las12

Viernes, 23 de diciembre de 2011

RESISTENCIAS

Demoliendo muros

Una organización de mujeres que cumplen condenas penales o que recientemente recuperaron su libertad pone en venta la producción en talleres para apropiarse a su manera del rito de los regalos de Navidad.

 Por Luciana Peker

“Estoy contenta de que la gente de afuera vea que una hace algo más que dormir y esperar que el tiempo pase”, dice una presa en el documental Tantas manos –exhibido este año en el Malba– en donde la banda de rock Las pastillas del abuelo relata su experiencia de realizar el arte de tapa de su último disco, Versiones, con la serigrafía de las mujeres que componen el grupo Yo no fui. Mientras cumplen condena, estas mujeres hacen algo más que dormir y esperar y la Navidad se parece nada a la de los shoppings. En las cárceles –ese lugar donde la ausencia cobra la mayor de las presencias– la soledad hace mella. Ellas lo saben. Y también saben lo difícil que es salir del círculo de la reincidencia. En el caso de Yo no fui buscan, a través de distintas técnicas, crear objetos que las puedan ayudar a encontrar una salida laboral que les devuelva la verdadera libertad. No sólo la de estar afuera, sino, también, la de sentirse incluidas.

Mientras ellas hacen metáfora su presunción de inocencia, las consumidoras o las buscadoras de ese jaboncito/libreta/remera que se regala indefectiblemente a la tía o a la psicóloga, a la amiga o al novio tienen la posibilidad de no esconder sus regalos como despilfarro o de ostentar las bolsas de marcas y decir yo sí fui. ¿A dónde? Al mercado comunitario donde las chicas venden sus productos, todos los viernes de diciembre, y muy especialmente el 23 antes de la Nochebuena, de 14 a 20, con regalos navideños para todos/as, en Bonpland 1660, entre Honduras y Gorriti (Palermo).

En este espacio se muestra todo lo que producen en la cárcel de Ezeiza en los talleres de artes y oficios (más los objetos de otros grupos y productores independientes que comparten el espacio) como serigrafía, encuadernación y diseño textil. Todo eso que se libera dentro de las rejas, sale por la rendija de la economía social y se expande de mano en mano cuando puede generar nuevas oportunidades laborales y de autoestima para las mujeres sin libertad o con libertad recién estrenada que ofrendan sus producciones.

También se venden los ejemplares del libro de poemas Obligado tictac, de Liliana Cabrera –participante del Taller de Poesía que la organización desarrolla en la Unidad 31 de Ezeiza–, y cámaras estenopeicas realizadas a partir de la experiencia del taller de Fotografía Luz en la piel en la sede del Servicio Penitenciario Federal. Además, se exhiben muestras de fotos y estampas de las alumnas que asisten a los cursos de formación de artes y oficios tanto dentro como fuera de la cárcel.

Yo no fui comenzó en el año 2002 como un taller de poesía que se convirtió en motor para que salir del penal signifique no volver. “Allí se generó la reflexión y el conocimiento acerca de la situación de las mujeres privadas de libertad y se advirtió la necesidad de que el trabajo realizado dentro de los penales tuviese continuidad afuera, dando apoyo y acompañamiento en el proceso de inclusión social que cada mujer debe emprender al recuperar su libertad, con poco o nulo acompañamiento de las políticas públicas estatales”, relatan. Ahora es una Asociación Civil y Cultural sin fines de lucro que trabaja en proyectos artísticos y productivos en los penales de mujeres de Ezeiza y con las mujeres que salen en libertad. Busca promover una comunicación libre de discriminación dando oportunidad de un diálogo más fluido y una mayor aceptación de las diferencias y de las distintas circunstancias de cada ser humano. En ese tránsito entre la vida dentro y fuera de los muros generaron un proyecto colectivo que activó espacios de creación artística y capacitación en oficios. Pero sin la única idea de producir y subsistir, sino desde una concepción crítica hacia las relaciones de poder y desigualdad estructural existentes y en la búsqueda de la transformación social y la creación de nuevas formas de vinculación y construcción solidaria. ¤

Feria Yo no fui: Bonpland 1660 (Asamblea de Palermo) / Tel.: 48563421 / [email protected] / www.proyectoyonofui.blogspot.com / www.yonofui.org.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.