las12

Viernes, 2 de agosto de 2013

ESCENAS

Mujeres en pugna

Opera prima de la dramaturga, directora y guionista Julieta Ledesma, La flor de Irupé desgrana los conflictos de un universo femenino atrapado entre la espada y la pared de un pueblo intolerante.

 Por Sonia Jaroslavsky

La flor de Irupé transcurre en un pequeño pueblo en las fértiles regiones del Alto Paraná. En el living comedor de la casa de Rosita, donde funciona una peluquería y una radio de transmisión local. Su programa Feminista-Peronista está por cumplir las cien emisiones. Marga llega a la peluquería con la intención de quedarse durante el programa centenario y apoderarse del micrófono para difamar a Irupé, una mujer de origen guaraní, que ha conseguido un puesto estatal con planta permanente. Lolito, el hijo vividor de Rosita, se complota con Marga para intentar sacar a su madre de la radio en el momento de la emisión del programa. Pero Marga se hará pasar por Rosita para poder llegar a la audiencia y lograr su objetivo. La radio se vuelve un sistema de difamación que hace sublevar a todo el pueblo: las vecinas se revolucionan pidiendo la muerte de Irupé.

El personaje de Irupé es la gran protagonista ausente que se convierte en una verdadera mártir de este pueblo. Al respecto la dramaturga y directora Julieta Ledesma expresa que lo que trató de abordar en este espectáculo fueron “las diferentes situaciones es que los personajes queden atrapados entre la espada y la pared. Y que al tomar sus decisiones accionen de la manera menos esperada”.

El texto de la obra surgió en las aulas de la Maestría en Dramaturgia del IUNA, donde Ledesma cursaba una materia que dictaba la dramaturga Susana Torres Molina. La docente propuso para desarrollar un trabajo el tema “del peronismo”. “Mis compañeros y yo entramos en pánico –cuenta Ledesma–: escribir sobre el peronismo nos generaba un verdadero desafío. Sentía el miedo de caer en clichés o ser políticamente correcta, cosas que podían atentar contra la dramaturgia. Empecé preguntando a mis familiares más cercanos y gente conocida si sabían o habían vivido alguna anécdota con Eva Perón o sobre el peronismo, de sus respuestas surgieron imágenes y pasiones que me llevaron a universos más íntimos que luego se impregnarían en la escritura.” Así fue como Ledesma se puso a investigar tomando libros como La razón de mi vida de Eva Perón o el trabajo de José Pablo Feinmann sobre el peronismo. “También en Internet –dice Julieta– encontré perlitas que me ayudaron a armar todo el universo, especialmente el blog de una radio donde escribían varios oyentes en los cuales se percibía claramente la confusión sobre la multiplicidad de peronismos que conviven en la actualidad. A partir de esos comentarios comencé a encontrar la verdadera problemática de la obra y de los personajes.”

Con un elenco integrado por Marisa Aguiera, Santiago Fraccarolli y Fernanda Penas, el espectáculo se podría inclinar hacia lo tragicómico. Las experiencias por las que atraviesan los personajes son cómicas, pero lo que está pasando es trágico y con un tono exacerbado. En la obra sucede que todas las mujeres del pueblo se alzan en venganza contra Irupé, por acceder al puesto estatal. “El chusmerío afirma –sigue Ledesma– que Irupé seguro se terminó acostando con tal o cual, o que se sometió a asuntos indecorosos para lograr su puesto laboral. Hay un verdadero espíritu machista en ellas. Es difícil para estas mujeres aceptar que otra mujer logre obtener un cargo público por su capacidad e inteligencia. El punto de vista de la obra que escribí para teatro es claramente el de una mujer. Los conflictos que se abordan operan sobre universos femeninos. En otros textos que he escrito para teatro y que aún no llevé al escenario, muchas veces los personajes masculinos están ausentes o fuera de campo, y aparecen en la escena a partir de los relatos de las protagonistas femeninas. Ellas son las que construyen las imágenes de esos hombres. Las mujeres de mis obras están en pugna, desesperadas; sus historias dejan ver sus miedos, sus debilidades, sus contradicciones, sus logros y sus fracasos.”

La flor de Irupé. Domingos, 19.30. Teatro Camarín de las Musas.
Mario Bravo 960. Reservas: 4862-0655. www.elcamarindelasmusas.com
$70 y $50 a jubilados y estudiantes.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.