las12

Viernes, 7 de junio de 2013

Los (no) colores de la dictadura

La artista Gachi Hasper presenta Nudo en la autopista, una intervención urbana realizada sobre las columnas grises y deslucidas de la autopista 9 de Julio, construcción insignia de la última dictadura.

 Por Cristina Civale

La artista Gachi Hasper es conocida por sus óleos abstractos, pero ahora decidió incursionar en otro trabajo, muy caro a ella, pero menos divulgado. “Nudo en la autopista empezó en 2000 –cuenta a Las 12 entre el bullicio de la inauguración de esta nueva apuesta artística–. Me interesaba marcar ciertos puntos de la ciudad con colores y luego fotografiarlos.” Casi una adelantada al Google Earth que, con menos brillos y luz, muestra imágenes satelitales de la zona donde el usuario marca su búsqueda de coordenadas.

La intervención en la 9 de Julio aparece documentada en la muestra de principio a fin, siendo el objetivo final una imagen satelital donde se aprecian los puntos intervenidos con los colores creados para tal fin. En ella, también, podemos conocer el boceto de lo que luego se convertiría en la fotografía de gran tamaño, casi un calco de lo que la imaginación de Hasper urdió. Son de la partida de esta muestra-documento fotografías seriadas de mediano tamaño tomadas en las zonas de las intervenciones donde se aprecian los colores que Hasper crea tanto para sus pinturas como para esta particular intervención. Así también en la muestra se despliega la paleta creada por la artista tanto en su versión digital –los colores ideales– como en su versión real –los colores posibles–, increíblemente logrados y unidos a tal punto que no se perciben diferencias entre lo soñado y conseguido.

El proyecto Nudo de autopista interviene las casi 100 columnas del nudo de vías rápidas de la autopista que se ubica en el cruce de la avenida 9 de Julio y la avenida San Juan, en el barrio de Constitución. Su propuesta consiste en cambiar el color de las columnas grises de hormigón identificando los diferentes colores con los sentidos del tráfico de los vehículos. “Cuando hay mucho color hay más para elaborar, es más difícil de tragar, es molesto... La pintura con mucho color es más incómoda y me gusta que el ojo no pare. Mucho color cansa, abruma. Además, el color está desvalorizado. A mí me gusta ir por el lado de lo no valorado, ir por el costado no transitado. Me gusta tomar otra ruta”, sostiene.

Hasper cuenta los antecedentes de esta obra dentro de su corpus de obra: “Los proyectos utópicos de land art en fotografías de Buenos Aires (las imágenes satelitales son documentación militar y turística) son dibujos sobreimpresos al dibujo de una arquitectura y están basados en paisajes y materiales dados. Geografía (2001) me ha permitido la aproximación de la mirada desde el punto de vista de la cuadrícula de Buenos Aires, según Le Corbusier, una de las ciudades más bellas del mundo. Los registros fotográficos de los Carteles de Bailanta (1996-2005) de posters publicitarios en la vía pública de Buenos Aires constituyen una obra de recolección. Digo que la acumulación guarda una relación y esa relación pretende ser el tapizado completo de dicha tipología. Mi obra ha sido interpretada por varios escritores, aun así creo que yo misma le debo muchos escritos en la medida en que la obra se encuentra en desarrollo”.

Las intervenciones urbanas de Hasper en espacios degradados de la ciudad son una reflexión sobre el espacio marginal no como denuncia, sino como revitalización e integración al flujo metropolitano.

Concluyen Pablo Pschepiurca y Graciela Silvestrien en el texto que acompaña la muestra: “No menos importante es el significado cultural de este nudo. Difícilmente lo catalogaríamos como lugar, porque carece de todas las propiedades que lo identificarían como tal. Pero no carece de sentido: las autopistas urbanas, propuestas por los planes urbanos de los ’60, fueron construidas en su estructura de base durante la dictadura militar. Tal vez pocos habitantes hoy recuerden este episodio: para aquellos que nos preocupamos por las marcas en la ciudad, la autopista encarna un signo unívoco. Con esta intervención se marca uno de los caminos posibles para que deje de serlo”.l

Mamba: Av. San Juan 350, CABA.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.