historia que parecía contarle a la posteridad, o al menos a nadie en particular (...)”.

Además, recibieron mención especial las siguientes obras, con una tirada inicial de 80 ejemplares: Imágenes de la memoria, de Gerardo Dell’Oro –inigualable reconstrucción de la historia de Patricia, hermana del autor desaparecida en la última dictadura militar y de su hija Mariana quien sólo pudo conocer a sus padres mediante fotos–; Violeta, de Martín Estol –seguimiento fotográfico del crecimiento de su hija “como un modo de amarla”–; Adentro, de Inés Tanoira –con fotos tomadas durante el desarme del departamento que supo habitar hasta su muerte la abuela de la autora– y Viaje conurbano, de Emiliana Miguelez. Como un gran voto de confianza al proyecto, Julieta Escardó sumó la publicación de un libro de fotos propio titulado Perras lunas.

CRECIENDO

Centradas en continuar la ligazón con las obras que pasaron por la feria, estas emprendedoras mujeres están produciendo un libro que registrará los 10 años de la misma y para el cual convocarán los 20 mejores libros de cada año, ardua tarea, ya que “muchos capaz hayan regalado, expuesto o vendido sus libros, y a esto se suma la dificultad de que en nuestro país no hay ningún sistema que registre los libros-objeto, pero por esa razón es que queremos poner en circulación todos estos trabajos”, resaltan ambas.

“Estos 10 años se podrían sintetizar en una era, en una forma de producir libros. Y pensamos que un libro de artista puede ser pensado como único libro sin embargo; hasta acá no había posibilidades más allá de la versión del ejemplar original o en una publicación independiente de 1000 o 2000 ejemplares. Pero ahora se abre una nueva etapa, dando valor a aquellas obras emblemáticas que pasaron por la feria y ese libro dentro de 10 años capaz se cuenta, ya de todos los libros se publicarán desde la editorial y de los sistemas de impresión venideros”, aclara Julieta y finaliza: “Celebrar los 10 años es una gran devolución de todo lo recibido por los autores y por el público. Muchos de ellos nos agradecen haber tenido lugar para su primera publicación o que los conocieran otros editores e incluso llevar su material a una feria fuera del país. Sebastián Friedman, por ejemplo, fue premiado con una suma importante en la Feria Internacional del Libro de Artista Fotoseptiembre 2009 en México en la categoría de Libro Objeto, y Diego Levy por su libro Choques ganó la publicación en dicha feria.

Ellas no paran y su “capricho” por la fotografía y su difusión tampoco. En octubre participarán de la Bienal de Fotografía de Córdoba y en marzo del año que viene están invitadas a otro evento en Perú.

* Los interesados en publicar su libro fotográfico pueden consultar en Espacio Ecléctico, Humberto Primo 730. Tel 43071966 o vía mail a [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.