las12

Viernes, 27 de abril de 2012

Cuidado con la pintura

El artista e ilustrador Santiago Caruso no llegó a los 30 años y ya acumula una hoja de ruta de lo más nutrida: portadas en la revista Caras y Caretas, ilustraciones para Nightshade Books, Random House Mondadori, Planeta o Páginas de Espuma; arte de tapas para discos de bandas europeas, Canadá y Estados Unidos, exposiciones varias. Pero es con Libros del Zorro Rojo –editorial independiente hecha por argentinos en Barcelona– que su pincel alcanza a Pizarnik. En su versión ilustrada del festejado texto maldito La condesa sangrienta –donde AP retoma la historia que hiciese famosa la francesa Valentine Penrose–, Caruso pone negro sobre rojo para una glosa brutal que, ilustrada, llegó a las librerías porteñas el año pasado.

“El ensayo sobre Báthory ya había pasado por mis manos en la adolescencia, dejándome fuertemente impresionado”, recuerda Santiago, que exhibirá 24 esgrafiados de la serie en el marco conmemorativo del Museo Larreta. Y, como bonus, ofrecerá “El eco de mis muertes”, nueve acuarelas sobre la obra poética de la autora, realizadas especialmente para la ocasión.

¿Te generó cierto vértigo entregarte a la tarea de ser la primera persona encargada de ilustrar un texto como La condesa sangrienta, que ya pertenece a una tradición de culto?

–Sí, pero no tanto por ser una obra de culto, sino por la brutalidad de lo cruento, la frontalidad de la tortura y el alto y sutil vuelo poético de Pizarnik. Es un texto difícil de encarar en lo visual, por el peligro de caer en el gore. Traté de desentenderme del sadismo explícito y concentrarme en el discurso metafórico sobre la belleza, lo animal en el ser humano, la locura de buscar el dominio de los poderes de la muerte. Me propuse construir un retrato de la locura y el poder absoluto.

¿Cuáles dirías que son las influencias visuales que han marcado esta obra cargada de rojos y negros?

–El surrealismo y el simbolismo de fines de siglo XIX son el motor en mi estética, que se acopla bien a interpretar visualmente un tema o un concepto o un texto. Lo onírico, que aúna estas dos vertientes artísticas, me sirvió para configurar ese mundo interno de la condesa y ese afán de trasmutar la sangre en tiempo, la muerte en vida.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.